viernes, febrero 05, 2010

CHRISTIAN SALMON “STORYTELLING, la máquina de fabricar historias y formatear mentes”

storytelling
Publicado por: GRUP EDITORIAL 62 / EDICIONES PENÍNSULA.
ISBN: 84-8307-835-8
Edición: 2008

“Las historias son como virus, son contagiosas.”

El siglo XX ha sido una centuria marcada por el modelo productivo ideado por Ford. Un modelo económico que permitiría a varias generaciones de trabajadores y empresarios trabajar con un mismo sistema, con unos mismos objetivos de mercado y con una planificación de futuro estable y perfectamente encajada con la vida laboral de una persona hasta su jubilación. Pero en la década de los ochenta, este modelo se quebró, quedándose obsoleto tras la aparición en el mercado de otros sistemas más productivos en el corto espacio de tiempo pero, eso sí, absolutamente fugaces en lo que a su vida operativa se refiere. El siglo XX finalizó, y en esta primera década del siglo XXI, si algo está caracterizando el sistema productivo y económico de las empresas más competitivas del mercado es el constante cambio de visión que están ofreciendo en sus objetivos, y la forma en que estos están siendo transmitidos a todos sus empleados.

“Pretende influir en sus opiniones, transformar e instrumentalizar sus emociones, privándoles así de los medios intelectuales y simbólicos de pensar la vida.”

Del sistema ideado por Ford, basado en la producción en cadena al menor coste posible, se ha pasado a otro basado en la estimulación de la plantilla mediante una serie de técnicas de manipulación psicológica, cuyo único objetivo es que cualquier empleado o directivo, pese a tener su futuro en la empresa siempre pendiente de un hilo, ofrezca todo de sí en pro del objetivo marcado. De esta forma, los números y balances de una empresa, que antes eran considerados como los factores principales en su cualificación económica, han sido dejados en un segundo plano frente a este nuevo mensaje, o espíritu colectivo, capaz de motivar a empleados y directivos por un lado, y por otro, por ese atractivo contenido capaz de convencer a inversores y accionistas a la hora de poner el dinero para financiarlos. Por este motivo, tanto los números como el balance de una empresa parecen haberse quedado en un segundo plano frente a la poderosa retórica, y ante un marketing de empresa con una tremenda capacidad de convencimiento y manipulación capaz, no sólo de poner un producto muy competitivo en el mercado, sino de saber venderlo tanto al público, como a los inversores y a toda la empresa.

“El relato es una de las grandes categorías del conocimiento que nos permite comprender y ordenar el mundo.”

Está claro que cuando lo que importa es incitar a creer en algo, la retórica, el oportunismo y la psicología siempre se convertirán en piezas fundamentales para poder transmitir esa idea, y que esta impacte para poder fijarse en las mentes de las personas. Inmersos en esta dinámica social y económica, el storytelling, de origen norteamericano, se está convirtiendo en el método fundamental para poder cumplir con estos objetivos de manipulación pública. Porque en un mundo donde la creencia en algo se ha convertido en todo un reto social, y donde la desconfianza cada vez se está afianzando más entre las personas, el storytelling hace renacer el espíritu mítico para ilusionar, uniendo al público en un objetivo común, ya sea este político, económico, comercial, social, o incluso militar, como podrán comprobar en esta obra.

“Los mensajes deberán tener un impacto transformador sobre los destinatarios.”

Campañas políticas que son decididas tras haber sabido contar una historia (y aunque esta no fuera verdad), escándalos económicos que se han podido realizar gracias a haber sabido vender humo a los inversores, empresas obsoletas y en decadencia que han vuelto a ser competitivas tras haber creado y difundido una historia interna que estimuló a todos sus empleados, guerras que han sido justificadas con historias irreales pero creíbles, errores políticos que han podido ser tapados con historias que tapaban otra historia de otra historia y con la opinión pública creyéndose cada nueva historia desvelada,… tácticas y técnicas de manipulación sobre las cuales va saliendo adelante la sociedad posindustrial que estamos viviendo actualmente, y cuyos efectos siguen sabiendo poner la venda a una sociedad que no quiere reconocer sus defectos, tanto individuales como colectivos. Y cuando no se quiere reconocer un fallo, cualquier justificación creíble siempre será válida y aceptada como real.

“Guiar a los participantes sin crear la sospecha de que son manipulados.”

Es curioso comprobar cómo la retórica y la narrativa se están convirtiendo en piezas esenciales en cada uno de los niveles que forman esta sociedad posindustrial. En este siglo XXI, parecía que todo en este mundo iba a tener un carácter técnico, racionalista, estructurado y previsto, y nos estamos encontrando con todo lo contrario. Lo que está moviendo a las personas es lo superfluo, lo idílico, lo sensacionalista, lo estimulante, lo fantasioso,… todo aquello que sería más propio de una sociedad basada en lo irracional. Pese a que los problemas siguen creciendo en nuestro planeta, tanto a mayor o como a menor escala, el storytelling parece que se está convirtiendo en la panacea con la cual se está satisfaciendo a unos ciudadanos mucho más preocupados con lo circunstancial, y en esta nueva dinámica, la experiencia histórica nos demuestra que el calado mítico siempre es un poderoso movilizador de masas. Por lo tanto, si las cosas siguen por este camino en este siglo XXI, no importará que un político, un empresario, un trabajador o un jefe militar sea eficiente y responsable en su trabajo, o que esté comprometido en cuerpo y alma con hacer bien las cosas. Además, deberá saber venderlo, saber transmitirlo, saber tocar la fibra sensible del público, para que su trabajo se llegue a valorar y reciba esos apoyos tan esenciales para poder seguir desarrollando su trabajo. Por encima de todo, en la sociedad posindustrial se busca el carisma del líder, se buscan mensajes que motiven a las personas a unirse para alcanzar un objetivo, y “Storytelling”, es un libro imprescindible para comprender qué técnicas psicológicas mueven los engranajes de las sociedades más avanzadas del mundo. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Los hechos hablan, pero las historias venden.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 583
.

No hay comentarios:

More Visited: