sábado, octubre 20, 2012

CHARLES BAUDELAIRE “LAS FLORES DEL MAL -POEMAS PROHIBIDOS- (les fleurs du mal –pièces condamnées-)” PAT ANDREA.

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Quiero dar las gracias a la editorial LIBROS DEL ZORRO ROJO por su cortesía al enviarme este promocional.

Publicado por:   LIBROS DEL ZORRO ROJO
ISBN:  84-96509-98-6
Edición:  2012
Páginas:  220

“El que quiso unir en un acorde místico
la sombra y el calor, la noche con el día,
nunca calentará su cuerpo paralítico
al rojo sol que, dicen, es el de la alegría.”


Aires poéticos del Romanticismo más decadente vuelven a tener presencia en este medio de información cultural digital tras la reciente publicación de la mítica obra del maestro Charles Baudelaire titulada “Las Flores Del Mal”. Una lujosa edición presentada por la prestigiosa editorial LIBROS DEL ZORRO ROJO donde el buen gusto y el detalle en su impresión ofrecerán una nueva dimensión literaria a los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine que adquieran este volumen. Un estilo de letra elegante, el uso de tinta magenta a la hora de imprimir el texto original de la obra en sus páginas, y la elección del artista holandés Pat Andrea para ilustrar este libro hacen resaltar este renacimiento literario de “Las Flores Del Mal” en su más excelsa y oscura imagen. Una brillante aura artística del maestro Baudelaire (1821-1867) que refleja esa esencia como poeta maldito y como gran maestro del decadentismo, del simbolismo, del modernismo poético y literario a través de su más grandiosa creación poética: “Las Flores Del Mal”. Una obra que, nada más nacer, estuvo destinada a convertirse en la ineludible referencia artística por excelencia para genios de la literatura como Barbey d'Aurevilly, Stéphane Mallarmé, Paul Verlaine o el extraordinario Arthur Rimbaud como línea creativa de continuación para estos poetas malditos. Una fértil fuente de inspiración tan profunda como fueron anteriormente las obras del maestro Edgar Allan Poe para Baudelaire. Pero “Las Flores Del Mal” tiene ese plus que hace resaltar sobre el resto de su obra literaria debido a este tenebroso contenido de trasfondo humano, donde la fascinante atracción de lo siniestro lleva inexorablemente al lector a adentrarse en las densas brumas del vicio y de la perversión que dan vida a estas oscuras páginas, y donde el arte de Pat Andrea aparece siempre con ese halo mefistofélico tan crudo como hipnótico como si fuera una terrible pesadilla para lo ético y para lo moral. Un choque frontal contra la hipócrita ambigüedad moral de lo burgués que, independientemente de la época en la que se lea, hace que la obra “Las Flores Del Mal” siempre se eleve triunfante a pesar de los infernales influjos cargados de perdición existencial que emanan de su interior. Y tras la cortina del choque con la hipocresía moral, irremediablemente Baudelaire cayó en brazos de ese spleen, de ese tedio tan buscado como odiado por estos grandes genios durante el Romanticismo tardío, y que fue esencia primigenia del espíritu decadente.

“Como viajero que vuelve la cabeza
al horizonte azul dejado tiempo atrás
buscaba con sus ojos entre la tempestad
el cielo ya lejano de su antigua pureza.”


Placer y dolor, dolor y placer. Un círculo existencial que, como un ouroboros vital, realiza su cíclico viaje a lo largo de la obra “Las Flores Del Mal” dentro de su representación más simbólica y oscura. Una imagen de corte metafórico cuyo límite es precisamente que no hay límite alguno en esta fantasmagoría carnal con influjos casi apocalípticos, debido a los paralelismos que se pueden establecer entre su vertebración temática interna y los inmortales pecados capitales que dominan el espíritu humano ya que fueron precisamente esos pecados capitales los que inspiraron esta obra desde su inicio. Eso sí, originalmente, Baudelaire quiso poner como título a esta obra “Los Limbos” o “Las Lesbianas”, aunque finalmente terminó desestimándolo tras recibir consejo. Por este motivo, por haber sido Baudelaire tan honesto y directo a la hora de describir la hipocresía humana disfrazada de irrealidad, nada más ser publicada esta obra en 1857 fue considerada como un escándalo social y, debido a ello, tuvo que pagar un alto precio artístico y personal tras ser llevado a juicio y ser condenado a suprimir seis de sus poemas (censura que no se levantó hasta el año 1949), y a pagar una cuantiosa multa. Una sentencia dictada el 21 de agosto de 1857 cuyo texto ha sido incluido íntegramente en las páginas de esta edición bilingüe. Pero Baudelaire no se dejaría coaccionar ni por la sociedad ni por el gobierno de la época, y, en 1861, “Las Flores Del Mal” fue reeditada con treinta y cinco nuevos versos, eso sí, sin los seis poemas anteriormente censurados y prohibidos. Como era inevitable, de nuevo el escándalo estaba servido pero “Las Flores Del Mal” terminaría por convertirse en algo más que una controvertida obra literaria para muchos artistas y expertos literarios. Con “Las Flores Del Mal”, el mundo de la literatura dio un salto en cuanto a estilo y esencia al convertirse en el libro frontera donde el Romanticismo decadentista llegó a su máxima expresión, y para dar paso a una revolucionaria Modernidad que influiría en diversas corrientes artísticas a partir de entonces, sobre todo, en los grandes genios del Arte cuyas innovadoras creaciones aparecerían en las primeras décadas del siglo XX. La magna grandeza artística ilumina el talento de Baudelaire como escritor, y tan expresiva y emotiva esencia viene cargada de seducción, liberación, vicio, desasosiego, belleza, muerte, amor, y perdición, irradiando cada uno de sus excelsos poemas de “Las Flores Del Mal”.

“Tú obtienes tu perdón del eterno martirio
infligido a todo corazón desmedido.”


Dentro de su concepción simbólica y hermética, las ilustraciones del artista holandés Pat Andrea reflejan a la perfección la expresividad que caracteriza a los versos de Baudelaire en “Las Flores Del Mal”. Unas ilustraciones alejadas completamente de cualquier atisbo de clasicismo o de perfeccionamiento en su imagen como visión de una realidad mostrada con nitidez, salvo en aquellas partes concretas de la ilustración en las que este creador quiere hacer hincapié de cara a la mirada analítica de quienes las observan. Pat Andrea también ha sabido conservar esa belleza siniestra como fiel paralelismo con el estilo literario que fue característico en Baudelaire, y ese decadentismo incomparable se presenta en potentes y provocadoras ilustraciones con la misma irreverencia ética y moral con la que “Las Flores Del Mal” conmocionó a la opinión pública de la época. Una esencia luciferina y demoníaca en su presencia carnal y material que llevará a los lectores de este medio de información cultural digital a dedicar su tiempo a desvelar muchos de los secretos y misterios contenidos en estas ilustraciones, impresas en esta edición con una calidad incomparable. Y es que lo subjetivo, en Pat Andrea, se convierte en el eje conceptual que engloba su obra, presentada visualmente como una amplificación arquetípica de corte metafórico que genera en el espectador sensaciones contrapuestas de atracción y repulsión, de ahí la belleza siniestra que las envuelve y oscuramente las engalana. Así lo podrán sentir nuestros bibliófilos lectores tanto en el perverso perfume que destilan, como en sus sáficas representaciones, teniendo sus más diversos protagonismos con filias, fobias y desviaciones carnales en estos impactantes dibujos cargados de simbolismo. Con lo tétrico y lo tenebroso presentándose como telón de fondo que clausura este despliegue psicológico del lado oscuro del ser humano, la sensación de armonía entre versos e imágenes quedará grabado en su memoria con la fuerza del mensaje que va mucho más allá de la expresividad de las palabras. En definitiva, el gran maestro Baudelaire supo cómo tocar el talón de Aquiles del supuesto espíritu civilizado de nuestra sociedad y, por haber osado tocar aquello que no debería ser nunca nombrado, la etiqueta de poeta maldito no ha dejado de acompañar a sus obras hasta nuestros días, sobre todo y muy especialmente, en “Las Flores Del Mal”. Contemplando la intensidad visual de las ilustraciones que engalanan esta edición, de lo que no cabe la menor duda es que Pat Andrea ha sabido captar y reflejar esa virtud artística en su más pura esencia. “Las Flores Del Mal”, ilustre joya literaria destinada a engrandecer la cultura de las almas sensibles a la belleza poética más oscura. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“¡Curiosa alma que sufres
y que buscando tu paraíso vas,
yo te maldigo si por mí no sientes piedad!”


Félix V. Díaz
RESEÑA Nº:
En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
BAUDELAIRE “POESÍA COMPLETA”.
“LA CARNE, LA MUERTE Y EL DIABLO EN LA LITERATURA ROMÁNTICA”, MARIO PRAZ.
PERCY BYSSHE SHELLEY “NO DESPERTÉIS A LA SERPIENTE”.
PERCY BYSSHE SHELLEY "PROMETEO LIBERADO".
“LAS MUSAS”, WALTER F. OTTO.
“LA DIVINA COMEDIA”, DANTE ALIGHIERI (ESPECIAL INFIERNO).
“LA DIVINA COMEDIA”, WILLIAM BLAKE.
JOHN MILTON “EL PARAÍSO PERDIDO” ILUSTRADO POR GUSTAVE DORÉ.
ALEISTER CROWLEY “RODÍN EN VERSO”.

.

No hay comentarios: