martes, septiembre 02, 2014

“LA MÚSICA EN LA IBERIA ANTIGUA: DE TARTESO A HISPANIA”, ÁNGEL ROMÁN RAMÍREZ.

Quiero dar las gracias a ÁNGEL ROMÁN RAMÍREZ por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE al enviarme este promocional.


Publicado por:   EDITORIAL CÍRCULO ROJO
ISBN:  84-9030-038-1
Edición:  2012 (EDICIÓN DIGITAL RECIBIDA COMO PROMOCIONAL)
Páginas:  430

“En el siglo VI a.C. nacería la Cultura Ibérica (coincidiendo con la repentina desaparición de Tarteso) en la que convergerían elementos indígenas, semitas y griegos. Tanto en lo artesanal como en lo escultórico, pictórico y musical, la cultura de los pueblos iberos reunió en un tiempo y en un espacio concretos toda la ancestral tradición mediterránea.”

El interesante libro “La Música en la Iberia Antigua: De Tarteso a Hispania” de Ángel Román Ramírez no es solamente un detallado estudio de nuestra historia y de las culturas que nacieron y florecieron en la Península Ibérica, transformada ya desde tiempos ancestrales en un crisol de culturas (sobre todo mediterráneas), sino también en un viaje a las raíces de la música aparecida en esta tierra hace varios milenios. Con un periodo de tiempo que abarca desde el siglo XII a.C. hasta el siglo V d.C., época de la decadencia del Imperio Romano en Occidente, el libro “La Música en la Iberia Antigua: De Tarteso a Hispania” viene vertebrado por dos grandes temáticas en las que, por un lado, se analizan y presentan las primeras muestras del arte musical en este territorio y, por otro, se establece la influencia de las diferentes culturas en esta evolución musical a lo largo de los siglos. Tomando como primera referencia cultural a Tarteso, y a los textos griegos como base documental principal sobre su existencia primigenia, este fascinante viaje por los orígenes de la música en la Península Ibérica atraerá irremediablemente a los melómanos y a los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine interesados en el conocimiento histórico de nuestro pasado. Y es que, como obra de referencia, la investigación realizada por Ángel Román Ramírez en “La Música en la Iberia Antigua: De Tarteso a Hispania” provoca admiración en el lector debido a la didáctica sencillez con la que ha estructurado y abordado cada capítulo hasta darle esa proximidad intelectual tan necesaria para fascinar al lector profano, convirtiendo su lectura en puro placer. Alejado totalmente de ensayos temáticos densos donde el uso de terminología propia termina provocando la perdida de interés en el lector no especializado, por el contrario, la obra “La Música en la Iberia Antigua: De Tarteso a Hispania” revela e instruye a su vez de forma ordenada y paulatina hasta asentar conceptos e información de forma clara y precisa. Una cualidad literaria que hará que muchos de nuestros lectores que adquieran esta obra agradezcan este magnífico estilo narrativo y descriptivo tan profundo y tan cercano a su vez.

“La teoría de que la Tarshish bíblica fue verdaderamente la Tartessós grecoibérica. Tarshish (o Tarsis) sería el nombre genérico que denominaría un “primitivo foco autóctono bien delimitado étnica, cultural y geográficamente”, como apunta C. G. Wagner, cuya localización no es otra que el sur de la Península Ibérica.”

Los datos históricos disponibles referentes a la cultura en Tarteso (textos griegos principalmente), nos hablan de un pueblo que destacaba por su amor la música. El arte musical iniciará su andadura cultural con la participación en ritos funerarios, por lo que música y religión tienen este nexo común desde época arcaica. Tras el declive de Tarteso y la posterior entrada de pueblos navegantes del Mediterráneo como los fenicios y los griegos estableciendo colonias en nuestro territorio, la música va ampliando su ámbito social al consolidarse no sólo como una manifestación religiosa y espiritual, sino también como componente lúdico debido al placer que ésta ofrece al ser humano. Por este motivo, no es de extrañar la unión que establecieron los pueblos antiguos entre la audición de música y la celebración de comidas y banquetes especiales en momentos relevantes tanto para una familia (acaudalada, por supuesto), un gobernante, una ciudad, o un reino. Cualquier persona que haya estudiado los textos antiguos conoce muy bien que, por ejemplo, los griegos dieron una gran importancia a la música en sus vidas como parte de su aprendizaje intelectual y de su evolución espiritual, comprobando que el arte musical había establecido un lenguaje de comunicación directa con el alma y alejado totalmente del lenguaje racional en su significado y en su trasfondo. Entre los siglos III y II a.C., la música se extenderá definitivamente a todo tipo de celebraciones y, tras la llegada de la cultura cartaginesa (que se impondrá a griegos y fenicios) y el posterior dominio hegemónico romano en la península que perdurará varios siglos, dejando claras muestras de la presencia de la música a nivel social y artístico, la grandeza informativa más destacada de este libro es la perspectiva desde la cual Ángel Román Ramírez ha enfocado esta atrayente temática en una obra excelentemente estructurada hasta convertirla en una joya literaria de primer nivel. “La Música en la Iberia Antigua: De Tarteso a Hispania”, Historia, Arqueología y Arte Musical impregnando culturalmente cada página de esta magistral obra. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“En este caso nos vienen bien las palabras de Aristóteles, cuando en -Política- decía que las distintas naturalezas de cada harmonia musical influían de manera diferente en el ánimo de los oyentes, de forma que había harmonias como la “llamada mixolidia” ante la cual -algunos se sienten más tristes y meditativos-.”

ENLACE / LINK: EDITORIAL CÍRCULO ROJO WEBSTORE

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.823
.

No hay comentarios: