jueves, mayo 14, 2015

“LA HEREJÍA CÁTARA”, JESÚS ÁVILA GRANADOS.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’S GARDEN WEBZINE (2004 - 2005) y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por:   EDITORIAL AMÉRICA IBÉRICA, S.A.
ISBN:  84-940295-4-7
Edición:  2012
Páginas:  176

“Los bogomilos detestaban la utilización de la cruz, considerada como un símbolo del Diablo.”

Los bogomilos, conocidos como cátaros en Europa Occidental, surgen en Macedonia en el siglo X. Seguidores de una corriente religiosa cristiana basada en el dualismo religioso promulgado por el profeta Zoroastro (660 - 583 a.C.) en relación a la visión del mundo, con un dios del Bien y un dios del Mal enfrentados, finalmente, los bogomilos tienen que huir ante las terribles persecuciones a las que estaban sometidos por parte del imperio bizantino, por lo que en su búsqueda de un lugar donde poder establecerse, encontrarán en Occitania y en el norte de Italia el territorio perfecto para asentarse y prosperar. Durante dos siglos, la importancia del catarismo en esas ricas y cultas tierras europeas será fundamental para entender qué grado de progreso económico, cultural y espiritual se había llegado a desarrollar allí, viéndose truncada esa esplendorosa mentalidad y ese estilo de vida tan avanzado en su época tras la alianza establecida entre el rey Felipe IV de Francia y el Papa Inocencio III que pasarán a iniciar una cruzada sangrienta e inmisericorde contra los cátaros que terminará quedando en los libros de Historia como la única cruzada creada contra una población cristiana en territorio europeo. Tanto los albaneses, nombre con el que se conocían a los cátaros radicales en el Languedoc, como los concorezzanes, cátaros moderados mayoritarios en el norte de Italia, serán sometidos a sangre y fuego, pero el catarismo dejará como legado espiritual algunos nombres eternos en la memoria colectiva religiosa como endura, consolamentum, gnosis, melioramentum,… o la figura simbólica del pelícano, cuyo significado está íntimamente ligado a la figura de Cristo y a su sacrificio al ofrecer su propia sangre a sus hijos. En este ilustre libro, de la mano de uno de los mayores expertos en esta temática, los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine podrán sumergirse en una época marcada por la espiritualidad cristiana, por el nacimiento de la Inquisición, y por la cruzada inmisericorde contra la herejía promovida por las instituciones católicas en connivencia con el poder político establecido. No es la primera vez que en este medio de información cultural abordo la temática de los cátaros, al igual que el análisis de las obras escritas por el maestro Jesús Ávila Granados. Después de la atenta lectura y análisis de su mítico libro “La Mitología Cátara”, creo que ha llegado el momento de subrayar y destacar su extraordinario estudio realizado sobre el catarismo, habiendo quedando impreso en “La Herejía Cátara” con un estilo narrativo directo y didáctico que convierte lo complejo en algo sencillo de comprender.


“(año) 1255: Los cruzados conquistan la fortaleza de Quéribus; último ‘nido de águilas’ del catarismo en tierras occitanas. ”

Desde un punto de vista religioso cristiano, los cátaros anhelaban el retorno al eje espiritual que movió al cristianismo primitivo alejado completamente de lo exotérico y de lo institucional. Una visión del cristianismo que les llevó inevitablemente al enfrentamiento con el poder católico en cuanto el número de creyentes se incrementó considerablemente entre la población. Mientras el catarismo tuvo una presencia puntual o testimonial en la sociedad, la jerarquía católica no los vio como una amenaza. Pero cuando las clases más poderosas, económica y políticamente, empezaron a pasarse al lado religioso de los cátaros, éstos empezaron a preocupar muy seriamente al papado, empezando a hacer uso de todo su poder en un despliegue global de acoso y derribo constante contra los cátaros (y otras herejías) cuyo estudio ha sido profundo en estas páginas. Acabar con una corriente religiosa dominante en estos territorios, y que tenía el apoyo de la población y de sus gobernantes, no fue tarea sencilla. Analizar cómo la acción a través del poder militar llevó a la victoria al Papado, nos permite conocer cuáles fueron los brutales métodos empleados en esta cruzada contra los cátaros, destacando en su crueldad tanto las matanzas de poblaciones enteras como la rendición de castillos y fortalezas prácticamente inexpugnables. Si a ello le unimos el uso de la coacción y del miedo en la población para quienes los ayudaban y apoyaban, o cómo las torturas y las hogueras de la Inquisición crearon el clima de tensión y de sospecha constante en la ciudadanía en todo lo relacionado con los herejes, la atmósfera religiosa y militar que se respiró en esos territorios durante el tiempo que duró esta cruzada fue casi apocalíptica. En ese sentido, Jesús Ávila Granados nos presenta en este libro una información de primer nivel, estructurándolo en clave histórica con datos muy precisos sobre sus protagonistas, sobre sus motivaciones e intereses, sobre los lugares donde se desarrollaron estos sucesos,… detallando cada una de las fechas clave en esta trágica historia. Pero, personalmente, creo que lo más relevante del ocaso del catarismo en Europa viene motivado por cómo el papado logró acabar con sus bases espirituales hasta eliminar completamente esta corriente religiosa a través de su desvirtualización, cuyos efectos a posteriori han perdurado a lo largo de los siglos, motivo por el cual, los cátaros no volvieron a resurgir en Occidente desde entonces. Analizar y comprender esa guerra dentro del campo religioso cristiano resulta fundamental para conocer la auténtica realidad del catarismo en relación a sus debilidades. “La Herejía Cátara”, informarse sobre la Historia de los Cátaros de la mano de Jesús Ávila Granados es todo un privilegio literario. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Lo sagrado no es el edificio, sino el enclave sobre el que se asienta.”

Otras reseñas recomendadas:

Lux_Atman

Artículo Nº:  2.044

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

No hay comentarios: