miércoles, octubre 21, 2015

“NIETZSCHE: EL SUPERHOMBRE Y LA VOLUNTAD DE PODER”, TONI LLÁCER.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’S GARDEN WEBZINE (2004 - 2005) y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por:   EDITORIAL BATISCAFO, S.L.
Edición:  2015
Páginas:  146

“El mundo nietzscheano de la voluntad de poder tiene dos características fundamentales: la inestabilidad y la interdependencia.”

En los dos últimos siglos, Occidente ha experimentado la mayor y más profunda transformación social jamás conocida en toda su historia, pasando en estos últimos doscientos años de una sociedad tradicional a una moderna y, actualmente, de una moderna a otra posmoderna en este siglo XXI. Unos cambios radicales en la forma de pensar y en la visión del individuo respecto al mundo en el que vive que ha transformando completamente su perspectiva existencial, y cuyo trasfondo, los grandes genios de la filosofía nacidos durante este periodo de tiempo han tratado de analizar y explicar. Entre esos grandes maestros, la incombustible figura de Friedrich Nietzsche (1844 - 1900) sigue brillando intensamente gracias a la esencia fundamental de su sabiduría,  permaneciendo aún vigente bajo su sombra intelectual donde perduran bien latentes el desvelo y el saber inteligentemente oculto. Uno puede entender que si este gran maestro estuvo viviendo en una sociedad europea tradicional en tránsito acelerado hacia una moderna, su fértil talento pudiera adelantarse a su tiempo previendo cómo sería el mundo y la visión del individuo dentro de la futura sociedad moderna. Pero, tras llevar décadas estudiando y analizando la magna obra filosófica de este gran maestro poseedor de una mirada profunda fue mucho más allá, Nietzsche nunca ha dejado de sorprenderme, convirtiendo la lectura de sus obras en toda una experiencia mental. De por sí, ya en la época en la que publiqué la Revista Cultural ATIS&NYD (1999 – 2002), no fue una casualidad que en la cabecera de su primera página, donde se publicaba el editorial de cada una de sus ediciones, ésta estuviera presidida por las sabias y emblemáticas palabras de Friedrich Nietzsche tras haber sido elegidas personalmente como lema de la revista donde dejara establecida de forma clara y precisa la esencia principal del espíritu cultural mostrado en sus páginas. Regresando a tiempos más recientes, y dando continuidad a mis análisis sobre la colosal y reveladora obra de este gran maestro, en los últimos años se han intensificado mis estudios sobre sus enseñanzas relacionadas directamente con la posmodernidad presente (y futura), encontrándome con datos y conceptos muy precisos donde incluso algunos de ellos ya son una realidad en la actualidad. El maestro Nietzsche continúa sorprendiéndome en cada nueva relectura de sus libros porque que ahondara en las raíces de lo tradicional (sobre todo en relación con la religión y el pensamiento cristiano, aunque fuera en un tono muy crítico), o de la creciente modernidad (anticipándose a lo que serían posteriormente los fundamentos del nacionalismo que han aparecido y siguen apareciendo en Europa, o describiendo anticipadamente cómo cambiaría la sociedad europea con su inexorable caída en el nihilismo, tras visualizar nítidamente esa profunda crisis interior en la que se sumergiría el ciudadano moderno en su vida cotidiana teñida de gris), puedes llegar a asimilarlo sin problema alguno. Pero, que Nietzsche fuera capaz de ver y analizar la posmodernidad actual y futura en el siglo XIX, se ha convertido en los últimos años en uno de los ejes intelectuales de mis estudios que me está apasionando cada vez más por las reveladoras enseñanzas que uno va descubriendo pacientemente, analizándolas y asimilándolas como parte de mi estudio global de la sociedad posmoderna en la que estamos viviendo.


“Detrás de los ideales morales suele esconderse una historia baja e inconfesable, protagonizada por la violencia, la mentira, la calumnia y la injusticia.”

Dentro de este estudio que estoy realizando, el libro “Nietzsche: El Superhombre y la Voluntad de Poder” se ha convertido en una de las ediciones literarias más recientes que me haya impresionado por su calidad, sorprendiéndome con la puntual mención en sus páginas de ese trasfondo posmoderno contenido en las enseñanzas filosóficas de este gran maestro. Publicado por la editorial Batiscafo en este año 2015, en sus interesantes páginas, los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine podrán encontrar esa fuente de información tan necesaria para poder comprender sus fundamentos filosóficos de forma precisa y clara. Un extraordinario libro que les invitará posteriormente a la lectura de sus principales obras tras haberse informado en estas páginas tanto de su biografía, como de su trasfondo filosófico e intelectual magníficamente explicado por su autor a través de un estilo narrativo de lo más didáctico. La biografía de Nietzsche siempre se presenta interesante y cautivadora pero, a nivel personal, son sus raíces conceptuales los que me apasionan por su vigencia en la actualidad (y en un futuro más o menos cercano). Una inmersión en sus avanzados pensamientos a través de los cuales los lectores podrán comprender, por ejemplo, por qué Nietzsche rechazó la base ideológica que fundamentó el Idealismo Alemán (Kant, Fichte, Schelling, Hegel...), qué influencia llegó a tener el legado cultural de otro gran maestro como Schopenhauer (1788 - 1860) en su formación intelectual y filosófica, o cómo se desarrolló su excelente relación inicial con el grandioso compositor musical y poeta Richard Wagner (1813 - 1883), que luego se acabaría enturbiando. Y es que prácticamente desde el inicio de su éxito como filósofo y escritor de ensayos, Nietzsche siempre se vio envuelto en la polémica. No dudó nunca en mostrar su atracción por la metafísica y por las religiones orientales, sobre todo en relación al hinduismo y al taoísmo; insistió en su visión crítica sobre algunos filósofos griegos clásicos cuyas ideas aún permanecen hoy día latentes en la decadente sociedad moderna europea; no dejó de ahondar en su crítica absoluta a la moral cristiana tradicional, ni tampoco a la metafísica al considerarla como el último anclaje del ético sistema intelectual moralmente decadente. Tampoco evitó en sus obras la crítica al Racionalismo, a la Ilustración, a la Ciencia, a la Modernidad y al Progreso, que también son abordados por Nietzsche en su disección social e intelectual, llevándonos incluso hasta la posmodernidad actual en una época donde el futuro que se vislumbraba era solamente moderno en esta era decimonónica. Y sobre ese futuro moderno que tanto fascinaba a la sociedad de su época, Nietzsche ya avisaba sobre los peligros que ocasionaría esa modernidad, sobre todo en relación al nihilismo que trae consigo, no dudó un segundo en rechazar esa modernidad que conducía al individuo a un callejón racional sin salida. En definitiva, este libro es un irresistible viaje por la evolución conceptual que experimentaría a lo largo de cada una de sus obras hasta culminar en la apoteósica “Así habló Zaratustra” (1883), convirtiéndose finalmente el uso que hacía de los aforismos en su inconfundible estilo literario.

“El superhombre no necesita culpar ni perdonar a nadie porque, al igual que un niño, posee la capacidad de olvidar.”

Es indiscutible la fervorosa pasión que Nietzsche mostró por lo apolíneo y lo dionisiaco como fundamentos esenciales de su mensaje filosófico, indisolublemente unido a la Grecia Arcaica y Clásica que tanto admiraba. Pero este gran maestro también abordó profundamente algunas interesantes temáticas, como los principios que dieron solidez al Romanticismo decimonónico, encontrando incluso algunos pilares que le servirían para dar una sólida base a su concepto de superhombre que tantas interpretaciones ha tenido en el siglo XX en manos de los nacionalismos, o de las corrientes políticas situadas a ambos lados del arco ideológico, quedando este superhombre magníficamente explicado en este libro tras haber sido eliminadas interpretaciones xenófobas, clasistas,… con las cuales se ha ido enturbiando en el siglo XX el concepto original de superhombre inequívocamente descrito por Nietzsche en su obra “Así habló Zaratustra”. Además, en este libro también podrán conocer por qué este gran maestro situó a los místicos por encima de filósofos y metafísicos en relación a la visión trascendente de la vida y de la existencia, encontrando en esta temática uno de los mensajes más reveladores y serios entre los analizados por Nietzsche durante su periodo de máxima madurez intelectual, ofreciéndonos ideas y fundamentos que resultan claves para poder entender este contrapeso existente dentro del mundo posmoderno. En las siguientes páginas de este ensayo, a continuación podrán adentrarse en su mítica doctrina del eterno retorno que tantas controversias ha generado desde entonces hasta nuestros días, y con la cual no me identifico plenamente ya que observo muy nítidamente en su primigenia base conceptual algunos principios cristianos del protestantismo que están íntimamente relacionados con el determinismo, siendo la presencia del amor fati (amor al destino) y de la inocencia del devenir (recomiendo a nuestros bibliófilos lectores el magnífico libro “LA INOCENCIA DEL DEVENIR -LA VIDA DE FRIEDRICH NIETZSCHE-”, ya reseñado en Lux Atenea Webzine ) los que les lleven directamente al superhombre realizando su trascendental ruptura del destino circular y cíclico como inicio de su verdadero nacimiento. Finalmente, en el atrayente capítulo “La Máscara del Anticristo” (nada que ver con ese Anticristo maligno que protagoniza el Apocalipsis cristiano), la clausura de este extraordinario libro estará basada en la explicación del concepto de voluntad de poder donde realmente se acaban fusionando el cuerpo y el alma en un Todo, al igual que la visión intelectual que Nietzsche tuvo sobre el Yo y la Consciencia, y sobre la relación existente entre la palabra y el pensamiento, convirtiéndose en precursor de Freud y de la psicología cognitiva. Existen puntuales conceptos sobre la Consciencia que considero ya superados actualmente, pero si analizamos el cómputo global de sus pensamientos, las ideas avanzadas de este maestro adelantado a su tiempo siguen estando plenamente vigentes en esta segunda década del siglo XXI, sobre todo en relación al vitalismo trágico, al perspectivismo, a la genealogía, al relativismo, y a la amoralidad que están latiendo con fuerza en la sociedad posmoderna actual. “Nietzsche: El Superhombre y la Voluntad de Poder”, un ensayo de imprescindible presencia en la colección literaria privada de un bibliófilo amante de la Filosofía y del Pensamiento. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“He llegado demasiado pronto, aún no es mi tiempo.” (Friedrich Nietzsche)

Otras reseñas recomendadas:

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.970

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

No hay comentarios: