domingo, febrero 20, 2011

HENRY KAMEN “EL DUQUE DE ALBA”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: RBA, S.A.
ISBN: 84-473-4648-X
Edición: 2006
Páginas: 343

“Para Alba no podía haber nada peor que la rebelión.”

De lo mucho que se ha hablado de Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba, no siempre se ha acabado haciendo justicia respecto a la importancia histórica de su figura, ni a la realidad de la difícil época que le tocó vivir y afrontar. Fernando Álvarez de Toledo (1507-1582), mayormente conocido como el Gran Duque de Alba, fue ante todo un militar que destacó por su inquebrantable fidelidad al rey y a la nación española, muy por encima de sus incontables victorias en el campo de batalla. Con una espectacular carrera militar curtida en combate que, en otras naciones occidentales, sería tomada como ejemplo de un excelente militar a exaltar y honrar, pese a su gloriosa participación en míticas batallas junto a Carlos I de España, que han quedado grabadas con letras de oro en la Historia de Europa, sería su participación en la revuelta de los Países Bajos durante el reinado de Felipe II lo que terminaría por empañar su imagen histórica como uno de los más grandes genios militares. Una imagen pública irreal y para nada ajustada a la realidad que, con el paso de los siglos, sigue permaneciendo en la mente de muchos occidentales y, sobre todo, de muchos españoles para su desgracia. Cuando los lectores de Lux Atenea Webzine lean esta completa y detallada biografía escrita por un investigador serio y riguroso, comprobarán por sí mismos cómo una gran parte de la información con la que se le ataca no tiene fundamento histórico alguno, y cuáles fueron realmente sus posibles culpas en un territorio hostil a España como era Flandes cuyos gobernantes estaban decididos a independizarse del reino con el incondicional apoyo económico y militar de los grandes enemigos de España: Inglaterra y Francia. A estas dos poderosas naciones también se acabaron uniendo las principales corrientes religiosas opuestas al catolicismo romano con tropas y con dinero debido también al incondicional apoyo de España al papado. Un apoyo no siempre bien correspondido a la nación española y que traería como resultado un clima de intolerancia religiosa inasumible por muchos pueblos y naciones en Europa Occidental.

“Aconsejó a Felipe II que no se aliase con los franceses católicos contra los franceses protestantes.”

Espero que no confundan los datos históricos incluidos en este libro con una defensa del Gran Duque de Alba por parte de este investigador que, por cierto, no es español. El hecho que su nacionalidad no sea española ha sido uno de los factores más importantes que me han llevado a comentar esta obra en Lux Atenea Webzine, entre muchas otras obras que he leído sobre la importante y espectacular figura histórica y militar del Gran Duque de Alba. Y es que la lectura de esta biografía tan seria como interesante, convierte su lectura en algo muy vivo y pasional, y mucho más cuando uno ha nacido en esta tierra. Es verdad que nadie es profeta en su tierra pero, en este caso, la ausencia de un justo reconocimiento a la figura del Gran Duque de Alba en los libros con los que se enseñan a los estudiantes nuestra historia viene motivada por dos importantes factores que siguen condicionando a una gran parte de los españoles a la hora de valorar su propia historia como nación que, por cierto, es la más antigua de Occidente en la actualidad:

1) Los españoles, entre muchos defectos y virtudes, son un pueblo muy autocrítico con todo y con todos.
2) La Leyenda Negra que organizaron y difundieron las potencias europeas hace siglos contra España durante la rebelión de Flandes, sigue aún bien viva en las mentes de muchos españoles pese a que muchos historiadores no españoles hayan denunciado en sus obras sobre la falsedad de tales acusaciones.

La Leyenda Negra contra España. Tal vez sea esta la clave principal que haya creado esta falta de reconocimiento, no solo a la figura de Fernando Álvarez de Toledo, el Gran Duque de Alba, sino de muchos otros grandes militares cuyo arrojo y valor contribuyó decisivamente a convertir a España en la primera superpotencia de la Historia Moderna. Si gloriosos militares como Gonzalo Fernández de Córdoba "El Gran Capitán", Álvaro de Bazán, Don Juan de Austria, Hernán Cortés, Pizarro, Alejandro Farnesio, Blas de Lezo,… hubieran nacido en otro país occidental que no fuera España, estoy seguro que serían exaltados en libros de Historia donde serían admiradas sus victorias en el campo de batalla por su defensa y por su valor en pro de la nación. Pero España es España, y como la Leyenda Negra tiene mucho peso, en la siguiente reseña comentaré uno de los mejores estudios históricos que se hayan realizado sobre esa lamentable propaganda contra España todavía vigente. “El Duque de Alba”, cuando una biografía históricamente bien documentada es escrita tan magistralmente que terminas leyéndola con la misma avidez de una interesante novela. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“A su muerte, la Corona le debía en torno a 474.000 ducados.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 892
.

No hay comentarios:

More Visited: