viernes, noviembre 01, 2013

“AVALON”.

Lux Atenea Webzine (FACEBOOK).
Lux Atenea Webzine (TWITTER).


Director: MAMORU OSHII
Guión: KAZUNORI ITÔ
Actores principales:  MALGORZATA FOREMNIAK (Ash), WLADYSLAW KOWALSKI (Game Master), JERZY GUDEJKO (Murphy), DARIUSZ BISKUPSKI (Bishop), BARTEK SWIDERSKI (Stunner), KATARZYNA BARGIELOWSKA (recepcionista).
País:  JAPÓN-POLONIA Año:  2001 Productora: BANDAI VISUAL Co. Ltd Duración aprox.: 103 minutos (+ 176 minutos de extras)
Publicado en España por:  CAMEO MEDIA, S.L. AÑO: 2005 Formato: 2 DVD´s (EDICIÓN LIMITADA).

DVD  1:
-    Película “Avalon”.
-    Trailer.
-    Ficha Artística.
-    Ficha Técnica
-    Biofilmografía Del Director.
-    Citas De Mamoru Oshii.
DVD  2:
-    Making of: Días de Avalon.
-    Los Efectos Especiales.
-    El Cine De Mamoru Oshii.
-    Galería De Fotos.

Aunque el director cinematográfico japonés Mamoru Oshii es mucho más conocido por su mítica película de animación “Ghost in the Shell” (1995), en el año 2001 presentó esta interesante película de ciencia-ficción cuya trama estaba basada en juegos de realidad virtual en la Red. Juegos online que, aunque ahora nos parecen de lo más normal del mundo, en el año 2001 eran poco más que una utopía como medio de entretenimiento de gran impacto y expansión social. Todavía no está disponible la tecnología virtual en la Red en su aplicación para juegos, pero el gran talento de Mamuro Oshii ya pronosticaba el éxito de los juegos online con su película “Avalon” casi con una década de antelación, de ahí el motivo principal por el que he seleccionado este largometraje como obra cinematográfica recomendada por Lux Atenea Webzine a nuestros cinéfilos lectores para su disfrute. Rodada íntegramente en Polonia, la espectacularidad de muchas de sus escenas hizo que fuera galardonada con el Premio a la Mejor Fotografía en el Festival de Cine Fantástico de Sitges en el año 2001. Con su inconfundible ambientación cyberpunk, “Avalon” es una película de acción donde el cine fantástico adquiere ese atractivo visual tan especial con el que tanto se identifican los espectadores de gustos más alejados de los cánones cinematográficos oficiales, populares, exitosos (y muchas veces vacuos)… que vienen condicionando y dando forma al cine comercial de las últimas décadas. Por este motivo, “Avalon”, sin llegar a ser considerada una película de culto, sí tiene ese punto vanguardista cuyo trasfondo social sitúa su trama en una realidad futura que, de seguir avanzado las tecnologías en Internet a este ritmo, serán una realidad mucho antes de lo que creemos. La virtualización en las aplicaciones destinadas a Internet está cada vez más cercana tecnológicamente, y en cuanto haya un abaratamiento de las conexiones ultrarrápidas junto a la comercialización de dispositivos de interconexión virtual a un precio asequible, el universo digital en Internet que actualmente conocemos en unas pocas décadas nos parecerá tan primario y lejano como ahora vemos a las antiguas conexiones de 56k de velocidad y a las BBS (Bulletin Board System) que, en su momento, era lo más avanzado que había en la Red.

“Seguro que has oído algo sobre el tema. Del jugador oculto que teóricamente se encuentra en la clase A. Es un jugador neutral que aparece cuando entras en el campo de la clase A. Una niña con ojos tristes que no dice nada. Hay quien dice que es un error de programación. Le llaman ghost, el fantasma. Pero, sea lo que sea, ninguno de los que ha ido tras ella ha regresado.”

Teniendo como escenario un mundo futuro post-apocalíptico tras una cruenta guerra, la desolación y la falta de expectativas en la población (que se mueve en un entorno de alta tecnología) ha llevado a una parte de ella a engancharse a un juego bélico de realidad virtual tremendamente adictivo llamado Avalon para escapar de su triste presente y su desesperante futuro. Teniendo como medio económico a créditos monetarios que incluso se pueden ganar jugando en él, Avalon se ha transformado en un objeto de deseo muy popular donde los jugadores más expertos adquieren renombre entre la población como si fueran héroes, destacando entre ellos a la que es considerada como su mejor jugadora llamada Ash. Resaltando por su habilidad, destreza e inteligencia, Ash se entera de que un antiguo amante suyo, Murphy, ha quedado atrapado dentro del juego intentando acceder a niveles superiores únicamente accesibles para los más expertos, e intrigada por saber dónde está, qué le ha ocurrido, y cómo son verdaderamente esos niveles superiores del juego, si es que existen, Ash se adentrará en Avalon teniendo pleno conocimiento de que si falla en su misión, puede acabar convertida cerebralmente en un vegetal como les ha sucedido ya a otros jugadores. La película “Avalon” es un oscuro largometraje cyberpunk de acción donde la intriga y el suspense mantendrán fijada su atención en la pantalla mientras impresionantes escenas van sucediéndose, teniendo siempre lo trágico y lo dramático como fundamento esencial del peligro que acecha y se oculta detrás de este misterio llamado “Avalon”.

“Estoy seguro de que has oído algo del nivel fantasma, el especial A. Ahí no puedes desconectarte para escapar. Es un nivel muy peligroso el especial A pero, por otro lado, te da millones de puntos de experiencia. Y dicen que el fantasma es la única puerta que te lleva a ese nivel especial A. La gente acaba persiguiendo al fantasma para poder conseguir ese nivel.”

“Avalon” es un largometraje que te fascina a través del uso de imágenes en blanco y negro de tonalidades cálidas obtenidas con filtro ámbar como si estuviéramos contemplado algo casi onírico y siniestro a su vez. Una atmósfera desangelada donde las personas que viven en ese mundo parecen haber perdido la esperanza en un futuro mejor, quedando los días de gloria únicamente convertidos en una realidad digital a través del juego Avalon. Un mundo apático donde el tremendo éxito de este juego también encuentra acérrimos detractores entre la población, y no dudan en pegar carteles en las calles alertando del peligro que este juego representa para las personas. Pero las generaciones más jóvenes ya tienen elegida su opción, que no es otra que jugar y coger más experiencia para llegar un día a ser esa figura respetada y admirada socialmente por las hazañas realizadas dentro del juego. Además, el hecho que jugadores expertos como Ash se ganen incluso la vida con créditos Avalon convertibles en dinero en efectivo no es más que un premonitorio avance cinematográfico de lo que pueden llegar a convertirse los videojuegos en Internet a nivel social durante este siglo XXI, ofreciendo ese punto futurista de realidad inminente tan propio de la ciencia-ficción y que tanto nos atrae y seduce. Todo ello sin dejar a un lado el trágico destino de “los olvidados”, también denominados como “los que no vuelven”, y que son aquellos jugadores que acaban con daños cerebrales irreversibles tras haber jugado a Avalon. Un riesgo latente cuya existencia en el mundo de ficción de esta película quien sabe si en la futura realidad virtual que ya se vislumbra en el horizonte de Internet, termine convirtiéndose en algo verídico dentro del avanzado mundo tecnológico posmoderno. Si a todo esto le unimos el eminente trabajo interpretativo realizado por sus actores, en referencia a “Avalon” hablamos de una gran película.

“Hay muchas formas de ganarse la vida en Avalon.”

Su director, el mítico Mamoru Oshii, alejándose momentáneamente del mundo de la animación, aquí por primera vez en su carrera cinematográfica se atrevió a dirigir a actores reales. “Avalon” es una magnífica película que te embrujará para siempre, o dejarás que pase al olvido en tu mente. El cine de ciencia-ficción con trama compleja no admite medias tintas en las impresiones que provoca en el espectador al ser visualizado y, por este motivo, como largometraje adelantado a su tiempo, “Avalon” es una obra que adoras y veneras, o te provoca indiferencia. Pero eso sí, no se puede negar la gran belleza contenida en muchas de sus secuencias con imágenes imborrables como el espectacular ataque de Ash al helicóptero, las preciosas imágenes nocturnas de la ciudad mientras Ash va recorriendo sus calles de camino a su hogar, la encantadora presencia de la mascota de Ash (perro de la misma raza basset hound que la mascota de Mamoru Oshii), la interesante escena donde Ash comprueba que otro jugador está copiando sus tácticas y estrategias para ir completando también las misiones más difíciles del juego, la sobrecogedora imagen de Bishop pasando entre olvidados en estado de coma sentados en sillas de ruedas, el siniestro escenario de juego de las ruinas C66, el reflejo del individualismo en esta sociedad futura que se observa fielmente en los pasajeros del tranvía, la profunda soledad en la que vive Ash que se ve muy claramente en la escena donde prepara comida cocinada por ella para su perro, la sublime belleza del área “Flak Tower22”, las impresionantes ruinas industriales D99 y la poderosa máquina de guerra “ciudadela”, la impactante escena donde Ash dispara a ghost para poder entrar en el especial A, o la siniestra escena de Ash y ghost en el auditorio. “Avalon” es una película donde se ha mimado el arte visual con mensaje simbólico.

“Ya sabes lo que hace un buen juego. Que creas que puedes completarlo aunque no lo puedas conseguir, o que parezca imposible pero por fin logres pasártelo.”

Esta edición limitada publicada por Cameo Media en el año 2005 incluye un segundo DVD con extras de más de 170 minutos de duración. Vertebrado por los interesantes documentales “Making of: Días de Avalon”, “Los Efectos Especiales” y “El Cine De Mamoru Oshii”, en su imprescindible y atenta visualización los cinéfilos lectores de Lux Atenea Webzine quedarán muy impresionados con el contenido del documental “Making of: Días de Avalon” al ver cómo se desarrolló la grabación de muchas de las secuencias y de las imágenes de la película, destacando sobre todo la presencia del armamento militar del ejército polaco como el carro de combate T-72, el helicóptero de ataque Mil Mi-24D, o el vehículo blindado antiaéreo ZSU-23-4 Shilka, protagonistas principales en algunas de las escenas más inolvidables de la película. En este documental también podrán conocer la tremenda complejidad que conlleva el rodaje en exteriores y la imprevisible influencia del tiempo meteorológico con la posibilidad o no de grabar según el plan de trabajo, además de ver al director Mamoru Oshii con una pierna inmovilizada y en silla de ruedas tras un diagnóstico médico que lo relaciona directamente con un origen psicosomático... y otras curiosidades más. En el siguiente documental titulado “Los Efectos Especiales”, de la mano de Nobuaki Koga (supervisor de la empresa SpFX Studio), Tomohiko Shuto (empresa Omnibus Japan), Seichi Tanaka (director de imagen digital para los gráficos del juego Avalon de aspecto retro, inspirados en la nave espacial Vostok), Sato y Yamamoto (empresa Motor/lieZ encargada de los efectos especiales del tanque Ciudadela), y de Hayashi (director artístico digital), nos irán explicando al detalle el laborioso trabajo desarrollado para esta película, descubriendo algunos secretos tanto en la grabación previa como en la presentación final de muchas de sus escenas, revelándonos las técnicas utilizadas en las imágenes de síntesis creadas para esta obra, o describiéndonos cada uno de los retos técnicos a los que tuvieron que enfrentarse. Un admirable trabajo de digitalización que, teniendo en cuenta la tecnología disponible en esa época, supieron combinar con maestría esta mezcla de ficción y de realidad virtual en 2D y 3D que da vida a sus escenarios. Aquí quisiera destacar cómo se creó la escena donde muere uno de los personajes de la película, momento en el que el director quiso representar simbólicamente la belleza y lo efímero, o cómo se realizó el modelado y la animación de algunas armas militares que aparecen en la película, junto a deformaciones visuales temporales, efectos de bugs en el juego Avalon, el uso del equipo de digitalización Domino, el valor simbólico de la presencia del humo del cigarrillo en escenas de la película...

“No tengo tiempo para sacar a flote los recuerdos.”

A continuación, en el documental “El Cine de Mamoru Oshii: el anime espiritual” podrán conocer la trascendencia artística y la vanguardia conceptual que este genio artístico ha aportado al Séptimo Arte a través de una innovación constante llena de talento y de riesgo. Tanto en el mundo de la animación como en el universo más clásico del celuloide, verán esta extraordinaria trayectoria cinematográfica marcada por obras de culto de indiscutible calidad como la mítica “Ghost In The Shell” (1995), “Patlabor 2” (1993), “Blood, El Último Vampiro” (2000) y “Ghost In The Shell 2: Innocence” (2004). Un mundo simbólico de gran belleza visual que se ha convertido en su particular e inconfundible sello artístico, y donde la filosofía cyberpunk dentro de la corriente No Future siempre presenta ese profundo escepticismo ante las bondades tecnológicas que parecen presentarse en nuestro futuro. Mamoru Oshii, como padre del anime espiritual, la sensibilidad emotiva y la empatía que sus obras provocan en el espectador lo han elevado a la sublime categoría de director de culto, y este ilustre prestigio no ha supuesto cambio alguno en la evolución artística de sus obras, siempre punteras y reflexivas. En definitiva, esta es una edición de auténtico lujo, muy cuidada, y perfectamente engalanada para atesorar este largometraje que, desde mi subjetivo punto de vista como crítico e informador cultural, se convirtió en otra nueva muestra de la genialidad artística firmada por Mamoru Oshii. “Avalon”, los videojuegos como una vía de escape, como un reto vital a superar, y como una virtual evasión mental de la cruda realidad cotidiana que no se quiere ni admitir ni asimilar. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Aún no estás preparado para la clase A.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (PELÍCULAS, CORTOMETRAJES Y DOCUMENTALES) (HERE).

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.592
.

No hay comentarios: