martes, febrero 24, 2015

“EXPEDICIÓN CIENTÍFICA DE LOS HERMANOS HEULAND 1795 - 1800”, JUAN CARLOS ARIAS DIVITO.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’S GARDEN WEBZINE (2004 - 2005) y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por:   EDICIONES CULTURA HISPÁNICA DEL CENTRO IBEROAMERICANO DE COOPERACIÓN
ISBN:  84-7232-194-0
Edición:  1979
Páginas:  156

“Había una puna terrible que mataba a la gente y además sólo se podía ir en los meses de verano, a causa de la crudeza de su clima.”

El buen bibliófilo siempre acude a su biblioteca privada para buscar y releer obras literarias que le han marcado en su vida. Recientemente, con la intención de refrescar mi memoria sobre la Historia de España y sus posesiones iberoamericanas encontré en una de las estanterías esta inolvidable edición comprada en el Instituto de Cooperación Iberoamericana hace ya varias décadas, cuando acudía asiduamente a su biblioteca para encontrar información sobre las culturas precolombinas y, sobre todo, en referencia a sus cultos religiosos y sus dioses cuyo estudio me apasionaba (y me sigue apasionando actualmente). Aunque allí compré varios libros sobre esa interesante temática que cambiaron completamente mi forma de analizar y de enfocar el estudio de las religiones no cristianas a partir de entonces, también compré otras extraordinarias obras como “Expedición Científica De Los Hermanos Heuland 1795 - 1800” con una temática más relacionada con la exploración, el descubrimiento y la explotación de recursos en aquellas tierras. Un viaje literario a otro continente y a otra época cuando España poseía tierras extensas e inexploradas cuya orografía y distribución de recursos eran completamente desconocidas, motivo por el cual era necesario el incentivo de iniciativas como la descrita en estas páginas donde se entremezclan el espíritu de aventura, la cartografía de estos dominios, el análisis de rocas y tierras para analizar sus composiciones y ver si era posible una explotación rentable, el poder conocer la relevancia estratégica de ciertas regiones por sus recursos, y proceder a analizar económicamente si era posible financiar proyectos de ingeniería y de explotación que permitieran poder acceder a ellos y extraerlos. A finales del siglo XVIII, una de las expediciones más importantes que se realizaron en Iberoamérica fue dirigida por los hermanos Heuland entre los años 1795 y 1800, y este ensayo es un apasionante estudio de ese reto y de esa labor de exploración y documentación del terreno de tal relevancia que si esa misma expedición la hubieran realizado otras naciones europeas, estaría remarcada en sus libros de Historia como hecho relevante. Pero España, históricamente, siempre ha tendido a ignorar y olvidar a aquellos que la engrandecieron, ya sea por desinterés gubernamental o por abandono por parte del mundo académico, y gracias a la firme voluntad de personas dedicadas al estudio y a la investigación como Juan Carlos Arias Divito, podemos conocer y descubrir al detalle esta labor científica desarrollada en Hispanoamérica pocos años antes de que aparecieran los vientos de independencia en aquellas tierras en cuyo éxito, fue clave la invasión de España por parte del ejército francés de Napoleón como elemento fundamental de indefensión a la hora de enviar tropas para evitarlo. También es verdad que ese proceso de independencia, tarde o temprano, hubiera logrado sus objetivos sobre todo durante el periodo de descolonización europea en el siglo XX. El continente americano es rico en recursos, pero también es un territorio dominado por vastas extensiones de terreno, por impenetrables selvas, y por imponentes y majestuosas cordilleras montañosas cuya orografía sigue estando aún hoy día sin documentar. Si echamos la vista atrás y retrocedemos en el tiempo hasta finales del siglo XVIII, leyendo esta obra los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine podrán imaginarse a qué retos suponía enfrentarse cuando se iniciaban expediciones de estas características. Y ese ambiente aventurero y científico se respira en cada página de este magnífico libro.

“Cerca del embarcadero se hallaban unas cuevas naturales de piedra arenisca impregnada en salitre. Los contornos eran sumamente áridos y estériles. Se detuvieron allí tres días, en los cuales recorrieron cerros adyacentes, muy arenosos, recogiendo muestras de las rocas primitivas que los cubrían.”

En la década de los noventa del siglo XVIII, los hermanos Heuland de origen alemán, Conrado y Cristiano, toman contacto con el Real Gabinete de Historia Natural y, debido a su interés y a sus conocimientos sobre minería, ciencias naturales, geología… a mediados de esa misma década acaban organizando una expedición científica que, entre los años 1795 y 1800, les llevaría a recorrer tierras sin explorar correspondientes actualmente a países como Argentina, Chile, Bolivia y Perú. Con una orientación indiscutiblemente científica, será el detallado estudio de la orografía, de los recursos existentes en la zona, del análisis y recogida de muestras dentro del mundo animal y vegetal como también de fósiles y rocas,… los que quedarán registrados y documentados en un manuscrito oficial donde los hermanos Heuland detallaron esos descubrimientos, conservándose en la actualidad en el archivo del Jardín Botánico de Madrid. Con un apoyo absoluto por parte del Real Gabinete de Historia Natural, les fueron concedidos permisos y documentos oficiales junto a instrumentos y enseres que facilitaron a los hermanos Heuland el poder realizar esta grandiosa aventura de exploración en tierras hispanoamericanas. La calidad y el detalle de sus descubrimientos impresionan aún hoy día, siendo minuciosamente descritos y documentados a lo largo de esos cinco años. Un interés científico y una admirable labor intelectual cuya esencia ha quedado fielmente reflejada en este libro, convirtiendo la lectura de estas páginas en un momento muy especial donde se despierta el interés y la intriga por conocer qué nuevos descubrimientos se van a desvelar en la siguiente página como si pudiéramos observar con nuestros propios ojos esos mismos entornos inexplorados, como si pudiéramos analizar esa muestra recién recogida, mientras somos poseídos por el ansia de aprendizaje y estudio cuando nuestro intelecto es estimulado por el contenido cultural de este cuaderno de ruta, de esta augusta obra literaria convertida ya en privilegiado testimonio de otra época descrita por personas que amaron la Ciencia en cuerpo y alma, jugándose la vida en ello. “Expedición Científica De Los Hermanos Heuland 1795 - 1800”, el apasionante espíritu de exploración de tierras en Iberoamérica a finales del siglo XVIII. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Lo más característico y aparente de los metales extraídos y amontonados nos pareció ser una plata gris combinada con otros metales, y si contiene antimonio podrá dar azogue por la sublimación.”

Otras reseñas recomendadas:

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.986

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

No hay comentarios: