jueves, junio 03, 2010

“ZEN HILO ROJO. ILUMINACIÓN, AMOR Y MUERTE DEL MAESTRO ZEN IKKYÛ SÔJUN”.

Photobucket
Publicado por: MIRAGUANO, S.A. EDICIONES
ISBN: 84-7813-224-4 Edición: 2001 Páginas: 216

“¿Cómo no criticar los erróneos senderos difundidos por estos falsos maestros?”

Con este libro, la editorial Miraguano publicó la primera obra del maestro zen Ikkyû Sôjun (1394-1481) traducida al español, convirtiéndose en otra de sus joyas literarias incluidas dentro de la colección “Textos de la Tradición Zen”. Un libro que abrirá la mente de más de un lector de Lux Atenea Webzine a la sabiduría oriental nacida en tierras japonesas debido a las especiales y casi únicas cualidades que formaron parte de la personalidad de un maestro zen alejado totalmente de esas pautas más propias de eremitas. Para Ikkyû Sôjun, la asimilación de las enseñanzas zen dentro de la propia persona no ha de alejarle definitivamente de la sociedad, o ha de llevarle a vivir al margen de ella. Es verdad que para un erudito maestro zen, la vida dentro de la sociedad puede llegar a parecerle bastante complicada, ruidosa y sin armonía alguna, pero la evolución mental de la especie humana se ha venido acelerando desde el nacimiento de las ciudades y los estados, y mantenerse alejado de ello supone también perderse esa experiencia y aprendizaje contenido en su dinámica social. Por este motivo, el maestro Ikkyû Sôjun me dejó sorprendido al plantear y resolver estas cuestiones con una naturalidad y un trasfondo absolutamente real del tema que me impresionaron.

“Aprendéis en vano las palabras y frases de los antiguos maestros.
El conocimiento es como caer en los infiernos del -bosque de espadas- y la –montaña de las navajas-.
¡Mirad cómo se persiguen unos a otros,
aireando las faltas de los demás!
Quienquiera que guarde sangre para escupírsela a los otros
quedará contaminado hasta la médula.”


Cuando lean esta obra, escrita en el siglo XV, comprobarán como el maestro Ikkyû Sôjun no tiene problema alguno al decir las cosas por su nombre, aunque algunas de estas menciones no sean del agrado de algunos. En “Zen Hilo Rojo” nos habla de los tratos de favor de los monjes con algunos jóvenes a cambio de favores carnales (una visión real de la idílica imagen occidental de los monasterios budistas), nos habla sobre la corrupción existente en la propia organización budista en Japón, nos habla de la importancia de los sentimientos amorosos en la vida de una persona con orientaciones religiosas, nos habla del idealismo en su mirada al Amor a través de unos conceptos muy cercanos a la visión sacra de la figura femenina propia del Romanticismo, nos habla de la Verdad como eje principal de la persona para llegar a ser completamente honesta consigo misma,… en definitiva, sus palabras aparecen ante nuestros ojos con la brillantez propia de una mente privilegiada que dejó a un lado los absurdos roles que se consideran propios de un monje, dedicándose a vivir y sentir la belleza que nos ofrece la propia existencia.

“ Nuestra mente real no tiene principio ni fin,
Así que no imagines que hay –nacimiento- y –muerte-.

Si la dejas a su antojo,
la mente campará por sus fueros,
pero si la dominas,
te habrás liberado del mundo.”


La filosofía Zen está, y seguirá, teniendo una presencia muy especial dentro de la selección literaria que estoy realizando en Lux Atenea Webzine para nuestros lectores. Creo que Occidente ha agotado todas sus energías filosóficas y espirituales en los últimos tres siglos y, en el futuro, irá encontrando más y más armonías en equilibrio con su particular mirada al mundo según se vaya expandiendo la sabiduría Zen dentro de los segmentos más importantes de la sociedad en este siglo XXI. El budismo Zen tiene ese punto disciplinario y, a su vez, sensitivo con la belleza, que lo convierte en una conducta perfecta para los europeos, potenciando una gran parte de nuestras virtudes como miembros de una vieja civilización que exige para realizar un cambio, no dejar a un lado el influyente y rico pasado. “Zen Hilo Rojo”, poesía, experiencia y religión transformadas en un filosófico camino para sentir la vida en su plenitud. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Lo único que hice fue enseñar en medio de las bestias.
Lo que puedas hacer dependerá de tu situación;
tu situación dependerá de lo que puedas hacer.”



Lux_Atman

Artículo Nº: 548
.

No hay comentarios: