miércoles, junio 11, 2014

“MÁTALOS SUAVEMENTE” (killing them softly).

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.


Director: ANDREW DOMINIK
Guión: ANDREW DOMINIK (basado en la novela “Cogan´s Trade” de George V. Higgins)
Actores principales:  BRAD PITT (Jackie Cogan), JAMES GANDOLFINI (Mickey), RICHARD JENKINS (el intermediario), RAY LIOTTA (Markie Trattman), VINCENT CURATOLA (Johnny Amato, “Ardilla”), SCOOT McNAIRY (Frankie), BEN MENDELSOHN (Russell), SAM SHEPARD (Dillon), MAX CASELLA (Barry Caprio), TREVOR LONG (Steve Caprio)
País:  EE.UU Año:  2012 Productora: ANNAPURNA PICTURES / 1984 PRIVATE DEFENSE CONTRACTORS / PLAN B ENTERTAINMENT / CHOCKSTONE PICTURES Duración aprox.: 97 minutos + 30 minutos de extras
Publicado en España por:  SAVOR EDICIONES, S.A. AÑO: 2012 Formato: DVD

- Película “Mátalos Suavemente”
EXTRAS:
-    Trailer.
-    Entrevistas (Andrew Dominik, Ben Mendelsohn, Max Casella, Ray Liotta, Richard Jenkins, Scoot McNairy, Trevor Long).

Una de las películas de reciente rodaje que más me ha fascinado ha sido la excelsa “Mátalos Suavemente” dirigida por Andrew Dominik. Con guión basado en la novela de George V. Higgins titulada “Cogan´s Trade”, en este largometraje todo es artísticamente impresionante, desde el apartado de fotografía realizado con maestría por Greig Fraser hasta la elección de este memorable reparto con actores de la categoría de Vincent Curatola, Ray Liotta, Richard Jenkins, Brad Pitt o el tristemente desaparecido James Gandolfini, actor insustituible e inolvidable cuya ausencia ya se está haciendo notar en largometrajes con personajes de este perfil. Pero una de las características artísticas que más me ha impactado en esta película por su talentosa integración audiovisual ha sido el estilo cinematográfico de corte psicológico y simbólico utilizado por el director Andrew Dominik debido a su mensaje metafórico un tanto subliminal, pero muy directo. Ya en la primera escena, los cinéfilos lectores de Lux Atenea Webzine podrán comprobar cómo Andrew Dominik logra contrastar los mensajes públicos difundidos en la sociedad sobre el sueño americano, con la desoladora realidad en la que se mueve Frankie, uno de sus personajes principales interpretado por el actor Scoot McNairy. Mensajes políticos que también serán inteligentemente utilizados como sonido de fondo en varias secuencias de la película, como cuando durante el atraco realizado por Frankie y Russell (interpretado por el actor Ben Mendelsohn) este director superpone la explicación pública ofrecida por los políticos en los medios de comunicación sobre el origen de esta crisis económica, cuando el intermediario (interpretado por el actor Richard Jenkins) y Jackie Cogan (interpretado por el actor Brad Pitt) hablan en el coche, cuando Mickey (interpretado por el actor James Gandolfini) llega al aeropuerto tras su viaje en avión,… hasta llegar a la inolvidable imagen de Jackie Cogan saliendo del servicio en el bar con los gritos del famoso slogan “Yes, we can” de fondo. Importante hecho diferenciador que eleva aún más el valor artístico de “Mátalos Suavemente” dentro del Séptimo Arte, haciendo sobresalir a esta excelsa obra por encima de otras aparecidas en los últimos años dentro de este género cinematográfico.

“Ese dice que vivimos en una comunidad. No me hagas reír. Vivo en Estados Unidos de América y aquí estamos solos. EE.UU no es un país. Es un negocio. Ahora págame.”

Detrás de una excelente película siempre hay una trama extraordinaria, unos actores sublimes en su interpretación, y unas escenas rodadas que convierten al cine en un evento cultural único. La trama de esta película comienza con uno de sus personajes, Frankie, que acaba de salir de prisión tras cumplir una condena de siete años. Ante la delicada y desesperada situación en la que se encuentra una vez fuera, decide acudir a Johnny Amato, alias “Ardilla” (interpretado por el actor Vincent Curatola), para que le de uno de sus trabajos, encargándole que contacte con alguien más para que puedan realizar un atraco. Frankie habla con su amigo Russell y juntos terminarán realizando ese atraco a un local organizado por Markie Trattman (interpretado por el actor Ray Liotta) donde se celebran partidas de cartas ilegales controladas por la mafia. Cuando los altos jefes de la mafia se enteran de lo sucedido, deciden dar un escarmiento ejemplar ya que no solamente les preocupa el negocio que pueden perder si esto queda impune, sino también la pérdida de respeto que esta acción supone de cara a la gente. Por este motivo, hablan con un intermediario para que lleve este asunto con habilidad, seguridad y discreción, el cual decide contactar con el asesino a sueldo Jackie Cogan por su contundente y letal eficacia. El primer señalado como organizador del atraco es Markie Trattman, aunque rápidamente sabrán que él no lo ha hecho. Pero su turbio pasado le sitúa en primera línea ya que, hace tiempo, si organizó un atraco en su local para quedarse con el dinero y de cuyo castigo terminó librándose. Jackie Cogan contratará a dos matones, los hermanos Barry y Steve Caprio (interpretados por los actores Max Casella y Trevor Long respectivamente), para que den una paliza a Markie Trattman como represalia de cara al público aun sabiendo que él no ha sido. La vida parece sonreír a Frankie y Russell después del atraco, al contrario que a Markie cuya buena suerte parece haberle abandonado, pero todo en esta trama se irá complicando cuando Jackie Cogan ha de contratar a su amigo Mickey, asesino a sueldo venido a menos, para que mate a Johnny Amato, el organizador del atraco.

“No importa si lo hizo Trattman o si se lo hicieron a él. Si la gente cree que lo hizo y sigue tan fresco, se habrán acabado las partidas.”

A nivel interpretativo, la película “Mátalos Suavemente” atesora una calidad y un despliegue artístico de un nivel que es muy difícil de encontrar en estos tiempos donde priman los efectos especiales y la acción desenfrenada en la mayor parte de las películas comercializadas. “Mátalos Suavemente” es todo lo contrario. Es la magia del cine a través de magnas interpretaciones donde los actores son capaces de provocar emociones y empatías en el espectador. Desde el destacado papel de Frankie realizado por el actor Scoot McNairy, ofreciendo en pantalla ese permanente estado de fragilidad, hasta la debilidad exterior e interior de su amigo Russell interpretado por Ben Mendelsohn para dar vida a un personaje irrespetuoso, bocazas, que va de listo por el mundo sin tener donde caerse muerto, y que se dedica sola y exclusivamente a sobrevivir como puede en esta vida, pasando por la contundente y fugaz presencia en pantalla del actor Sam Shepard en el papel de Dillon, matón al servicio de la mafia. Un magnífico guión interpretado siempre impecablemente por estos actores. Y si hablamos de la excelencia, aquí entraríamos en un terreno artístico de otro nivel donde el genial actor Vincent Curatola logra dar vida a Johnny Amato, el experto e intuitivo cerebro del atraco que tiene muy claro lo que quiere y cómo lo quiere, pero que le falta una mayor firmeza final en sus decisiones para lograr hacer un trabajo perfecto y sin sospechas. Otro sobresaliente actor es el mítico Ray Liotta, perfecto en este tipo de papeles, y que interpretando a Markie Trattman da credibilidad absoluta a este donnadie que se cree alguien dentro de ese entorno. Lo mismo sucede con el eminente actor Richard Jenkins como intermediario entre Jackie Cogan y los altos jefes de la mafia, en una fotogénica interpretación de su papel como ya nos viene teniendo acostumbrados cada vez que aparece en el reparto de una película. Personalmente, a Richard Jenkins lo considero un actor de culto desde su inolvidable protagonismo en la serie de culto “A dos metros bajo tierra (six feet under)”, de la misma forma que otro mítico actor de la categoría de James Gandolfini será siempre recordado en nuestra memoria por el inmortal personaje de Tony Soprano en la serie de culto Los Soprano. En “Mátalos Suavemente”, vuelve a dar vida a un personaje relacionado con la mafia como es el letal asesino a sueldo Mickey, pero en un decadente estado existencial donde se le ve cansado y hastiado de la vida, tomando algunos vicios con la misma obsesión e intensidad como si mañana se acabara el mundo. Como siempre, el mítico actor James Gandolfini se muestra sublime en la interpretación de personajes de este perfil. Pero el actor que más me ha sorprendido por su excelso trabajo de interpretación en esta película es Brad Pitt en el papel de Jackie Cogan. Asesino a sueldo inteligente, frío, calculador, que parece tenerlo todo controlado, y cuya visión y análisis de este serio asunto va mucho más allá de las cortas miras y razonamientos que el intermediario le va dando a lo largo de esta trágica y sangrienta historia. Sencillamente, Brat Pitt se presenta como un actor colosal e insustituible emocionalmente por su capacidad innata para trasmitir sensaciones al cinéfilo amante de los largometrajes más excelsos, y, sin duda alguna, considero a “Mátalos Suavemente” como una de sus mejores películas con diferencia. Una delicatesen artística que engrandece el Séptimo Arte del siglo XXI sin ninguna duda.

“Hazme un favor: no me hagas favores. He visto cómo trabajas.”

“Mátalos Suavemente” es una película marcada visualmente por los escenarios urbanos sucios y degradados que reflejan la decadencia social y económica del sistema. Un submundo real latente en la sociedad postmoderna del siglo XXI. Pero cine de culto es sinónimo de escenas imborrables en la mente del espectador, y en este largometraje destacan secuencias como la impactante escena del asesinato a cámara lenta o la fría e imperturbable imagen de Jackie Cogan a punto de entrar en un bar mientras permanece impasible ante el asesinato de una persona en plena calle; la tensión que se respira en la secuencia del atraco donde Frankie y Russell muestran lo descuidados e inexpertos que son para llevar a cabo estos trabajos con rapidez y eficacia, y la sorpresa que se lleva Markie Trattman al ser encañonado; el realismo visual y psicológico que transmite la escena donde Frankie habla con Russell y descubre lo bocazas que es; la secuencia en la que Jackie Cogan observa la decadencia de su amigo Mickey observando como bebe demasiado y de forma compulsiva; o el versículo del Apocalipsis que suena como fondo sonoro cuando se inicia la persecución de los atracadores, y que es otra genial pincelada artística mostrada en esta obra por el director Andrew Dominik. Además, esta edición en DVD publicada por Savor Ediciones incluye como extras las interesantes entrevistas realizadas a Andrew Dominik, Ben Mendelsohn, Max Casella, Ray Liotta, Richard Jenkins, Scoot McNairy y Trevor Long. Treinta minutos de extras de imprescindible visualización gracias a los cuales nuestros cinéfilos lectores podrán conocer este extraordinario largometraje con mayor detalle y profundidad. “Mátalos Suavemente”, en esta segunda década del siglo XXI, cine de culto con un reparto de auténtico lujo donde cada uno de estos actores de primer nivel es capaz de transformar su personaje en una irrefutable realidad en esta impresionante trama. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Me gusta matarlos suavemente, desde lejos, no tan cerca. No me gustan los sentimientos.”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.772
.

No hay comentarios: