martes, junio 15, 2010

TUCÍDIDES “HISTORIA DE LA GUERRA DEL PELOPONESO”.

Photobucket
Publicado por: EDITORIAL GREDOS, S.A.
ISBN: 84-249-2476-2 (OBRA COMPLETA), 84-249-2477-0 (TOMO I), 84-249-2478-9 (TOMO II), 84-249-2479-7 (TOMO III) y 84-249-2480-0 (TOMO IV)
Edición: 2000 Páginas: 464, 423, 316 y 343

“Vivir como esclavos en una situación de seguridad no es propio de una ciudad soberana, sino de una que es vasalla.”

No me cansaré de seguir recomendando la lectura de obras clásicas a los lectores de Lux Atenea Webzine. Aunque, por desgracia, vivimos en una sociedad donde la enseñanza tiende más a alejar a los lectores de la literatura que a acercarlos a ella (yo también he sufrido ese efecto “educativo” en mis años de estudio), no por ello vamos a dar de lado a unas obras cuyas páginas nos ilustran sobre esta etapa de nuestra historia como civilización mediterránea, y, de todo corazón, les invito a que puedan disfrutar de estas joyas literarias durante los próximos meses de verano. Comprendo que, inmersos en este estilo de vida tan acelerado en el que vivimos, resulte complicado plantearse la lectura de una obra griega compuesta por ocho libros y que ha sido publicada por la prestigiosa editorial Gredos en cuatro volúmenes, sumando más de mil quinientas páginas en su conjunto. Pero, al contrario de lo que se pueda pensar, “Historia de la Guerra del Peloponeso” es una obra que se lee con soltura debido a la facilidad que tiene el maestro Tucídides para despertar nuestra curiosidad a través de unas descripciones de los hechos de lo más instructivas, provocando ese enganche a la lectura desde las primeras páginas. Por este motivo, y por el eterno interés que la cultura griega antigua sigue despertando en todos nosotros, “Historia de la Guerra del Peloponeso” es muy fácil que se convierta en ese descubrimiento literario que les haga amar aún más el mundo de la literatura.

Photobucket

“La causa de todos estos males era el deseo de poder inspirado por la codicia y la ambición; y de estas dos pasiones, cuando estallaban las rivalidades de partido, surgía el fanatismo.”

Ponerme a describir históricamente los hechos que acontecieron durante la Guerra del Peloponeso me parece alargar gratuitamente esta reseña debido a que el lector perfectamente puede realizar una búsqueda en GOOGLE sobre este tema y tener en un instante una gran cantidad de información al respecto. Y no solamente eso, sino también puede realizar búsquedas de sus protagonistas principales, datos y fechas concretos, desarrollo de las campañas, estrategias militares que se ejecutaron en el campo de batalla,… si desea informarse un poco más en profundidad. Pero, en cambio, lo que difícilmente podrá encontrar en esas búsquedas es la mirada de Tucídides analizando y describiendo de primera mano cómo se desarrollaron estos acontecimientos y, sobre todo, desde la perspectiva de un hombre culto instruido y formado por una cultura griega que potenciaba en las personas el análisis a través de la observación. Porque observar y analizar lo observado fue la clave del pensamiento griego, una filosofía poco dada a teorizar y mucho más centrada a hora de valorar la práctica como afirmación de lo analizado tras ser observado, y con el pragmatismo siempre presente, así ha logrado perdurar como fuente de sabiduría a través del tiempo y de las diferentes culturas nacidas a posteriori. Además, a muchos lectores les resultarán muy sorprendentes algunos detalles de este conflicto y verán al autor describiéndolos con absoluta normalidad. Desde barcos de guerra que se tienen que poner a secar en las playas porque la madera se ha empapado de agua marina y los hace menos maniobrables, hasta la captura de ciudades para vender a sus ciudadanos como esclavos y así poder seguir financiando la guerra, pasando por el apoyo persa a ambos bandos según sus intereses (en un juego diplomático y económico de lo más intrigante), así irán descubriendo página tras página toda la magia literaria contenida en esta excelsa obra.

Photobucket

“Son muy pocas las empresas que alcanzan el éxito gracias a la pasión, y son muchas las que lo logran merced a la previsión.”

Por lo tanto, estamos ante una obra clásica etiquetada erróneamente e injustamente por una parte del público como “ladrillo”, y, aunque ya conocen algunos mi pasión por la literatura griega y romana, creo que esta subjetiva recomendación será del agrado de una gran parte de los lectores de Lux Atenea Webzine cuando empiecen a leer estos volúmenes. Es muy probable que, entonces, Tucídides pase a convertirse en sinónimo de buena literatura, de una lectura que enseña y divierte a la vez mientras nuestra mente empieza a imaginarse cómo era esa época y esa cultura a través de las palabras escritas por todo un maestro de las descripciones y del análisis de lo sucedido. Así irán visitando con su mirada, tomo tras tomo, todo este largo conflicto entre Atenas y Esparta desde sus inicios, hasta que en el último volumen de esta edición noten que su estilo ha cambiado radicalmente. Pero todo tiene su explicación lógica: El maestro Tucídides no logró terminar en vida esta obra, siendo el maestro Jenofonte el encargado de finalizarla, y, por supuesto, cada escritor tiene un estilo propio que le caracteriza, y en el caso de Jenofonte, no podía ser más claro y tan obvio.

Photobucket

“Entre todos los riesgos que pueden correrse, los más raros son aquellos que, como los presentes, causan el menor daño después de un fracaso y el mayor beneficio en caso de éxito.”

Jenofonte no es tan directo y tan concreto como Tucídides. Es más dado a la épica, a la grandilocuencia, a entretenerse resaltando, y ese estilo literario se hace un poco más difícil de llevar cuando se ha leído a un escritor como Tucídides que toma el saber despertar la curiosidad del lector como eje de su estilo a la hora de crear una obra. Con esto no quiero decir que Tucídides sea muy bueno escribiendo y Jenofonte sea muy malo. Esa no es la intención de este análisis. Lo que sí digo es que hay diferencias entre ellos que se notan muy claramente cuando pasamos de la lectura de uno a otro, y si no se hubieran unido en una sola obra, es muy fácil que tanto Tucídides como Jenofonte les encantara en cuanto leyeran sus obras por separado. Pero esta es la magia de la literatura: la diversidad. Si todos los escritores escribieran igual y con el mismo punto de vista, la literatura estaría muerta desde hace siglos. Pero son esas diferentes miradas y esas diferentes formas de describir una misma cosa los que hacen grandes a los escritores. Como apunte final, creo que esa visión popular tan extendida en Occidente, que etiqueta a los atenienses como buenos y a los espartanos como malos en esta época histórica, va a quedar bastante mal parada cuando lean esta obra. La cortesía, la bondad y las buenas formas atenienses les van a dejar helados. “Historia de la Guerra del Peloponeso”, una obra clásica llena de sorpresas que le asombrarán. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Cuando los hombres se sienten frustrados en aquello en que pretenden ser superiores, la opinión que les queda de sí mismos es más pobre de lo que sería si no se hubieran considerado superiores; y como sufren un fracaso que defrauda las esperanzas fundadas en su presunción, se abandonan de una forma que no guarda proporción con la capacidad de su fuerza.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 556
.

No hay comentarios: