viernes, octubre 08, 2010

VASILI KANDINSKY, FRANZ MARC “DER BLAUE REITER (EL JINETE AZUL)”.

Quiero dar las gracias a EDICIONES PAIDÓS IBÉRICA por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE.

Photobucket
Publicado por: EDICIONES PAIDÓS IBÉRICA.
ISBN: 84-493-2400-0
Edición: 2010 (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 326

“El arte místico-religioso que sirve a la expresión de la totalidad de las facultades ocultas del hombre para alcanzar el éxtasis, ha necesitado siempre de todos los medios para influir sobre la psique.”

Una de las corrientes artísticas del siglo XX que más bellos frutos culturales nos ha ofrecido, ha sido el Expresionismo. Una visión del hombre, y del mundo que le rodea, a través del Arte que sigue provocándonos sentimientos muy profundos pese a los cien años que ya han transcurrido desde su nacimiento. Pero es que, aunque las épocas cambien, cuando lo auténtico se refleja con fidelidad en una obra, esa energía y esa magia que transmite con fuerza hacia lo más profundo de nuestro ser parece quedar al margen de los rigurosos efectos del tiempo. Efectos siempre presentes en este mundo en constante cambio donde los seres humanos seguimos estando con esa permanente sensación de estar perdidos, independientemente del momento histórico que nos toque vivir. Una realidad inmutable que va mucho más allá del trasfondo cultural que ha dado cuerpo a los diferentes pueblos que han aparecido (y aparecerán) sobre la faz de la tierra. Un trasfondo que va mucho más allá de lo visual y lo material, y que encuentra su sentido más esencial y único en las profundidades del espíritu humano. Sentimientos, sueños, percepciones puramente subjetivas, lo simbólico presentándose como algo deforme si lo comparamos con las formas aparentemente reales que nos rodean, lo fugaz como eje fundamental del sentido de nuestra vida,… así se presenta este análisis artístico creado por dos grandes genios del siglo XX en el inicio de esta pasada centuria, a través de un almanaque cuya repercusión en el mundo cultural acabaría cruzando las fronteras gracias a la facilidad y la fuerza con las que las ideas más revolucionarias y auténticas tienen para traspasar las barreras que los humanos suelen levantar para proteger las culturas más retrógradas. Culturas que han de levantar muros por haberse quedado ancladas a un caduco estado donde la evolución del pensamiento humano se ha quedado estancada.

“Lo que hoy parece fantasmagórico será mañana natural.”

Cuando se tiene en las manos esta excelente edición de la obra “Der Blaue Reiter (El Jinete Azul)”, que Ediciones Paidós Ibérica ha vuelto a re-editar con gran acierto, inevitablemente, uno no deja de pensar en por qué en este siglo XXI tan aparentemente avanzado, no surgen nuevos movimientos culturales cuyas inquietudes existenciales se vean reflejadas en una nueva forma y estilo de presentación artística. En una evolución de la perspectiva artística, y humana, a la hora de descubrirnos y mostrarnos el mundo en el que vivimos. Y es que vas leyendo, con una mezcla de sorpresa, interés despertado y atracción cultural, cada una de estas páginas concebidas por Vasili Kandinsky y Franz Marc como un testimonio de lo que fue una nueva mirada al mundo a través del arte, y página tras páginas te vas quedando hechizado con la unión espiritual que llegan a establecer entre el arte perteneciente al pasado y su nueva e innovadora mirada. Un puente entre el pasado y lo que fue su presente que va mucho más allá del ámbito cultural europeo, y que queda muy bien asentado en la mente del lector gracias a la generosidad con la que estos dos artistas nos presentan esas otras obras no europeas que son características en culturas pertenecientes a otros continentes, o periodos históricos, mostrándose siempre como ejemplos claros de sus innovadores conceptos reflejados en este nuevo Arte.

“En los asuntos espirituales no gana el número, sino la fuerza de las ideas.”

Pese al indiscutible protagonismo de Vasili Kandinsky y Franz Marc en la elaboración de “Der Blaue Reiter (El Jinete Azul)”, almanaque que sería presentado por primera vez en el año 1912 en la ciudad alemana de Munich, cuando uno termina de leer y analizar este libro, acaba llegando a la conclusión que, en “Der Blaue Reiter (El Jinete Azul)”, actúan más como directores de esta nueva orquesta artística que como compositores genuinos de ella, tras haber comprobado cómo la exquisita selección de artículos escritos por otros grandes creadores de la época en campos artísticos tan diversos como la pintura, la escultura, la música,… quedan perfectamente englobados dentro de un amplio, pero enraizado, estilo que sería denominado como Expresionismo. Además, aunque “Der Blaue Reiter (El Jinete Azul)” nace en tierras germanas, su contenido adquiere un carácter trasnacional y universal porque esta corriente artística tiene tanto de espíritu trasgresor como de esencia puramente ecléctica, y no será hasta el posterior establecimiento de sus límites, donde se establecería qué está dentro o qué está fuera de estas visionarias creaciones, los que provocarían su definitiva decadencia. “Der Blaue Reiter (El Jinete Azul)”, bienvenidos al reino de los sentimientos a través de la contemplación del Arte iluminado por el espíritu. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“La experiencia de Der Blaue Reiter termina con la Primera Guerra Mundial.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 735
.

No hay comentarios:

More Visited: