jueves, marzo 17, 2011

PAUL GAUGUIN “NOA-NOA, LA ISLA FELIZ”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: EDITORIAL MCACIONES AKAL, S.A.
ISBN: 84-95514-07-9
Edición: 2000
Páginas: 184

“Como ha perdido el sentido de la eternidad, Europa ignora el presente.”

La obra “Noa-Noa, la Isla Feliz” es el libro de memorias en el que el pintor y escultor francés Paul Gauguin (1848-1903) describiría sus experiencias y pensamientos durante su estancia en la isla de Tahití. Un lugar que esperaba encontrar en un estado salvaje y de incivilización que Gauguin tanto admiraba debido a su crítica visión de Occidente, una cultura que había perdido toda su belleza y encanto debido a su decadente espíritu por la incapacidad del europeo a la hora de coger recursos de la Naturaleza sin que estas pierdan su alma. En cambio, en la isla de Tahití se encontraría con una selva frondosa de exuberante vegetación cuya paradisiaca benignidad para el ser humano se reflejaba en la ausencia de reptiles, fieras o depredadores carnívoros. Un auténtico Paraíso sobre la tierra que los europeos estaban destruyendo a conciencia amparándose en el vergonzoso sentimiento de superioridad occidental que siempre han mostrado hacia otras culturas y pueblos. Y es que en la prosa y en los versos que dan vida al libro “Noa-Noa, la Isla Feliz”, también se pueden sentir ese visceral rechazo de Gauguin hacia esa supuesta civilización occidental que todo lo estaba corrompiendo en esta bella e idílica isla. Fascinado por la digna y altiva figura de las jóvenes mujeres tahitianas, por su orgullosa y firme mirada, este célebre artista, como genio capaz de atravesar el velo de Maya para poder ver su verdadero rostro, vería su profundo análisis del carácter simbólico del medio natural potenciado tras conocer a Téhura, su joven mujer tahitiana. Una sensibilidad única con la que Gauguin recrearía Tahití en sus obras, y donde el alma y el espíritu de esta paradisiaca isla quedó inmortalizada por el artista en perfecta armonía con el simbolismo del entorno que lo unía al Arte.

“La mezcla de horror y de alegría que forma el encanto maorí.”

En la búsqueda realizada por Gauguin en este viaje, de un pasado y una cultura maorí ya extinta, para su sorpresa, terminaría encontrando un oscuro y floreciente pasado con cultos y ritos que llegaron a incluir sacrificios humanos en sus ceremonias. Pese a la fuerte influencia religiosa cristiana que se inició con la llegada de los europeos a la isla, la desconfianza en la vida, las costumbres y los valores que los europeos trajeron consigo, terminó provocando un rechazo en sus habitantes que se manifestaría a lo largo de los años con una fuerte resurrección del culto a la diosa Hina entre la población maorí. Con templos situados en la cumbre de la montaña, o sea, a los pies de los Dioses, el lector de Lux Atenea Webzine se sorprenderá al encontrar en estas páginas el testimonio de un culto religioso maorí donde los dioses maoríes se presentan a través de prodigiosos conocimientos astronómicos, donde se encuentran referencias mitológicas al Diluvio Universal, donde los tiis encuentran su vínculo con la isla de Pascua, en definitiva, donde los maoríes encontraron una armonía perfecta entre el entorno natural, el ser humano, la Belleza y los Dioses. Una mirada mística y literaria de Tahití que Gauguin logra transformar en poesía y cuya liberación simbólica y metafórica tras la tala de un árbol será crucial en su visión de esta seductora isla. Eso no quita que el choque cultural que Gauguin vivió al llegar a Tahití tras encontrar la ciudad de Papeeté demasiado occidental, y tras vivir el ocaso de un pasado feudal con la muerte del rey Pomaré, último rey tahitiano, poco tiempo después. “Noa-Noa, la Isla Feliz”, un impresionante e interesante libro sobre la fragante tierra tahitiana que marcó la vida de Gauguin para siempre. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Y yo creo en esta locura religiosa y en este furor amoroso: Hina del amor e Hina de la muerte son desde luego la misma, la única Diosa, monstruo con cara de fiera y senos de mujer.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 917
.

No hay comentarios: