viernes, abril 06, 2012

STEVEN CALLAHAN “A LA DERIVA”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: EDITORIAL PLANETA, S.A.
ISBN: 84-320-4392-3
Edición: 1987
Páginas: 226

“No puedo confiar en ser rescatado por algún otro. He de salvarme a mí mismo.”

De nuevo, la reciente relectura del revelador libro “A La Deriva” me ha vuelto a cargar de energía con la misma intensidad con la que viene haciéndolo desde que compré esta primera edición del libro a finales de la década de los ochenta. No es que uno esté bajo de moral o deprimido en estos meses, ni mucho menos, sino más bien este ajuste de nuestro norte en la vida que provocan los pensamientos de un superviviente como Steven Callahan, tras ver la muerte pasar muy cerca de él, sirven para aportarnos esa potente energía y esa firmeza en las decisiones a tomar cuando uno ha de hacerse responsable de algo que no puede rechazar, ni quiere rechazar, a pesar de las tremendas dificultades y de los problemas futuros ocultos tras el horizonte a los que habrá de enfrentarse ineludiblemente. Ese tiempo de estrés, de incertidumbre, de absoluta firmeza y convicción en la superación de ese grave problema ha quedado atrás. El éxito total ha quedado como positivo y renovador final, y cuando uno se para a pensar en cómo las páginas de este libro aportaron esos momentos de relajación en medio de la incertidumbre, lo primero que se me pasa por la mente es compartir la sabiduría contenida en esta obra por si alguno de nuestros lectores necesitara esa parada en el tiempo tan necesaria en momentos difíciles directamente relacionados con uno, pero que afectan a familiares a los que queremos más especial e intensamente cuando se encuentran en circunstancias límite en las que a veces nos pone la vida. La vida, vivir, palabras que describen la esencia de la existencia de cualquier ser y que, en el libro “A La Deriva”, adquieren su más profundo significado cuando ese mismo ser ve la sombra de la Muerte ya cubriéndole.

“Ya sé cómo debía sentirse Colón al mantener el orden en su tripulación durante cada larga jornada en la que parecían navegar hacia la nada, mientras que él sabía que la tierra estaba más allá del horizonte, siempre un poco más allá.”

En el año 1982, Steven Callahan se propuso cruzar el océano Atlántico desde Europa hasta América en un barco de tan solo siete metros de largo construido por él mismo, y al que llamó “Napoleon Solo”. Pero poco tiempo después de haber dejado atrás las Canarias rumbo a las islas del Caribe, de repente, su barco sufriría una tremenda grieta en la quilla que lo llevaría irremediablemente a hundirse en el fondo del océano. Steve Callahan, conmocionado ante una situación tan extrema como impredecible, no pudo más que echar al agua su bote salvavidas hinchable y sacar del barco unas pocas pertenencias antes de que este definitivamente se hundiera, quedando en medio del océano con unos pocos alimentos, agua para unos días y unos cuantos utensilios de supervivencia. A partir de ese instante, la larga travesía de Steve Callahan cruzando el océano subido en un bote, llevado por las corrientes marinas, pasaría a la historia de la navegación como una de las odiseas más increíbles vividas por un náufrago. Setenta y seis días de travesía donde la obtención de alimento y agua, la reparación de perforaciones en la balsa de supervivencia hinchable, el terrorífico paso de tormentas con olas de varios metros de altura, el acoso incansable de tiburones, las vanas esperanzas puestas en ser visto por un barco o un avión,… convertirían esos incontables días en un martirio constante para la salud mental y física de Steve Callahan, siendo sobre todo el mantenimiento del equilibro psíquico una de las claves más importantes de su éxito final. Una firme voluntad interior que es, desde mi punto de vista, la lección más importante que nos aportan sus palabras, estando por encima incluso de la esperanza y de la confianza. La voluntad es la clave del éxito, es la clave de la victoria, es la clave del trabajo y del esfuerzo, es la clave de la existencia humana desde que el mundo es mundo, y este excelente libro destila eso mismo, voluntad en estado puro ante cualquier dificultad, por colosal que esta se presente. Esa es la lección fundamental de Steve Callahan escrita en estas páginas y espero que si algún lector de Lux Atenea Webzine ha de poner todo de sí mismo para dar la vuelta a la complicada situación en la que se encuentra un ser querido, el libro “A La Deriva” le ofrezca ese tiempo tan clarificador como reconfortante. “A La Deriva”, cuando la crónica extrema del superviviente a un naufragio puede tener paralelismos perfectamente establecidos con otras circunstancias clave en nuestras vidas cuando somos inexorablemente y crucialmente necesarios. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Necesitas la madre tierra pero amas al mar.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 1189
.

No hay comentarios: