martes, agosto 31, 2010

LUX ATENEA NEWS Nº902: "LA FÊTE TRISTE", TRISOMIE 21.


"LA FÊTE TRISTE", una canción que, hace años, acabó convirtiéndose en el sello musical de cierre de cada una de las sesiones nocturnas celebradas en un conocido local de la escena gótica madrileña. Más de un gótico de la vieja guardia sabrá muy bien a qué club gótico me estoy refiriendo. Seguro que esta escucha traerá a su mente momentos muy especiales, únicos e irrepetibles allí vividos. Un etapa dorada en la escena gótica madrileña donde se pudieron respirar aires culturales que indeleblemente marcarían a una generación hasta convertir todos esos años en un periodo de esplendor musical y humano que no ha vuelto a verse de nuevo desde entonces. Unos años en donde lo gótico fue vanguardia, tanto en lo conceptual como en lo pasional. Unos años en donde la educación primero, y el posterior sentimiento de pertenencia a una cultura abierta y emocionalmente profunda, acabarían convirtiéndose en las bases principales sobre las que se apoyarían excelentes iniciativas dentro de la escena. En resumidas cuentas, unos años en donde los góticos salíamos a divertirnos, y no a que nos divirtieran, porque teníamos ganas de hacer cosas nuevas, de crear cosas distintas y de calidad, y, sobre todo, porque habíamos decidido construir culturalmente nuestro sello de identidad colectivo e individual integrando lo selecto y lo ecléctico.

Tengo muy claro que como el presente, no hay nada. Pero en comparación con aquella época, la escena gótica actual se está presentando más como un decadente y aburrido sucedaneo, que brillando intensamente con luz propia. Y es que ahora, a diferencia de entonces, todo lo que está relacionado con la cultura gótica es rechazado sistemáticamente por una inmensa mayoría de los nuevos góticos (si es que se les puede seguir llamando así). Los nuevos egos góticos que están deseando sobresalir, también están rechazando precisamente lo cultural porque el empobrecimiento intelectual del grupo es lo que se convertirá en su mayor garantía para poder destacar, en vista a las profundas y graves carencias personales e intelectuales que venimos observando en ellos de un tiempo a esta parte.

"LA FÊTE TRISTE", una canción como tributo a una época gótica culturalmente mucho más avanzada, dinámica y rica.


Lux_Atman
.

No hay comentarios: