domingo, octubre 24, 2010

GUILLAUME IX D´AQUITAINE “LES CANSOS DEL COMS DE PEITIEUS (chants de troubadours)”.

(Connect with us in TWITTER: http://twitter.com/LUXATENEAWEBZIN )

Photobucket
Publicado por: ALPHA , (ALPHA 505), 2003
Edición comentada: CD Digipak
1- Companhon farai un vers qu´er covinen.
2- Companho tan tai agut d´avols conres.
3- Interlude instrumental.
4- Ben vuelh que sapchan li plusor.
5- Companho non puosc mudar qu´eo no m´effrei.
6- Pus vezem de novelh florir.
7- Mout jauzens me prec en amar.
8- Farai un vers de dreyt nien.
9- Farai chansoneta nueva.
10- Ab la dolchor del temps novel.
11- Farai un vers pos mi soneilh.
12- Pos de chantar m´es pres talens.
13- Postlude instrumental.

Guillermo IX (1071-1126), noveno duque de Aquitania, históricamente fue el primer trovador en lengua provenzal que se tenga información actualmente. Con una vida marcada por sus aventuras militares (por ejemplo, participó en la Primera Cruzada; en el intento de toma del Reino de Valencia junto a Alfonso I el Batallador,…), su destacada faceta musical llegará a sorprender al lector de Lux Atenea Webzine dentro de esa nueva visión de la vida y el amor surgida en esta época y donde los trovadores serían los protagonistas principales de la cultura y costumbres de una gran parte de Europa Occidental durante este siglo XII. Unos trovadores que, como compositores, llegarán a unir dos grandes ramas artísticas como la poesía y la música con el objetivo de hacer sentir al oyente ese idílico mundo donde el amor cortés encuentra su sentido vital. Unos poemas cuya temática amorosa llegarían a cruzar el límite establecido por la moral imperante en esta época medieval, pero respetando siempre una métrica y unas normas estrictas a la hora de componer esos versos. Aun así, el éxito y la influencia de los trovadores serían cruciales en la redefinición de los valores de una sociedad que, hasta entonces, se había sentido un tanto maniatada por la moral y la ética religiosa, y con un laúd o una guitarra, y el ingenio plasmado en unos poemas, convertirían a la figura del trovador en un reconocido símbolo del prestigio social.

Aunque sus poemas suelen tener algún que otro mensaje subido de tono, es una lástima que este tesoro cultural no tenga una mayor difusión en nuestra sociedad porque su encanto musical es extraordinario e inimitable. Su importante peso dentro de la literatura románica es incuestionable debido al protagonismo que Guillermo IX tuvo en su nacimiento y difusión. En Occitania, Cataluña y el norte de Italia principalmente, ese influjo social del mundo mostrado por los trovadores a través de su arte, llegaría a ser mucho mayor que en el resto de Europa Occidental, y esa nueva visión, no solamente sería exclusiva de la culta nobleza sino también estuvo protagonizada por trovadores de origen humilde e, incluso, por algún Papa. Virtud, dedicación, admiración, fidelidad, defensa inquebrantable, entrega, y, sobre todo, pasión, endulzan nuestra mente con la esencia de ese amor cortés que nunca dejará de estar presente en la raíz musical europea. Unas composiciones inspiradas en una visión idílica de la mujer como un ser de carácter sobrenatural y cuya cercanía a la perfección provoca que el caballero logre centrar en él la atención de la Dama para iluminarlo, a través de su sumisión y entrega. Con todo ello, no podemos olvidar el crucial valor del amor cortés en la creación literaria surgida a partir de entonces. Una poderosa y profunda influencia que permanece aún viva en nuestros días y que sigue siendo considerada como parte fundamental para el conocimiento de las raíces de la lírica catalana.

Con todo lo anteriormente descrito, el tremendo valor histórico y cultural contenido en este álbum es obvio al haber sido incluidas estas magníficas obras musicales escritas por el ilustre Guillermo IX de Aquitania. Unas composiciones interpretadas magníficamente por todo un experto en la materia: Brice Duisit. Su interpretación instrumental, con viola de arco, convierte estas notas musicales en todo un placer para los oídos, ofreciendo ese toque mágico a unas composiciones caracterizadas por los ambientes melódicos irresistiblemente sensuales. Eso sí, en el caso de este álbum, el peso de lo lujurioso será casi dominante durante la mayor parte del tiempo. Pero conviene aclarar también que este inmenso trabajo musical desarrollado por Brice Duisit es un intento de reconstrucción de la obra original creada por Guillermo IX de Aquitania. Una colosal y dificultosa empresa condicionada por el escaso material original disponible en la actualidad, quedando todo reducido a once poemas y poco más. Una obra de restauración que admiro profundamente y que ha dado un excelente fruto final en vista a la calidad de las composiciones grabadas para este álbum. “Guillaume IX D´Aquitaine. Les Cansos del Coms de Peitieus”, esencia medieval en estado puro. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (MÚSICA CLÁSICA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 751
.

No hay comentarios:

More Visited: