martes, junio 26, 2012

WILLIAM IRISH “NO QUISIERA ESTAR EN SUS ZAPATOS” y “FUE ANOCHE”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: 
DIARIO EL PAÍS, S.L.
ISBN:  84-96246-78-7
Edición:  2004
Páginas:  153

“El pecado convertido en renta vitalicia.”

Me apasiona la novela negra como estilo literario, motivo por el cual incluyo reseñas de estas obras en Lux Atenea Webzine, pero nunca llegué a pensar que un escritor de la categoría de William Irish fuera a fascinarme tanto con su maestría narrativa. La lectura de este volumen, en el que se han incluido dos de sus excelentes obras tituladas “No Quisiera Estar En Sus Zapatos” y “Fue Anoche”, se ha convertido en una de las experiencias más intensas y obsesivas que he tenido dentro de este admirable estilo literario en los últimos años. Uno de esos libros que devoras leyendo y que luego te da pena haberlo terminado por los buenos momentos que te ha ofrecido. Ahora entiendo por qué William Irish, seudónimo con el que Cornell George Hopley-Woolrich (1903-1968) firmó sus obras durante años, se ha convertido en uno de los escritores de culto dentro del mundo de la intriga, del misterio, y del género policiaco, y su ilustre y brillante corona como padre y maestro del suspense literario reluce en estas dos obras con una genialidad y un talento sencillamente sobresalientes. Iniciando ambas obras situando directamente al lector dentro de la escena en un par de páginas, la lectura de este libro estoy seguro que les marcará y les hará memorizar el nombre de este autor como garantía de calidad, y como más selecta recomendación en cuanto les sea solicitado consejo por sus familiares y amigos interesados en sumergirse en la mejor novela negra que conozcan. Anteriormente, ya incluí otra de sus obras (“Tumbas Para Los Vivos”) dentro de esta selección literaria que estamos realizando en Lux Atenea Webzine al comentarles el magnífico y siempre recomendable libro “Los Hombres Topo Quieren Tus Ojos”, publicado en 2009 por la editorial Valdemar. Y es que William Irish, a parte de su destacada calidad dentro del mundo de la novela negra, también escribió obras en la década de los treinta y cuarenta que se englobaron en el estilo Weird Menace (Extraña Amenaza) dentro del pulp, tan en boga en esa época, y en cuyos títulos de culto todavía venerados actualmente están incluidas varias obras suyas. Así de prolífico y de innovador se presentó siempre William Irish dentro de esta rama del arte.

“Todo esto parece un sueño del que no despertaré jamás.”

En su obra “No Quisiera Estar En sus Zapatos”, los lectores de Lux Atenea Webzine conocerán a Tom Quinn, un simple y sencillo ciudadano que vive con su mujer en un bloque de pisos, y que padeciendo los rigores nocturnos del verano y los maullidos de los gatos en sus inseparables paseos en compañía de Selene, ante la imposibilidad de pegar ojo debido al alboroto de estos felinos decide tirarles sus zapatos para que se callen como último remedio a la desesperada. Debido a su precaria situación económica, su mujer le hace ser consciente de la tontería que acaba de hacer, obligándole a bajar a por ellos para recuperarlos, pero Tom incomprensiblemente no los encuentra. Al día siguiente, alguien los dejará frente a su puerta y, a partir de ese momento, un asesinato cometido en una casa en ruinas en las cercanías se cruzará en su vida implicándole en ese sangriento asunto. Unas sospechas fundadas que caerán sobre su persona y que verá aumentada su culpabilidad a ojos de la ley tras haberse encontrado por casualidad una cartera con mucho dinero en su interior o, al menos, eso es lo que él dice. El desarrollo de estos acontecimientos con consecuencias fatales para Tom, no solamente a nivel judicial sino también a nivel familiar, convierten esta angustiosa historia en una elaborada trama donde lo obvio no es siempre lo que parece, donde la lógica y lo visible no reflejan siempre la verdad real, y con la condena a muerte amenazando la vida de Tom mientras no se esclarezca todo este asunto.

“Era como si al restregar un espejo, repentinamente hubiese visto reflejada en él una visión horrible; como si al dar la vuelta a una piedra hubiese aparecido algo repugnante.”

En cambio, en “Fue Anoche” será la misteriosa muerte de un huésped tras marcharse a mitad de la noche de un rancho abierto como hospedaje por una pareja, Jacqueline y Gil, la que dará cuerpo a esta trama. Una extraña desaparición donde todo señalará directamente a Gil tras confesar que había acompañado a ese adinerado huésped a la estación de tren en plena noche hasta su partida, pero entre los revisores de la compañía ferroviaria no hay constancia de que algún viajero se subiera al tren en esa estación a esa hora. Además, la repentina posesión de una fuerte cantidad de dinero en manos de Gil no hará más que complicar su inocencia de cara a la investigación policial que se crea a raíz de esa desaparición, y donde la búsqueda del hombre desaparecido (o de su cuerpo) se convertirá en una pesadilla para la pareja, en una fuerte tensión emocional entre ellos, y en una pérdida progresiva de su confianza mutua. Como pueden comprobar, a William Irish le gustaba resaltar las injustas lógicas a las que muchas veces desembocan las investigaciones policiales basándose en pruebas muy contundentes y racionales, pero las cuales no siempre desvelan la auténtica realidad de los hechos en algunos casos. Y esos casos son precisamente los que le interesaron a este genial mago del suspense literario para dar vida a sus obras. En definitiva, un libro con dos extraordinarias historias y con la intriga garantizada hasta la última página. “No Quisiera Estar En Sus Zapatos / Fue Anoche”, si buscan calidad literaria dentro de la novela negra, aquí la encontrarán. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Más oculto cuanto menos oculto.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº:  1.244
.

No hay comentarios:

More Visited: