martes, enero 18, 2011

LOTUS PÉRALTÉ “EL ESOTERISMO DE PARSIFAL”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: EDICIONES ALCÁNTARA, S.L.
ISBN: 84-95218-04-6
Edición: 1999
Páginas: 157

“Parsifal nos muestra su alma comprensiva, su alma dolorosa que no comprende, pero que en su sufrimiento debe hacer surgir en su voluntad superior de Hombre, su alma consciente.”

Esotéricamente hablando, la ópera wagneriana “Parsifal” está basada en representación musical de la Ética de la Redención. Un sublime drama donde música y letra fueron concebidos artísticamente por el genial maestro Richard Wagner (1813-1883) desde un punto de vista místico basándose en la magna obra literaria “Parzival” escrita por el ilustre Wolfram von Eschenbach (1170-1220), obra medieval que también estuvo inspirada por el libro “Perceval o El Cuento del Grial” del maestro del Ciclo Artúrico Chrétien de Troyes (1135-1190). Obras nacidas dentro del mundo medieval de los trovadores, de su esencia caballeresca y de ese amor cortés que revolucionó culturalmente Occidente, pero estas obras en particular ofrecieron además una dimensión menos mundana y mucho más sacra al mensaje contenido en sus tramas. Un Ciclo Artúrico que, con el Santo Grial como eje simbólico y místico fundamental para la comprensión metafórica de su sagrado mensaje, estimularía la imaginación medieval con valientes héroes que destacaban por su humildad (Perceval), magos todopoderosos que eran capaces de cambiar la historia de un reino (Merlín), ambiciosas hechiceras con infinitas ansias de poder (Morgana), carismáticos reyes que no eran capaces de asumir las responsabilidades con maestría (Arturo), objetos mágicos que solamente podían ser poseídos por los elegidos (Escalibur, el Santo Grial,…), caballeros que humanamente caían en las debilidades pasionales (Lanzarote), reinas cuya privilegiada posición social se oponía a su auténtica razón de ser en esta vida por su selénica esencia (Ginebra), oscuros aspirantes a alzarse con el trono y el poder a cualquier precio (Mordred),… en definitiva, en el Ciclo Artúrico asistimos a una representación mística y trascendente de las diversas existencias humanas (con sus cualidades y debilidades) cuyas sabias lecciones se pierden en la noche de los tiempos en Europa, y que en estas excelsas obras literarias, el lector puede llegar a tomar contacto directamente con los principales retos a los que deben enfrentarse cada uno de estos personajes para poder alcanzar un nivel superior de consciencia, ya sea en su extremo más luminoso o más tenebroso. Tras la caída de los cátaros, y de toda la rica cultura del Languedoc, a manos de los cristianos bajo las órdenes del Papa en el siglo XIV, una edad espiritualmente oscura cubrirá gran parte del Occidente europeo hasta finales del siglo XVIII y ya en el siglo XIX, el genial compositor Richard Wagner logrará unir las raíces culturales celtas, propias del Ciclo Artúrico, y las escandinavas, origen de la ancestral cultura germana, en unos poemas románticos que servirán para dar ese alma mitológica tan sublime a su ópera “Parsifal”. En ella, símbolos como el número doce, el Crom-lekh, la sangre,… junto a mitológicos personajes que serán protagonistas de una escenificación musical donde lo sacro y lo mitológico encontrarán su más perfecta armonía a través de unas composiciones musicales de indiscutible significado esotérico. Una ópera que nos hablará sobre un estado superior de consciencia que trasciende a la propia existencia humana como especie sobre la faz de la tierra, pero a nivel individual.

“La sangre que porta en ella la individualidad del hombre, su conciencia.”

Para la comprensión detallada de cada uno de los personajes y símbolos incluidos en la ópera wagneriana “Parsifal”, el libro “El Esoterismo de Parsifal” se muestra esplendorosamente revelador a través de un estudio minucioso de las características de cada uno de ellos por separado, y del significado de su mensaje final en su conjunto. Parsifal, como héroe, adquiere un trasfondo místico que, pese a su dimensión artística romántica, cobra su más auténtico sentido en la lucha por alcanzar un estado superior de consciencia a través del seguimiento de su propio instinto, auténtico guía de su personal que permanecerá siempre fiel a su raíz espiritual siempre que sepa entregarse a sus dictados y a aceptar los colosales retos que se presentarán en su vida y en donde solamente encontrará sufrimiento y dolor. Si quisiera establecer un paralelismo con los Arcanos del Tarot, personalmente, inexorablemente identificaría a Parsifal con El Loco, sin duda alguna. Su férrea voluntad marca totalmente la base principal de su personalidad con la que afronta el cruel mundo de la existencia, y cuya capacidad de sufrimiento agranda aún más su carácter épico y la pureza de su místico espíritu porque Parsifal es la exaltación de la individualidad por encima de cualquier condicionante, por poderoso que este sea. “El Esoterismo de Parsifal”, cuando una ópera es concebida para exaltar la visión sagrada del destino de un ser. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Los pueblos antiguos llevaban en su sangre su potencia física, su valor, su audacia, su despotismo, pero también su fuerza de alma y la virtud oculta de la individualidad, de la tribu, del clan, de la nación.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 849
.

No hay comentarios:

More Visited: