lunes, noviembre 15, 2010

ANTONI PASCUAL PIQUÉ “RILKE O LA TRANSFORMACIÓN DE LA CONCIENCIA”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Quiero dar las gracias a EDICIONES OBELISCO por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE.

Photobucket
Publicado por: EDICIONES OBELISCO, S.L.
ISBN: 84-9777-665-3
Edición: 2010 (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 117

“En realidad nos movemos, gracias a la conciencia, entre los dos mundos: el visible y el invisible, de tal forma que, aun sin darnos cuenta, a menudo en nuestro mundo visible se proyecta nuestro mundo invisible.”

Nacido en una familia desarmonizada, con una madre no preparada para criar a su hijo y con un padre que solamente puede servirse del uso de la fuerza para imponerse, la dureza familiar y educativa en la que se educa Rilke sorprenderá al lector cuando descubra la visión de este poeta del alma dotado de una privilegiada mente. Rilke ofrece un análisis del ser humano y del mundo en el que se desarrolla de forma tan profunda y despierta que su lectura siempre llega a parecer más propia de un genio intelectual madurado en este siglo XXI. Con absoluta rotundidad nos choca ese ambiente en el que vivió, tan hostil e insensible para la persona inteligente, con un presente y un horizonte ante sus sabios ojos que no significaban nada más que dolor e incomprensión para sus inquietudes existenciales, y esa falta de apoyo maternal y paternal, serán cruciales en ese sentimiento que le hizo sentirse sólo en el mundo, tanto en la sensación de independencia y libertad que esta ofrece, como en la áspera realidad humana en la que halló inspiración y experiencia para dar sentido a sus detalladas contemplaciones del mundo. Mirada, contemplación, análisis, tres pilares fundamentales en las que la inteligencia termina hallando respuestas a cada una de las preguntas que en ella aparecen, y en donde también se encuentra la lógica de por qué el ser humano, la sociedad y el mundo son así.

“El olvido de ambas dimensiones (Dios y la muerte) y de su profunda interioridad, nos ha llevado al punto en que estamos: a una existencia totalmente falsa, habitual, normal, rutinaria, la de todo el mundo… y por eso mismo, aparentemente verdadera.”

Cuando una mayoría es consciente de su incapacidad para entender a los grandes genios, suelen amparar sus injustas e incivilizadas actitudes hacia estas mentes privilegiadas en un presente social que así está establecido. Cuando en la Humanidad nacen personas con esta sagaz visión e inteligencia más propia de una evolucionada mentalidad del futuro, es muy curioso comprobar cómo sus ideas siempre suponen un radical avance para el colectivo en el que están inmersos pero nunca ven reconocidos sus méritos debido, precisamente, a la soberbia actitud del resto de la personas a la hora de reconocer sus errores. Ese mensaje del ser inteligente y sensible tanto en lo terrenal como en lo divino y espiritual, es el que precisamente atraerá a los futuros lectores de la obra de Rilke, identificándose con esa figura solitaria tocada por la mano de Dios que no encuentra su aceptación social a lo largo de toda su existencia. Esa falta de sincronización con la mentalidad de su época respecto a su agudeza mental será la que le lleve a sentir la literatura como el único medio que será capaz de hacerle ver el mundo algo más soportable a lo largo de toda su vida. Además, cuando un escritor manifiesta sus inquietudes metafísicas en sus obras en una sociedad dirigida hacia el análisis puramente científico, aún encuentra una mayor dificultad para la comprensión pública de su obra porque el dominio científico del espíritu social les provoca unas crecientes ansias materialistas que les hace rechazar todo aquello que no les aporte satisfacción en bienes y posesiones. Por este motivo, Rilke siempre será observado como muy individualista e idealista por todos los hechizados por la magia material, y la espiritualidad del mensaje de este hombre, que se sintió encaminado hacia la divinidad adentrándose en las profundidades inexploradas de su inconsciente, únicamente será entendido por aquellas personas cuyos pies en el suelo nunca evitan que puedan alzar su humilde mirada hacia el Cielo, hacia la Verdad,… hacia su eternidad. “Rilke o la Transformación de la Conciencia”, el siglo XIX tuvo el privilegio de ver nacer a uno de los genios de la literatura más importantes del siglo XX. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Vivir es transformarse.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 771
.

No hay comentarios: