miércoles, enero 26, 2011

THE ETERNAL AFFLICT “TRAUMA ROUGE" & "JAHWEH KORESH".

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

ESPECIAL THE ETERNAL AFFLICT: EL LLANTO DEL ALMA (ÉPOCA DORADA - 3ª parte).

Photobucket
THE ETERNAL AFFLICT “TRAUMA ROUGE (...now mind revolution)”.
Publicado por: GLASNOST MUSIC RECORDS, (GLAS 908), 1993.
Edición comentada: CD.

1- Awake.
2- We libanon you.
3- Fire! walk with me.
4- Conspiracy in silence.
5- Crash course in the garden of Christ.
6- Kinski is dead.
7- Who´s God.
8- Eternal.
9- Langsam faellt der regen.
10- Suicide of mankind.
11- Lanrete elbib ytic.
12- Grace...
13- ...Trauma rouge...
14- ...now mind revolution.

Photobucket
THE ETERNAL AFFLICT “JAHWEH KORESH... or how to burn your children”.
Publicado por: GLASNOST MUSIC RECORDS, (GLAS 14), 1993.
Edición comentada: CD SINGLE.

1- Jahweh Koresh.
2- Kiss the abyss.
3- Oh, you in heaven.

Estamos en los años artísticamente más florecientes del grupo The Eternal Afflict. Entre los meses de abril y julio de 1992 vuelven a los estudios Hotcon para grabar su nuevo disco, “Trauma rouge (...now mind revolution)”. También ese mismo año, el grupo realizará una gira llamada “Live your agony” que les llevará a situarse entre los grupos góticos más aclamados y deseados del momento por el público. En este nuevo álbum, The Eternal Afflict abre el abanico de colaboraciones con la participación de músicos de reconocido prestigio como Bari-Bari del grupo Mephisto Walz (bajo, guitarra y coros), William Faith (guitarra y coros) y Greg the mac (piano). Además, en “Trauma rouge (...now mind revolution)” será Patricia, la nueva cantante del grupo con una voz no tan clásica pero mucho más dulce y cálida, la que se encargará de llevar todo el peso musical en las voces femeninas grabadas en este nuevo trabajo y Winus Rilinger seguirá encargándose de la producción del álbum, dándoles también soporte instrumental a los teclados y a la guitarra. Ante tal unión de genios musicales del momento, el resultado final será uno de los álbumes más diversos, complejos e innovadores de la década de los noventa. Con “Trauma rouge (...now mind revolution)”, The Eternal Afflict continúan rompiendo moldes musicales para que el goce y disfrute de sus fieles seguidores siga alcanzándose a base de creatividad, imaginación y oscuras sorpresas.

Iniciamos la audición del álbum entre el suspense y el terror mientras la canción “Awake” empieza a abrirse paso entre las nieblas de lo desconocido, hasta que el siguiente tema “We libanon you” consiga romper en mil pedazos esas atmósferas ultraterrenas con su frenética electrónica. En “We libanon you”, las proclamas religiosas surgidas de los minaretes invitan a una danza espiritual donde la sangre y las armas dan sostén a las creencias, mientras en la canción “Fire! walk with me”, será la violencia la que se muestre como el medio a través del cual se puede alcanzar el placer ante la visión de la muerte ajena. “Fire! walk with me”, son los ojos del asesino demencial contemplando la muerte por él provocada en unos actos convertidos en macabros juegos. Una vida ajena cuya existencia o no existencia dependerá totalmente de su voluntad porque “Fire! walk with me” es la semilla del diablo humano libre de ataduras morales. A continuación, la canción “Conspiracy in silence” nos hablará de sospechas en el aire, de vientos con olor a traición, de una luz que transmite intenciones esencialmente siniestras. ¿Podrá llegar a ser la paz una situación mucho más peligrosa que la guerra? “sometimes I believe...”

A través de melodías sacras entramos en la eterna esperanza de “Crash course in the garden of Christ”, una ilusión de paz y sosiego pocas veces vividas por el ser humano a lo largo de toda su historia. A continuación, en el tema “Kinski is dead” se pasará una página tantas veces arrancada en el libro de cada individuo para rendir homenaje a una leyenda, a un artista, cuyo rostro supo transmitir perfectamente el contraste entre la imagen y el trasfondo. “Kinski is dead” es una excelente canción que, por desgracia, en muy contadas ocasiones he tenido oportunidad de escuchar en un local gótico que no haya sido a través de una sesión mía. En “Who´s God”, una canción puramente electrónica donde la voz de Cyan se transforma en ese cuchillo moral que acaba cortando con decisión los falsos lazos religiosos que unen al ser humano con ese idílico cielo regido por Dios, nos presenta esa realidad mucho más trascendental que, alejada de los pensamientos oníricos tantas veces repetidos e imaginados, nos acaba mostrando la auténtica verdad de esa mentira universal que tantas vidas ha costado en cuanto a tomado cuerpo exotérico y dogmático. Tras el colosal y fanático engaño manipulador, llegará la paz a nuestro espíritu escuchando el excelso tema “Eternal”, una de las canciones de The Eternal Afflict que más he escuchado, que más he sentido, que más ha logrado evadirme del poderoso influjo de la falsas apariencias. La magnífica “Eternal” es una mirada al cielo mientras observamos cómo se mueven la nubes, en un periodo de tiempo único donde todo a nuestro alrededor parece desaparecer de nuestra consciencia.

La tranquilidad seguirá reinando al adentrarnos en “Langsam faellt der regen”, con Cyan interpretando su letra con una sencillez, con una suavidad y dulzura en perfecta armonía con los etéreos pasajes electrónicos que dan cuerpo a esta impresionante composición. Pero en la siguiente canción, “Suicide of mankind”, saldremos de ese idílico paraíso para sentir cómo la sangre contaminada empezará a circular por un cuerpo odiado y rechazado. Si en “Langsam faellt der regen” la voz de Cyan era un arcoiris, en “Suicide of mankind” se transformará en el infernal testimonio de un jinete del Apocalipsis, una dinámica musical trágica que tendrá continuidad en el tema “Lanrete elbib ytic”, una canción psicodélica y perturbadora que nos encaminará directamente a la desasosegante “Grace...”, con un depresivo piano que será el preludio de la siguiente canción, “...Trauma rouge...”. Una composición que suena a hecatombe nuclear, a amenaza incontrolable, a botón de autodestrucción al que, día tras día, va encontrando en el ser humano más y más dedos dispuestos a pulsarlo. “...Trauma rouge...” es el día después del colapso, el día donde el Sol llegó a surgir de la nada sobre una ciudad para hacer desaparecer la vida de todos sus habitantes, dejando sus sombras como triste recordatorio de su no deseada visita. “...Trauma rouge...”, junto a la canción “Oh, you in heaven”, son las canciones del grupo The Eternal Afflict que más he escuchado con diferencia. Cerrando este impresionante álbum se encuentra la canción “...now mind revolution” donde la sociedad moderna se ha colapsado, la civilización parece haber quedado destruida, y entre sus ruinas empieza a reinar la corrupción, el desamparo y la muerte para hacer que el amor sea únicamente agonía, los besos solamente dolor, el aire sea ardiente fuego, la religión un suicidio, y el sexo sean mordiscos de ácido sobre la piel. El tema “...Now mind revolution” les aseguro que les estremecerá, imponiéndose su desgarradora esencia musical siniestra sobre su Razón porque nuestro destino final finalmente se ha convertido en una realidad.

En 1993, tras la aparición del álbum “Trauma rouge (...now mind revolution)”, también se publicará su primer CD Single. Un disco grabado en el mes de mayo de ese mismo año y que será editado en un precioso digipack en color negro. Su título, “Jahweh Koresh...or how to burn your children”, tiene como fuente de inspiración la famosa masacre de Waco (Texas, Estados Unidos) ocurrida entre los días 28 de febrero y 19 de abril de ese mismo año cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. El 28 de febrero de 1993, agentes del ATF (cuerpo especial de la oficina para el alcohol, el tabaco y armas de fuego, Alcohol Tobacco and Firearms) deciden entrar en el rancho de Monte Carmelo perteneciente a la secta de los davidianos, sospechando que tienen en su poder armas de fuego ilegales. Los davidianos, con su líder David Koresh a la cabeza, hacen uso de sus armas y rechazan la intervención dejando cuatro agentes del ATF muertos en el exterior del edificio y a seis davidianos sin vida en el interior de la casa. Ante tan sangrienta masacre, el ATF solicita la ayuda del FBI, los cuales cercarán la casa con más de cuatrocientos agentes apoyados por vehículos blindados. Durante los cincuenta días que durará este asedio, algunos miembros de la secta lograrán salir con el beneplácito de su líder pero, pese a las iniciativas de negociación llevadas a cabo por las autoridades, David Koresh se niega a rendirse. Finalmente, el FBI decide acabar con esa difícil situación asaltando la sede el día 19 de abril, un asalto que es ordenado por la ministra de justicia Janet Reno tras la firma del propio presidente de los EE.UU, Bill Clinton. Un espectacular fuego originado en el interior del edificio terminará devorándolo todo, acabando con la vida de más de ochenta seguidores de la secta, incluidos algunos niños. La Rama de los Davidianos era una secta apocalíptica liderada por el carismático David Koresh, que era considerado por sus propios seguidores como la encarnación de la segunda venida de Jesucristo anunciada en el Apocalipsis.

El single “Jahweh Koresh...or how to burn your children” está compuesto por tres canciones. “Jahweh Koresh” es una canción esencial para poder comprender hasta qué nivel de inspiración llegaron a alcanzar The Eternal Afflict en su andadura musical durante estos primeros años. Un primer tema que dará título a este disco en una siniestra composición musical en la que el grupo The Eternal Afflict lograría plasmar con bastante realismo el radicalismo religioso que debía impregnar la atmósfera que respiraban estos fanáticos antes del sumo sacrificio. “Jahweh Koresh” es una excelente composición musical que refleja fielmente hasta qué punto el ser humano es capaz de sacrificarse irracionalmente cuando el fanatismo religioso ha logrado apoderarse de su mente con la falsas promesas divinas. La siguiente canción, “Kiss the abyss”, se mostrará tan electrónicamente seductora como los cantos de una sirena con ojos tan hipnóticos como los de una serpiente de cascabel. Sin lugar a duda alguna, “Kiss the abyss” es ese beso en unos oscuros labios que terminan envenenándonos. Finalmente, llegamos a la canción de las canciones por excelencia: “Oh, you in heaven”. Si anteriormente ya describí las especiales sensaciones que su versión acústica me provocaba, qué más puedo decir de su versión original. “Oh, you in heaven” ya no es mirarse solamente en un espejo en el que uno se siente reflejado, sino que uno llega a ser absorbido por este para ser trasladado al interior del aura que da vida a ese sagrado cristal. En la canción “Oh, you in heaven” uno se siente observado por los ojos del alma, mientras con su mirada nos preguntan por qué durante toda nuestra vida no pueden dejar nunca de llorar. “Trauma rouge (...now mind revolution)” y “Jahweh Koresh...or how to burn your children”… ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 856
.

No hay comentarios:

More Visited: