martes, diciembre 18, 2012

OSCAR WILDE “EL FANTASMA DE CANTERVILLE” ILUSTRADO POR OSKI.

Quiero dar las gracias a la editorial LIBROS DEL ZORRO ROJO por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE al enviarnos este promocional.

Publicado por:   LIBROS DEL ZORRO ROJO.
ISBN:  84-940336-6-7
Edición:  2012
Páginas:  108

“Usted puede abrirme las puertas de la mansión de la muerte, porque el amor está siempre con usted, y el amor es más fuerte que la muerte.”

Presentado el pasado mes de noviembre por la prestigiosa editorial LIBROS DEL ZORRO ROJO en una lujosa edición de formato apaisado con encuadernación en tapa dura, la obra “El Fantasma De Canterville”, ilustrada por el genial dibujante Oski, se ha convertido en una destacada edición que les fascinará por la irreverente y cáustica belleza de sus ilustraciones en blanco y negro. Y es que observas cualquiera de sus dibujos y la sonrisa aparece en tus labios de forma inmediata por ese don que tuvo Oski (seudónimo del dibujante argentino Oscar Conti, 1914-1979) para reflejar sarcasmo e hilaridad en estas ilustraciones de estilo gótico. Unos dibujos de incuestionable belleza siniestra que sobrevuelan en descarada formación sobre esta obra maestra escrita por uno de los más destacados genios del siglo XIX, Oscar Wilde (1854-1900). Lo mejor de todo es que, en esta armonía entre literatura e ilustración, el talento y la brillante creatividad de Oski encontraron ese punto de equilibrio perfecto alrededor del cual hacer girar en imágenes esta trama imaginada por el maestro Wilde. Una magnífica y admirable representación visual a través del noble arte del dibujo en su carácter más directamente unido al estilo que caracteriza y diferencia al cómic. Vertebrado en siete capítulos, en el fondo, la obra “El Fantasma De Canterville” representa ese choque frontal existente entre la incredulidad ante lo irracional que es propio de la modernidad norteamericana, y el inflexible culto a lo tradicional y a las formas representado por la sociedad británica. La pomposidad aristocrática frente a la sencillez en el trato del norteamericano, y esa mirada arrogante de la modernidad ante las muestras de tradicionalismo, ya sea ante los privilegios aristocráticos o ante los temores supersticiosos, adquiere su máxima expresión en las acciones y en las actitudes de los encantadores mellizos en su forma de tratar al fantasma durante toda la trama. Un fantasma que, en vida, existió durante el reinado de la reina Isabel I de Inglaterra y que en su estado sobrenatural posee un largo y extenso currículum de tres siglos de historia asustando a la gente, y del cual se siente orgulloso ante las dramáticas consecuencias que han ocasionado sus tenebrosas apariciones en este castillo. Pero, para estos encantadores mellizos, el fantasma del castillo de Canterville no es más que un blanco perfecto para sus bromas y travesuras, arrojándole almohadones, tirándole bolitas con sus tirachinas, poniéndole cuerdas en los pasillos para que se tropiece, colocando jarras llenas de agua encima de las puertas para sorprenderle cuando las abra…  en resumidas cuentas, el fantasma, más que asustarles y darles miedo a estas dos dulces criaturas, acaba convirtiéndose en un juguete para ellos.

“El fantasma de Canterville resolvió vengarse y permaneció hasta el amanecer sumido en profunda meditación.”

Esta gótica historia comienza con la compra del castillo de Canterville por el señor Hiram B. Otis, embajador de los Estados Unidos, pese a que su antiguo dueño, Lord Canterville, le advierte que está embrujado. Allí se instalará la familia Otis pese a los ruidos extraños que escuchan en el corredor y en la biblioteca, y pese a la atmósfera oscura y tenebrosa siempre presente en torno al castillo a pesar del buen tiempo que pueda llegar a hacer en los alrededores. Pero es la actitud de cada uno de los miembros de esta familia norteamericana la que da un dinamismo y un creciente interés a su trama que nos atrae irremediablemente hasta su última página. La señora Lucrecia E. Otis, debido a los extraños sucesos que están empezando a ocurrir en el castillo, se quiere afiliar a una sociedad de ciencias ocultas, pero su actitud ante lo misterioso que allí sucede queda reflejada en la famosa mancha de sangre que Lady Eleanore de Canterville dejó en el salón del castillo tras ser asesinada, y que la señora Otis quiere hacer borrar a pesar de su fama y de que le digan que es imposible hacerla desaparecer (una mancha de sangre cuyo misterioso cambio de color será desvelado en esta historia). Su hijo mayor, Washington, únicamente entiende lo que está sucediendo a través de razonamientos puramente científicos. Sus dos hijos mellizos, llamados Barras y Estrellas, ya quedaron fielmente descritos en el párrafo anterior. Siendo únicamente su hija Virginia la que respetará y establecerá contacto con el fantasma y su misterioso pasado. Pero uno de los aspectos que más sorprenderá a los lectores de Lux Atenea Webzine es la constante presencia de productos y marcas comerciales en la vida cotidiana de los Otis que parecen solucionar y arreglarlo todo como, por ejemplo, cuando en una de las escenas el señor Otis le deja un frasco de lubricante al fantasma porque sus grilletes y argollas hacen ruido por la noche. Una imagen clara del estilo de vida moderno que, en el siglo XIX, pudiera parecer un tanto extraño e incomprensible en Inglaterra pero que en este siglo XXI se ha transformado en algo cotidiano en nuestras vidas a través de la todopoderosa tecnología.

“Mi tía abuela, la duquesa viuda de Bolton, contrajo una rara enfermedad, de la que nunca se repuso del todo, a causa del susto que le produjeron dos manos de esqueleto que se apoyaron en sus hombros mientras se vestía para la cena.”

Pero, como ferviente seguidor de estos geniales artistas de la ilustración, en Oski quisiera destacar su gusto por el detalle a la hora de engalanar con tenebrosa oscuridad y con ácido humor prácticamente cada una de estas páginas. Un oscuro universo de irreverentes seres hará acto de presencia en este fantasmagórico viaje, siendo los entrañables y burlones esqueletos, arañas, ratas, murciélagos… desplegados en cada hoja, los que marcan la diferencia al ampliar la influencia de la ilustración al ámbito global de esta obra literaria porque la ilustración deja de estar acotada y limitada al quedar entremezclada con los propios párrafos. Además, los personajes retratados por Oski se presentan muy vivos y enérgicos, dando constantemente la sensación de movimiento en un estilo artístico que se aleja totalmente de las ilustraciones con personajes estáticos como si fueran instantáneas realizadas en cada momento. El arte en la ilustración de Oski es precisamente todo lo contrario, destacando sobre todo su inigualable estilo a la hora de poblar con todo tipo de detalles cada uno de sus dibujos, provocando esas indagaciones con la mirada en el ávido lector en su búsqueda del detalle. Unas páginas marcadas por este estilo tan querido por los amantes del mejor cómic que es siempre de agradecer en un artista porque refleja su espíritu creativo orientado a dar alma a una obra. En definitiva, una extraordinaria edición ilustrada de esta obra mítica en la literatura decimonónica. “El Fantasma De Canterville”, un lujoso libro que será el regalo perfecto para sorprender con muy buen gusto a personas afines a lo gótico. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Y si a usted no le importa tener un fantasma en su propia casa, de acuerdo. Recuerde únicamente que yo se lo advertí.”

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.362
.

No hay comentarios:

More Visited: