miércoles, octubre 23, 2013

ERNST THEODOR AMADEUS HOFFMANN “EL HOMBRE DE ARENA Y OTROS RELATOS”.


Publicado por:   EDICIONES EL PAÍS, S.L.
Depósito Legal:  M-44417-2009
Edición:  2009
Páginas:  112

“Tras cada aparición tenía la sensación de que en su interior se despojase de ideas y flotase como incorpórea.”

Uno de los grandes maestros literarios a los que rendimos homenaje en Lux Atenea Webzine es Edgar Allan Poe (1809 - 1849), pero nuestros bibliófilos lectores también han de conocer que su extraordinaria e irrepetible obra no hubiera sido posible sin la influencia de otro gran maestro de la literatura romántica alemana de principios del siglo XIX como fue Ernst Theodor Amadeus Hoffmann (1776 - 1822). Una influencia literaria y artística que no solamente cubre todo el siglo XIX y el XX, sino que también llega hasta nuestros días gracias al profundo y esencial perfil psicológico de los personajes principales de sus obras donde lo cotidiano y lo anormalmente extraordinario se mezclan en una explosiva combinación de terror y suspense. Un estilo único a la hora de dar alma y personalidad a sus imaginados seres que se mueven siempre en un plano de realidad cercano al lector como efectivo medio para ocultar el horrible mundo donde verdaderamente cobra sentido su existencia. Como claros ejemplos de esta fuente inagotable de inspiración, para componer su obra “Copelia” (1879) el ilustre músico francés Léo Delibes (1836-1891) halló en el relato “El hombre de arena” (incluido en este libro de relatos) la fuente de la cual beber para dar vida a esta célebre composición para ballet, su famoso relato “El Cascanueces y el rey de los ratones” sirvió de inspiración para la obra musical para ballet “El Cascanueces” del inmortal compositor ruso Piotr Illich Tchaikovsky (1840 - 1893), o, tomando como referencia a prestigiosos artistas más recientes y actuales, incluso el genial maestro David Lynch ha convertido la lectura de las obras de Hoffmann en la base conceptual principal para definir psicológicamente a algunos impactantes personajes que aparecen en su mente y cobran protagonismo en su mítico universo cinematográfico. Con un espíritu artístico multidisciplinar donde música y literatura alcanzan un admirable nivel de perfección y de espíritu vanguardista en su época, solamente con el grandioso legado literario que hemos heredado, el gran maestro Hoffmann ha dejado grabado su ilustre nombre con letras doradas en el altar más exclusivo dentro del Templo del Arte. El Romanticismo Alemán no hubiera sido lo mismo si la influencia de su fértil talento no hubiera sembrado estas semillas cargadas de esencia espiritual, de tenebroso trasfondo, y de excelsa belleza siniestra.

“La terrible angustia de pensar que la fallecida se levantaría de la tumba y la apartaría de los brazos del amado para arrojarla al abismo.”

Este libro, perteneciente a la magnífica colección “Maestros del Terror”, fue publicado por la prestigiosa editorial El País en el año 2009. En su interior se guardan tres excepcionales relatos entre los cuales destaca su famosa e intrigante obra “El Hombre de Arena”, dando título a esta edición. Con una atmósfera cuyo aire se irá enrareciendo poco a poco debido a las obsesiones que su protagonista sufre al sentirlas como reales, en “El Hombre de Arena” el lector va experimentando una progresiva mezcla de sospechas e incertidumbres que poco a poco se van desvelando hasta tomar consciencia del tenebroso mundo en el que su protagonista, Nataniel, cree estar viviendo para desgracia de quienes le quieren de verdad. Un trastorno mental que tiene a su infancia como punto de origen tras presenciar un trágico experimento de alquimia realizado por un extraño personaje y su propio padre, costándole la vida a este último. Marcado por tan desgraciado acontecimiento, Nataniel irá observando y analizando una serie de sucesos que confirmarán sus sospechas más terribles y maléficas incluso cambiando de lugar de residencia. Magia, alquimia y la misteriosa presencia de una autómata femenina de siniestro encanto dan a este excelso relato ese perfilamiento en su trama perfectamente descrito a través de un estilo literario muy dinámico, enérgico y psicológicamente intenso. Sin duda alguna, una obra maestra. En cambio, en “Vampirismo”, el lector se sumergirá en un relato de terror que será narrado por uno de los asistentes a una charla sobre la realidad de los vampiros, y en cuya conversación aparecen grandes genios de la literatura como Shakespeare, Lord Byron, Tieck, Kleist… como antesala del aterrador y fantasmagórico relato protagonizado por el joven conde Hyppolit tras haber heredado los bienes de su difunto padre. Pese a que éste ya le advirtió de que no tomara contacto con una extraña y misteriosa baronesa, será la visita a su palacio y posterior presentación de su bella hija al conde la que desencadenará una serie de dramáticos acontecimientos clausurados por un macabro desenlace cuyo desvelo cambiará la vida del propio conde. Finalmente, con el relato “Bárbara Roloffin” teniendo como escenario a la ciudad de Berlín, será su ambiente religioso y social más propio del Medievo el que impregne cada una de estas páginas a través de la presencia de una comadrona llamada Bárbara Roloffin cuyas sospechas entre la gente la llevarán a ser despedida de la cómoda y acomodada casa donde trabajaba. Tras profetizar un terrorífico futuro al hijo que sus dueños estaban esperando, la confirmación del nacimiento de ese desgraciado y monstruoso ser desvelará una realidad oculta relacionada con un enigmático extranjero que vive en esta localidad. Una presencia maléfica que, a lo largo de toda su trama, irá cambiando de forma y de modos, pero sin dejar nunca de lado sus turbias intenciones. “El Hombre de Arena y otros relatos”, tres relatos de auténtico lujo destinados a lectores cultos y selectos. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Mientras tú creas en él, existirá; su poder está en tu credulidad.”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.578
.

No hay comentarios: