martes, abril 12, 2011

DALAI LAMA “MI BIOGRAFÍA ESPIRITUAL”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: ZENITH / EDITORIAL PLANETA, S.A.
ISBN: 84-08-07995-8
Edición: 2010
Páginas: 336

“No sobreviviremos si seguimos yendo en contra de la naturaleza. Aceptemos esta realidad. Si desequilibramos la naturaleza, la humanidad sufrirá por ello.”

Empecé a leer esta obra hace algunos meses y, tras el análisis de sus primeras páginas, supe que esta reseña tardaría en ser publicada debido a la diversidad y profundidad de temas abordados por el Decimocuarto Dalai Lama en este libro. La presente obra se presentó en el año 2009 con motivo del cincuenta aniversario de su exilio del Tíbet, provocado por la invasión china del Tíbet iniciada en el año 1950 (importante asunto que abordaré más adelante en esta reseña), y que, en nuestro país, ha sido publicado en lengua española el año pasado gracias a Zenith Editorial. Exiliado actualmente en la India en la ciudad de Dharamsala, Jamphel Ngawang Lobsang Yeshe Tenzin Gyatso (nombre real del Dalai Lama) contará a los lectores de Lux Atenea Webzine cómo fue su vida desde su nacimiento el 6 de julio de 1935 en una familia tibetana pobre y humilde, hasta nuestros días. Tras la muerte del Decimotercer Dalai Lama en 1933, la búsqueda de su reencarnación llevaría a los monjes tibetanos hasta la casa de sus padres para encontrar a su Decimocuarto Dalai Lama. Un suceso que se convertirá en uno de los apartados más interesantes y atrayentes de esta obra debido a la complejidad e inefabilidad del sistema utilizado por los monjes a la hora de cerciorarse de la verdadera autenticidad del reencarnado. Cuando finalmente es llevado al Potala para convertirse oficialmente en el Decimocuarto Dalai Lama, a partir de ese momento, su vida dará un giro de ciento ochenta grados que, por avatares del destino, le acabará llevando a presenciar el dramático destino del Tíbet que nadie podía presagiar. Sus experiencias personales durante este periodo de tiempo, junto a la explicación de los conceptos morales y éticos del budismo tibetano, convierten a esta obra en una imprescindible referencia informativa a la hora de entender cuáles son los fundamentos que definen la actitud de este líder religioso tan sorprendentemente abierto al pensamiento científico. Una actitud abierta al sentido común que es tomada por el Dalai Lama como un paso ineludible en la búsqueda de la verdad suprema. Una visión del sentido de la vida humana y del universo que, bajo su perspectiva, no tiene por qué desvirtuar en absoluto a las ancestrales y sabias enseñanzas religiosas reveladas por sus antepasados. Con la Razón y con la experiencia como base fundamental de la visión religiosa del budismo tibetano hacia el mundo y la realidad que vivimos, el Dalai Lama nos da una inteligente y razonada visión de las futuras consecuencias que los avances científicos, los insostenibles estilos de vida, y la progresiva pérdida de la espiritualidad van a tener en el futuro de la Humanidad.

“Creíamos que podríamos perpetuar ese modo de vida pacífica manteniéndonos al margen del mundo. Fue un error.”

Indiscutiblemente, la difícil y traumática situación política del Tíbet en la actualidad, con constantes excesos protagonizados por las autoridades gubernamentales chinas contra la población tibetana, sigue conmocionando a la opinión pública internacional. El Dalai Lama, máximo representante del Gobierno Tibetano en el Exilio, continúa firmemente convencido del mantenimiento del uso de la política de la no violencia promulgada por Gandhi para poder alcanzar la liberación de su pueblo con garantías. Un tortuoso camino que los tibetanos vienen apoyando bajo la dirección del Dalai Lama, y cuya inhumana situación sigue prolongándose desde hace más de medio siglo sin que el resto del mundo haya sido capaz de solucionar esta lamentable situación. Prácticamente, todas las páginas de la última mitad de este libro están dedicadas a explicar al lector qué circunstancias concretas de la geopolítica internacional fueron aprovechadas por China para invadir el Tíbet sin que ningún país se opusiera a esta agresión contra un estado libre y pacífico, cuáles fueron las supuestas justificaciones que Mao expuso para tratar de legalizar esta anexión a través del uso de las armas, cómo se desarrollaron los acontecimientos ante la abrumadora superioridad bélica de las tropas chinas que llevaron al Dalai Lama a exiliarse en la India, con qué brutales y violentos métodos han sometido a la población tibetana desde entonces (con más de un millón de tibetanos muertos desde la ocupación), cómo la Revolución Cultural apoyada oficialmente por Mao acabó en un baño de sangre y en la destrucción sistemática de su pasado cultural e histórico (por ejemplo, durante esos trágicos años más de mil templos budistas fueron dinamitados por los guardias rojos de la revolución en todo el Tíbet), cómo esos brutales actos represivos contra la población tibetana se han visto incrementados en este siglo XXI junto a una nueva política marcada por el desplazamiento masivo de población china al Tíbet con el objetivo de convertir a la etnia tibetana en minoría en su propio país y acabar definitivamente con toda su cultura en las próximas décadas (objetivo que ya han cumplido en la actualidad en las principales ciudades tibetanas donde el uso de los caracteres chinos domina la escena pública),…

“El 10 de marzo de 1959, el pueblo tibetano proclamó la independencia del Tíbet después de haber sufrido casi nueve años de ocupación.”

No quiero que los lectores de Lux Atenea Webzine puedan ni siquiera pensar que esta reseña del libro “Mi Biografía Espiritual” se pueda tomar o interpretar como un artículo contra China o contra los chinos. Nada más lejos de nuestra filosofía como medio de información cultural donde China, su cultura y su población siempre han sido tratadas con sumo respeto. Nuestra absoluta admiración hacia esta cultura milenaria viene demostrándose a través de la publicación de reseñas sobre obras literarias fundamentales en su historia, escritas por grandes maestros y sabios chinos, y que vamos a seguir presentando y analizando a nuestros lectores. Pero en el caso del Tíbet, es inevitable que muchos nos hagamos la pregunta de por qué un país tan poderoso como China, decidió invadir un país como el Tíbet en la década de los cincuenta que, además, no suponía ninguna amenaza para su integridad territorial o para su estatus político nacional e internacional. Gracias a este magnífico y revelador libro, la respuesta a este delicado asunto ha quedado sobradamente esclarecida tras informarnos sobre los grandes recursos en materias primas que el Tíbet posee en su territorio. China se encontró con un territorio que, bajo el gobierno religioso tibetano de corte feudal, se había mantenido prácticamente sin alterar por la acción humana. Pero, tras la invasión, el gobierno chino no dudó un segundo en empezar a explotarlos para beneficio propio sin tener en cuenta el tremendo impacto ambiental de tales acciones. Las minas de oro, uranio, litio, magnesio, potasio, siderita, cromita,… así hasta más de noventa minerales distintos existentes en el Tíbet, empezaron a extenderse por este territorio mientras el bosque y la fauna tibetanas empezaban a ser devastadas bajo la tremenda presión de los nuevos colonos chinos (más de la mitad de los bosques tibetanos originales han sido ya destruidos, y muchos animales salvajes autóctonos se han extinguido durante este periodo de dominación china). Tíbet alimentó la nuclearización de China bajo el gobierno de Mao, el Tíbet se convirtió en la avanzadilla de las tropas chinas en Asia (que les llevaría en el año 1962 a anexionarse por la fuerza nuevos territorios en el Himalaya pertenecientes a la India), y, en la actualidad, las materias primas procedentes del Tíbet están alimentando la acelerada industrialización de China sin que esa riqueza revierta en absoluto en el incremento de la calidad de vida de la población tibetana. Además, en estos momentos el Tíbet se ha convertido en el principal almacén de residuos radiactivos de China, y la degradación ambiental en el Tíbet ha llegado a tal magnitud que la contaminación ya está afectando a una parte del territorio chino, junto a una radical y progresiva alteración del clima asiático cuyos cambios extremos y repentinos están aquejando a varios países de la zona debido a este grave problema.

“La destrucción de los recursos naturales es el resultado de la ignorancia, de la falta de respeto de los hombres a la Tierra y de la codicia.”

En definitiva, la obra “Mi Biografía Espiritual” es más el testimonio del espíritu cultural tibetano en boca de su máximo representante religioso, que una biografía destinada a conocer a un indiscutible y admirado líder. Una visión pacífica de un sangrante conflicto latente en Tíbet que, desde el sosiego y la serenidad característicos en la proyección pública del Dalai Lama, no hacen otra cosa que seguir sumando adeptos a su causa en un mundo globalizado donde los países ya no gozan de esa autonomía en la toma de grandes decisiones de carácter nacional e internacional. Los principales acontecimientos que suceden en un país afectan cada vez más a sus vecinos, o al orden internacional, y dentro de esa creciente dinámica en el futuro de la Humanidad, la voz del Dalai Lama adquiere una mayor fuerza en un mundo cada vez más deseoso de la paz y la prosperidad para los pueblos. Pero la realidad siempre se impone por la obviedad de los hechos que vivimos, y en estos momentos, China sigue controlando el Tíbet y es probable que en las próximas décadas la cultura tibetana acabe desapareciendo bajo la constancia de los métodos de presión que, desde siempre, ha caracterizado a la visión filosófica china en el mundo. Además, en un planeta cada vez más poblado, muchos de los recursos fundamentales para el desarrollo de los países más industrializados están empezando a escasear, convirtiendo su control y explotación en la clave que va a marcar su política nacional e internacional en este siglo XXI, y los futuros gobiernos van a estar muy condicionados por el mantenimiento de los niveles de vida de sus ciudadanos para lograr la estabilidad nacional. En un mundo tan materialista como el actual, cuando nuestro elevado nivel de vida occidental se vea amenazado en el futuro por la escasez los recursos y el encarecimiento de los artículos de consumo, ¿alguien va a estar dispuesto a sacrificar su estatus económico por la paz y la libertad de otro pueblo o nación? En la respuesta a esta pregunta encontrarán el futuro del Tíbet y de muchos otros países cuyos recursos serán fundamentales para el futuro de la economía. “Mi biografía espiritual”, un libro imprescindible para poder conocer el pensamiento y la obra del Dalai Lama más comprometido con los avances científicos y metafísicos en toda la historia del budismo tibetano. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Por el momento, ningún país ha reconocido al gobierno tibetano en el exilio.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 956
.

No hay comentarios: