jueves, octubre 09, 2014

“EL ENIGMA… DE OTRO MUNDO” (The Thing From Another World).

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.


Director: CHRISTIAN NYBY, HOWARD HAWKS
Guión: CHARLES LEDERER, basado en el relato “Who Goes There?” escrito por John W. Campbell Jr.
Actores principales:  KENNETH TOBEY (Capitán Patrick Hendry), ROBERT CORNTHWAITE (Dr. Arthur Carrington), JAMES ARNESS (La Cosa), DOUGLAS SPENCER (Scotty, periodista), MARGARET SHERIDAN (Nikki Nicholson)
País:  EE.UU Año:  1951 Productora: RKO RADIO PICTURE / WINCHESTER PICTURES CORP. Duración aprox.: 83 minutos
Publicado en España por:  CREATIVEWORLD PROMOTIONS Año: 2012 Formato: DVD

CONTENIDO:
-    Película “El Enigma… De Otro Mundo”

Llega la noche y no hay nada comparable a ver con la luz apagada una película de terror y ciencia-ficción de los años cincuenta para que el cine en blanco y negro despliegue toda su magia. En esta ocasión, el largometraje elegido no es otro que “El Enigma… De Otro Mundo” (1951), una película mítica que, tras el largo tiempo pasado desde su estreno oficial, no ha hecho más que engrandecer hasta llegar a convertirse en una película de culto ya que está considerada como el primer largometraje de ciencia-ficción de estilo moderno. En este siglo XXI, es todo un lujo y un placer el poder disfrutar esta obra del Séptimo Arte editada en DVD por Creativeworld Promotions en el año 2012. Con guión basado en el relato “Who Goes There?” escrito por John W. Campbell, Jr., la película “El Enigma… De Otro Mundo” fue dirigida por Christian Nyby bajo asesoramiento del genial director estadounidense Howard Hawks (1896 – 1977) que era su productor. Experiencia técnica que los cinéfilos lectores de Lux Atenea Webzine comprobarán en cuanto observen sus primeras secuencias por el estilo, por la iluminación y por las posiciones de cámara utilizadas en su rodaje. Una atmósfera de misterio y suspense acrecentado aún más por el uso de celuloide para el rodaje en blanco y negro, transmitiendo en imágenes ese ambiente de horror recreado con maestría en su banda sonora por Dimitri Tiomkin. Un viaje a lo desconocido en el que una temible criatura del espacio de origen desconocido, busca la sangre de los seres vivos para alimentarse como si fuera un vampiro interestelar llegado al planeta Tierra. Con el inhóspito Polo Norte como escenario de la trama, y una base científica como lugar de esta acción, un grupo de soldados y científicos verán sus destinos dramáticamente cambiados tras la caída de esta nave extraterrestre que, tras estrellarse, ha quedado hundida en el hielo. Tras ser localizada su posición, durante el intento de recuperación de la nave descubren el cuerpo congelado de un extraño ser, llevándoselo a la base para su estudio. Una acción de interés científico que, en muy poco tiempo, acabará convirtiéndose en el principal detonante de esta trágica historia de terror cuando en un irresponsable acto de subida de temperatura en el almacén donde depositaron el cuerpo del alienígena, está provoque su descongelación retornando sorprendente e inexplicablemente a la vida. La más seria amenaza para la Humanidad acaba de abrir sus ojos, y este ser alienígena sabrá cómo utilizar su poder para provocar el desconcierto en la base. Las muertes empiezan a suceder, pero ellos tratarán de evitar que este peligro latente logre escapar rumbo a la civilización.

“¿Y si la nave no vino a visitar la Tierra, sino a conquistarla? A cultivar un terrible ejército con los humanos como alimento.”

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención de la película “El Enigma… De Otro Mundo” ha sido el choque frontal que se produce entre la actitud militar y científica de cara a afrontar el difícil reto de anular a esta peligrosa y escurridiza criatura. Mientras el capitán Patrick Hendry (interpretado por el actor Kenneth Tobey) trata de hacer todo lo posible para matarla, el prestigioso doctor Arthur Carrington (interpretado por el actor Robert Cornthwaite), ganador de un premio Nobel, trata de atraparla y controlarla para su estudio científico, con todos los problemas que conlleva esa visión de este peligro mortal. Eso sí, aunque al doctor Arthur Carrington se le notan actitudes y gestos de lo más soberbio, sabe maquillarlos siempre con la retórica de la lógica científica que, en el mundo moderno, es ley inmutable. Pero más allá de este análisis subjetivo de sus protagonistas, en este largometraje podrán disfrutar de escenas e imágenes imposibles de olvidar como la impresionante belleza del avión aterrizando en el hielo gracias a los esquís en las ruedas; la graciosa escena de Patrick Hendry tomando una copa con Nikki Nicholson (papel ionterpretado por la actriz Margaret Sheridan) mientras permanece sentado en una silla con las manos atadas a la espalda; la imagen de la Cosa (interpretada por el actor James Arness) atacando a los perros en medio de la ventisca; cuando descubren el brazo de la Cosa que uno de los perros le ha arrancado antes de morir, y al analizarlo comprueban que no está formado por tejido animal y ni tiene sangre o terminaciones nerviosas; sus caras de estupefacción cuando observan que el brazo ha cobrado vida; la monstruosa garra de la Cosa atrapada con la puerta; cuando el doctor Arthur Carrington muestra a su equipo cómo afecta a las características de esta especie extraterrestre la alimentación con sangre según la procedencia de la misma; la violenta escena de la entrada de la Cosa en la estancia de los soldados; el detalle del vaho al hablar cuando en la base empieza a bajar la temperatura; o la espectacular escena final con la Cosa atacándoles frente a frente. Como apunte final, en el año 1982, el mítico director de cine John Carpenter hizo una adaptación de esta película titulada “La Cosa”, pero con trama más literal respecto a la obra literaria original, presentándose en el año 2011 su precuela dirigida por el director Matthijs van Heijningen Jr. sin mucho éxito entre el público. Pero, sin ningún género de duda, ninguna de ellas es comparable a la magia y al encanto cinematográfico de esta primera versión. “El Enigma… De Otro Mundo”, cine de los años cincuenta para sumergirnos en atmósferas de ciencia-ficción, terror, misterio… ¿qué más se puede pedir a una película de culto? ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Sin el dolor o el placer que conocemos. Sin emociones, sin corazón. Superior a nosotros en todo sentido.”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.854
.

No hay comentarios:

More Visited: