domingo, febrero 01, 2015

“BARÓN BEAN. TIRAS COMPLETAS 1916”, GEORGE HERRIMAN.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’S GARDEN WEBZINE (2004 - 2005) y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Quiero dar las gracias a la editorial REINO DE CORDELIA por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE al enviarme este promocional.

Publicado por:   REINO DE CORDELIA, S.L.
ISBN:  84-15973-30-0
Edición:  Noviembre 2014 (Primera Edición)
Páginas:  176

“Oh, qué tribulaciones traen los títulos. ¿Por qué nacería Barón?”


Abro el libro “Barón Bean. Tiras Completas 1916” para escribir esta reseña y caigo irremediablemente fascinado por este caótico mundo dibujado en viñetas donde encuentro un perfil de su protagonista principal, el Barón Bean, a veces inocente y otras pícaro, su orgullo hinchado hasta la irracionalidad, el encanto de su pequeño mayordomo Grimes, buenos pensamientos y acciones siempre truncados por los acontecimientos que suceden a su alrededor, hambre nunca saciada, un perro experto en echarse los muslos de pollo a la boca, al cazador de montaña Jacques, los problemas del Barón Bean con las aves, el chino Ping-Pong, la cocinera Fuliginia Twilight, el práctico bastón del Barón Bean en el restaurante, la complicidad existente entre la Sra. Grimes y la Sra. Bean,… en definitiva, la magia del cómic vintage en una lujosa edición presentada oficialmente el pasado mes de noviembre a través de la prestigiosa editorial REINO DE CORDELIA. El extraordinario libro “Barón Bean. Tiras Completas 1916” es un ilustre tributo al dibujante George Herriman (1880 - 1944), perteneciente a esa élite de dibujantes que se convertirían en pioneros del futuro cómic por méritos propios. La memorable obra creada por George Herriman se caracterizó por la gran pasión mostrada en sus tiras cómicas, por su entrega absoluta a este arte desde muy joven, y por haber sabido perfilar sus personajes con sensibilidad a la hora de dotarlos con ese encanto tan especial que les permite empatizar rápidamente con el lector como si tuvieran vida propia. Con el humor representado en escenas donde la Razón queda suplantada por el caos, los sentimientos apareciendo tan intensamente pragmáticos y fugaces, y con la pérdida de la lógica como invitación a abandonarse en este otro mundo creado por George Herriman, es en estas leyes del humor, omnipresentes en su estado más emocional e incivilizado impulsado por los vientos del surrealismo más plástico y evanescente que ya empezaban a soplar dentro del Arte en Occidente, donde el interés del bibliófilo lector de Lux Atenea Webzine se despertará para quedar fascinado por esta mezcla de inocencia, sátira y comportamientos fuera de toda lógica.

“Mire, su nobleza, un perchero marino.”

Su personaje principal, el Barón Bean, representa nítidamente la decadencia y la crisis irreversible de la aristocracia en la sociedad moderna, quedando sus actitudes y razonamientos como reflejo fugaz de esa sociedad tradicional derribada por la nueva sociedad industrial, de ahí que el lector moderno (en el caso del siglo XXI, incluso mejor hablar de lector posmoderno) observe inicialmente al Barón Bean como un divertido loco que no da una en las más diversas situaciones. Como aristócrata, el Barón Bean se encuentra fuera de lugar en la sociedad moderna pero, dentro de su forma de ver el mundo, él no tiene por qué cambiar como exige la modernidad (mucho más lo exige aún la posmodernidad actual) porque él es lo que es por el derecho que le otorga su estatus social al haber nacido en una familia aristocrática. El Barón Bean ve el mundo como un gran monolito de la vida humana materializada en una sociedad marcada por diferentes estratos que son los que le dan base y solidez, y cada estrato tiene unos derechos claros perfectamente especificados e inamovibles. Por ese motivo, cuando por ejemplo a su mayordomo Grimes le quita objetos de valor, ese acto lo hace de forma natural al ser parte de sus derechos como aristócrata. Pero el Barón Bean vive en un mundo moderno, en un mundo donde las personas pueden cambiar de estrato social a lo largo de su vida, y esa cualidad moderna le genera inseguridad e inestabilidad al Barón, de ahí su constante estado de incertidumbre y duda en cada nuevo escenario creado para cada tira cómica. Llevado al medio natural, el Barón Bean representa con precisión a la arrogancia del ser humano en su trato con otras especies animales a las que considera inferiores a él. Los aires de superioridad que muestra el Barón Bean en ese entorno son una ácida crítica a nuestra especie, mientras el medio natural sigue su inexorable rumbo a pesar de su interferencia, y a pesar de su intento de racionalizar e interpretar aquello que desconoce en base a su propio patrón exclusivamente humano.

“Cuando ese pato recupere el sentido, se dará cuenta de que un miembro de la raza superior le ha dado su merecido.”

“Barón Bean. Tiras Completas 1916” es humor limpio y no contaminado por la retórica de la Razón deseosa siempre de salir triunfante en todas las situaciones a cualquier precio. El encanto de sus personajes ofrece un espectáculo inigualable dentro del mundo del cómic y con un amplio abanico de personajes que realza la brillantez de este universo cómico. Ciento setenta y seis páginas destinadas a ser leídas y disfrutadas como si fuera un ritual primigenio procedente de una época en la historia del cómic donde la tira publicada en periódicos y revistas empezó a convertirse en ese fetiche artístico con gran número de seguidores entre sus lectores. Con la viñeta convertida en vórtice a otra realidad al margen de la vida cotidiana del lector, y con el humor como lenguaje destinado a mandar un mensaje inteligente y claro a quienes decidían adentrarse con su mirada en este nuevo mundo creado por George Herriman, “Barón Bean” seducirá a los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine independientemente de su edad y de su cultura. “Barón Bean” es humor concreto y visualmente muy atractivo a través de esta estética vintage que tantas emociones despierta en nosotros cada vez que esta luz cultural de época renace, editorialmente hablando. Por este motivo, esta ilustre edición impresa en gran tamaño y formato apaisado, estoy seguro que se convertirá en una de las joyas literarias más queridas de su biblioteca personal. La expansión de la posmodernidad dentro de la ciudadanía del siglo XXI está inexorablemente unida a los avances y a la tecnología, pero la fascinación que provoca lo retro sigue más viva que nunca. Como apunte final, durante la lectura de esta obra creo que más de un lector establecerá una unión directa entre el Barón Bean y el mítico personaje cinematográfico de Charlot, pero he observado muchos más paralelismos con otra estrella de cine como Groucho Marx, sobre todo por el inconfundible bigote, su puro encendido, los rasgos de su cara, la actitud siempre orientada a sembrar el caos para salir cargado de gloria o huyendo… George Herriman fue un apasionado seguidor de Charles Chaplin, pero lo que no sé (y habrá que investigarlo) es si Groucho Marx fue un apasionado del Barón Bean. Desde luego, para mí los paralelismos son evidentes. “Barón Bean. Tiras Completas 1916”, una excelsa edición literaria como augusta delicatessen cultural dentro del cómic vintage estadounidense. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Eso es lo que yo llamo una vaca muy rara.”

ENLACE / LINK: REINO DE CORDELIA WEBSTORE

Otras reseñas recomendadas:
BRAM STOKER “DRÁCULA”, ILUSTRADO POR FERNANDO VICENTE.
EDWARD GOREY “LA PROCAZ INTIMACIÓN”.
EDWARD GOREY “LA FÁBRICA DE VINAGRE”.
CHARLES ADDAMS “LA FAMILIA ADDAMS y otras viñetas de humor negro”.

Lux_Atman
Artículo Nº:  1.954

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.


No hay comentarios:

More Visited: