domingo, abril 10, 2011

IVÁN RÁMILA “LA MALDICIÓN DE WHITECHAPEL”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )
Photobucket
Publicado por: ESPEJO DE TINTA, S.L.
ISBN: 84-96892-13-2
Edición: 2007
Páginas: 317

Hablar de Jack el Destripador, y rememorar el terror que se apoderó de todo el barrio londinense de Whitechapel a finales del siglo XIX, seguramente equivale a hablar del primer asesino en serie de la edad moderna cuyos crímenes llegaron a quedar impunes. Un hecho histórico clave para comprender por qué actualmente, un siglo después de haber ocurrido estos horribles hechos, la historia de Jack el Destripador continúa fascinando y atrayendo al gran público, siendo fuente de inspiración para la creación de películas, novelas y ensayos, como en el caso de esta obra. “La maldición de Whitechapel” es un libro escrito por Iván Rámila, licenciado en Periodismo, Derecho y Criminología, donde se realiza un estudio en profundidad sobre los antecedentes de la época, sobre el estilo de vida victoriano y sobre los terribles acontecimientos que pusieron en jaque a la prestigiosa Scotland Yard.

Le puedo asegurar al lector de Lux Atenea Webzine que consiga un ejemplar de esta obra, que podrá comprender al detalle cómo era Whitechapel. Un barrio londinense de dos millones de habitantes donde la población vivía al límite de la subsistencia, y donde las familias desestructuradas, el alcoholismo, la pobreza y la prostitución fueron el escenario ideal donde un despiadado asesino como Jack el Destripador encontraría el lugar y el momento perfecto para cometer sus crímenes. Los nombres de sus víctimas como Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elisabeth Stride, Catherine Eddows y Mary Jane Kelly han quedado grabados en los anales de la criminología por su terrible significado, y por ser protagonistas de unos espantosos asesinatos que quedarían sin esclarecer. Y es que si sumamos los errores en la metodología de la policía y de los forenses a los graves fallos de la investigación, la poca experiencia en ciencias forenses con la falta de personal en el equipo de investigación, y la saturación de trabajo junto a la escasa voluntad de colaboración mostrada por la población hacia los representantes de la ley, todo ello llevará inexorablemente al lector a un callejón sin salida donde en la niebla y en la noche londinense se mantiene escrita con tiza la palabra Impunidad.

Completando esta obra, Iván Rámila nos aportará sustanciales pruebas sobre quién era Jack el Destripador, como reproducciones de algunas de las cartas que llegaron a Scotland Yard donde el supuesto asesino se auto-inculpaba, fotografías de las fallecidas y portadas de las publicaciones de la época, con recreaciones de los asesinatos y de las escenas de los crímenes. También es muy interesante el exhaustivo perfil criminal que se hace del asesino y sobre la “hipótesis del círculo”, razón por la cual los asesinos en serie cometen su primer crimen cerca de su domicilio. Uno de los capítulos que más me han llamado la atención es el dedicado a los sospechosos, donde aparecerán conocidos personajes de la época como Joseph Merrick (el popular Hombre Elefante) o Madame Blavatsky, junto a médicos, envenenadores, abogados, e incluso, un pintor. Iván Rámila aborda también en esta obra la improbable conspiración que involucraba al duque de Clarence y al doctor sir Willian Withey Gull, y que quedó reflejada en el libro “Jack the ripper: The final solution” escrito por Stephen Knight. Una obra que fue llevada al cine con éxito bajo el título de “From hell”. “La maldición de Whitechapel”, un libro para profundizar en la leyenda de Jack el Destripador, y con una minuciosa reconstrucción de estos crímenes realizada por la certera eficacia científica de un criminólogo.

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Atenea

Artículo Nº: 954
.

No hay comentarios:

More Visited: