sábado, febrero 19, 2011

“KAMIKAZE, MORIREMOS POR LOS QUE AMAMOS”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Director: TAKU SHINJO Guión: SHINTARO ISHIHARA
Actores principales: TORU EMORI, ICHIRO HASHIMOTO, MASATO IBU, KATSUTAKA FURUHATA
País: JAPÓN Año: 2007 Productora: TOEI COMPANY, LTD Duración aprox.: 135 minutos
Publicado en España por: DIVISA HOME VIDEO AÑO: 2010 Formato: Digipak DVD.

“Desde el momento en que forman parte de este escuadrón, la supervivencia se considera traición.”

Lo que más me gusta de la película japonesa “Kamikaze, Moriremos por los que Amamos” es el enfoque que le ha dado su director Taku Shinjo, desmitificando la imagen histórica que, sobre los kamikazes, nos ha venido ofreciendo tanto la propaganda occidental como el retrato de gloria y honor con el que el nacionalismo japonés los ha venido mostrando. En este bello y dramático largometraje, Taku Shinjo nos muestra un enfoque mucho más real y humano de estos pilotos suicidas, alejándose totalmente de esa falsa imagen de salvaje fanatismo con el que se les ha identificado. Unos pilotos kamikaze que, en su mayor parte, más que haberse presentado como voluntarios, fueron realmente elegidos y obligados por sus propios mandos para cumplir esa dura y desesperada misión suicida. La falta de preparación de muchos de estos pilotos, su desesperación ante la sinrazón de las órdenes recibidas por sus superiores, el drama que esta participación en ataques suicidas suponían en su entorno personal, familiar y de amistades que le rodeaban, la rígida e inflexible censura militar a la que estaban sometidos,… en definitiva, historias trágicas en tiempos de guerra. “Kamikaze, Moriremos por los que Amamos” es una película bélica japonesa que sorprenderá a los lectores de Lux Atenea Webzine por su sobria belleza y su tensa atmósfera cargada de decaimiento, pesimismo y desesperación mientras la sociedad japonesa va sufriendo una progresiva militarización según avanza su participación en este conflicto asiático. Con imágenes que emanan crudo dramatismo incluso en escenas bélicas de sobrecogedor realismo, en esta película comprobarán con sumo detalle en imágenes cómo afrontaban estos pilotos su aciago destino, cómo afloraba la camaradería entre ellos, cuáles eran sus miedos, temores, alegrías y diversiones mientras la cuenta atrás hacia el objetivo, sin retorno posible, seguía corriendo en sus vidas. Desde las imágenes reales rodadas por la Marina en los ataques kamikazes a la flota norteamericana hasta la sobria ceremonia de despedida a los pilotos kamikaze antes de partir hacia el objetivo, desde las escenas del Sol de Sangre hasta la del harakiri (seppuku), Taku Shinjo consigue reflejar una excelente ambientación de la época a través del realismo y la belleza de las imágenes y de las tomas rodadas. Imágenes bélicas muy realistas e impactantes con momentos cargados de violencia y sangre, como en el ataque aliado a la base aérea de Chiran.

La película “Kamikaze, Moriremos por los que Amamos” comienza en el año 1943 con imágenes de la sociedad y de los militares japoneses donde la exagerada alegría y euforia se convierten en el contrapunto perfecto a la entrada en el año 1944 con la reunión de los mandos militares japoneses en Mabalacat, lugar donde se gestaría la idea de los ataques suicidas como medio para ganar la guerra, o para llevar al gobierno de los Estados Unidos a negociar la paz. El miedo de los militares japoneses a no poder cumplir su objetivo de conquista de todo el continente como libertadores de Asia, junto a la apocalíptica visión ofrecida por la propaganda oficial, emitida por el gobierno nacionalista japonés, donde el pueblo japonés iba a ser exterminado por los occidentales en cuanto fueran derrotados, fueron factores que influyeron decisivamente en la creación de esta unidad especial de ataque aéreo. Con la propaganda oficial japonesa exigiendo sacrificio límite y extremo a toda la nación ante el imparable avance de las fuerzas militares norteamericanas, finalmente sería asignado el aeropuerto de Chinan como base aérea de estos pilotos kamikaze. Unos pilotos que, obligados en su mayor parte a ejecutar estas misiones suicidas, serían tomados como referencia del espíritu militar japonés en combate y en cuya imagen pública y social serían admirados y reverenciados por el pueblo por su sacrificio por la nación siendo tan jóvenes. La desmoralización y la pérdida de confianza en la victoria por parte de los militares japoneses según avanza el conflicto bélico, junto a una adecuada respuesta militar por parte de la fuerza naval y aérea norteamericana, convertirían estas acciones en un acto absurdo sin repercusión alguna en el desarrollo de las operaciones y, tras las dos bombas nucleares lanzadas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en el año 1945, este conflicto bélico mundial llegaría definitivamente a su fin. “Kamikaze, Moriremos por los que Amamos”, una controvertida película japonesa sobre unos pilotos kamikaze que fueron… ¿héroes o víctimas? ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Las cicatrices son mis medallas.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (PELÍCULAS, CORTOMETRAJES Y DOCUMENTALES) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 884
.

No hay comentarios: