domingo, febrero 08, 2015

“A MERCED DEL ODIO” (the nanny).

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.


Lux Atenea Webzine conmemora el 50º ANIVERSARIO de la mítica película “A MERCED DEL ODIO (the nanny)” (1965).

Director: SETH HOLT
Guión: JIMMY SANGSTER, basado en la novela “The Nanny” de Evelyn Piper
Actores principales:  BETTE DAVIS (niñera), WENDY CRAIG (Virginia 'Virgie' Fane), WILLIAM DIX (Joey Fane), PAMELA FRANKLIN (Bobbie Medman), JAMES VILLIERS (Bill Fane), JILL BENNETT (tía Pen)
País:  REINO UNIDO Año:  1965 Productora: SEVEN ARTS / HAMMER FILM PRODUCTION Duración aprox.: 89 minutos
Publicado en España por:  TWENTIETH CENTURY FOX HOME ENTERTAINMENT ESPAÑA, S.A. AÑO: 2006 Formato: DVD

Película “A Merced Del Odio”
EXTRAS:
-    Trailer.

Cine en blanco y negro… suspense… la productora británica de culto HAMMER… ¡¡¡qué excelsa combinación artística dentro del Séptimo Arte!!! Como claro ejemplo de esta fusión cinematográfica representada con maestría en la gran pantalla se erige la mítica película “A Merced Del Odio” dirigida por Seth Holt. Un thriller de gran impacto psicológico en el espectador, y en cuya trama late la duda permanente sobre si el joven Joey es la víctima o es el inmisericorde verdugo causante de este horrible drama. Unas veces se presentará como un ángel, en otras ocasiones como un auténtico demonio, pero, durante su visualización, la tensión psicológica será un constante crescendo hasta el final porque su trama es turbia, y sólo nos irá dando pistas poco a poco sobre quién posee esa terrible alma en su interior. ¿Será la niñera, excelsamente interpretada por la actriz de culto Bette Davis? Un ilustre largometraje donde podrán disfrutar plenamente de su maestría en la interpretación en esta era dorada que viviría en la década de los sesenta dentro del cine de suspense, recomendando a nuestros cinéfilos lectores interesados en esta etapa de la actriz que visualicen también otra magna película de la categoría de “Qué Fue De Baby Jane” (1962) ya reseñada en Lux Atenea Webzine. En esta ocasión, gracias al magnífico guion basado en la novela homónima escrita por Evelyn Piper (1964), Bette Davis, que empezaba a percibir en el horizonte el declive de su exitosa carrera profesional, se erige solemnemente en la gran pantalla interpretando a un personaje fascinante y obscuro en un entorno marcado profundamente por los sentimientos de culpa, por la verdad que no sale a la luz, y por la tensión existencial resultante del cínico enmascaramiento de la muerte. Me encantan las películas que protagonizó en esta época, a la que considero inigualable e incomparable en su prolongada y prestigiosa carrera, debido a la augusta grandeza interpretativa reflejada en escena al dar vida a personajes profundamente siniestros que, personificados en el rostro y en los gestos de Bette Davis, adquieren esa tenebrosa característica que los vuelven apasionadamente atrayentes… y repulsivos a su vez. Sus ojos penetrantes, su gélida mirada, sus expresiones situadas al límite de la cordura, su cínico servilismo, su insensibilidad ante el dolor y el sufrimiento,… extreman aún más la personalidad y el protagonismo del ser interpretado hasta convertirlo en un personaje absolutamente creíble a pesar de los fuertes contrastes que aparecen en su comportamiento. El Mal ha vuelto para trastornar la vida cotidiana de una familia acomodada tras haber vivido un sangriento suceso en el pasado, motivo por el cual su hijo Joey fue acusado de matar a su hermana Susy. Después de un largo periodo de tiempo ingresado en un centro psiquiátrico, su retorno al hogar no va a ser precisamente un camino de rosas al seguir la niñera de la familia al servicio de sus padres. Una niñera a la que Joey señaló como la verdadera causante de la muerte de su hermana Susy. A partir de ese momento, las muertes volverán a presentarse en el terrible destino de esta familia desestructurada.

“No puedes andar de la mano con la muerte sin sentir algo.”

Pero este largometraje no solamente lo convierte en mítico la extraordinaria interpretación de Bette Davis en el papel de la niñera. Hay otros actores y actrices situados en otro nivel artístico cuyo valor cualitativo dentro de esta obra cinematográfica es el que permite acentuar aún más el glorioso despliegue interpretativo de Bette Davis en esta película, haciéndola absolutamente creíble de cara al público. Resulta crucial en estos largometrajes que la calidad en la interpretación mostrada por los actores de segundo nivel sea relevante para poder sostener toda la historia, y fascinar al espectador a través de las emociones que despiertan en él durante su visualización. En este caso, emociones tensas, viscerales, al observar cómo el engaño y las falsas apariencias van tapando y distrayendo la atención sobre la persona causante de estas muertes. Un fascinante abanico de personajes donde resaltan magníficos actores como William Dix, dando vida al joven niño de diez años llamado Joey Fane que desprecia totalmente a la niñera, y en la que no confía. Con un perfil psicológico marcado por la retorcida intencionalidad de sus actos, el retorno de Joey a la casa será el renacer de la conflictividad en el seno del hogar. Sin duda alguna, las personalidades más fuertes en esta historia son la niñera y Joey, todo lo contrario respecto a la inestabilidad emocional que presentan otros personajes como su madre, Virginia Fane (una persona mentalmente débil cuyas acciones y comportamientos terminan desesperándote por su falta de carácter, y que es interpretada por la actriz Wendy Craig), su padre, Bill Fane (una persona amargada que elude sus responsabilidades en el hogar amparándose en las exigencias de su trabajo al servicio de la Casa Real inglesa, o hace excesivo uso de la autoridad para dominar las situaciones que no controla, y que es muy bien interpretado por el actor James Villiers), la tía Pen (la actriz Jill Bennett interpreta a esta mujer de salud muy delicada por sus problemas de corazón, y esa estabilidad tan quebradiza también caracteriza a su personalidad), o su joven vecina Bobbie Medman, interpretada por la actriz Pamela Franklin, que se convierte en la persona de confianza de Joey aunque presenta ciertas pérdidas de la noción de la realidad motivadas por una vida personal donde no se están cumpliendo sus sueños y los cambia por la fantasía. Como pueden comprobar, esta película lo tiene todo para dar cuerpo e intensidad a un buen drama dentro esta obscura atmósfera de suspense.

“¿Así que, si se llevara un susto o algo así, podría caerse muerta?”

“A Merced Del Odio” es una película que marca, que impresiona, que fascina por la terrible crudeza con la que se presentan en escena los actos más horribles. “A Merced Del Odio” atesora imágenes y escenas en su celuloide que quedarán indeleblemente grabadas en la mente del espectador como, por ejemplo, la estoica entrada de la niñera en la casa a pesar de las muestras de sufrimiento de Virginia Fane ante el retorno de su hijo Joey; el contraste emocional existente en la escena de la cocina donde la sonriente niñera saca la tarta que ha comprado para dar la bienvenida a Joey mientras se escucha a los padres discutir en otra estancia; la cara de profunda tristeza y de terrible desamparo interior que transmite el rostro de Virginia Fane cuando sale del cuarto, y cómo los recuerdos de su hija Susy y su muerte le siguen atormentando; la macabra broma que Joey le gasta a la señora Griggs (actriz Nora Gordon); en el hospital psiquiátrico, la falta de cualquier muestra de cariño en Bill Fane cuando llega su hijo; los dibujos pintados por los niños expuestos en una de las paredes del hall del hospital; la mirada de rechazo y de desprecio que Joey muestra nada más ver a la niñera; la impactante imagen de Virginia ante el espejo y el reflejo de la entrada sonriente de Joey en la habitación, una de las mejores de esta película; cuando Joey guarda la soga debajo de la almohada; cuando Virginia y su hermana Pen charlan y sale a la luz el accidente tras el cual la niñera se hizo cargo de Virginia; después de la peligrosa broma al lechero, la tensión que se respira cuando la niñera le advierte muy seriamente a Joey; la broma cruel que Joey le gasta a la niñera para impresionar a su vecina Bobbie, utilizando su muñeca en la bañera; las serias amenazas de Joey a su madre; la impactante escena en la que la niñera trata a Virginia como si fuera una niña pequeña para que se coma la cena… ¡¡¡unas impresionantes imágenes que lo dicen todo!!!; la indiferencia emocional de Joey tras el envenenamiento de su madre; tras haber acusado a la niñera de tratar de ahogarlo, la escena en la que Joey le cuenta la muerte de su hermana a Bobbie; la inquietante imagen de tía Pen durmiendo con los latidos de su corazón como sonido de fondo; la siniestra e impactante secuencia cuando tía Pen sufre un ataque al corazón en la cocina, trata de llegar como puede a la habitación para tomar su medicina, la reacción de la niñera en esta situación de emergencia, y sus revelaciones a tía Pen; la entrada de la niñera en la habitación de Joey y la posterior escena de la bañera... ¡¡¡arte interpretativo por excelencia!!! En definitiva, esta película es una selecta muestra del mejor cine de la década de los sesenta con la magia y la inquietud que provocan las imágenes rodadas en blanco y negro en el espectador. “A Merced Del Odio”, mítico largometraje dentro del cine de horror y suspense. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“¿Qué pasa si te mueres por la noche?”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.963
.

No hay comentarios:

More Visited: