martes, febrero 09, 2010

VALERIA ROSSI “EL BULLDOG. Educarlo. Adiestrarlo. Cuidarlo. Quererlo”.

Photobucket
Publicado por: EDITORIAL DE VECCHI, S.A.U.
ISBN: 84-315-4027-2 Edición: 2009

“Atento, valiente, leal, fiable, valeroso, de apariencia feroz, pero poseedor de una naturaleza afectiva.”

Sería más partidario de los gatos que de los perros a la hora de elegir un animal de compañía. El individualismo de los felinos se impone a la sumisa actitud de los canes respecto al hombre hasta llegar a extremos de cariño que jamás un ser humano sería capaz de corresponder, por mucho que se esforzara en ello. Pero entre todas las razas de perros, no puedo evitar sentir un profundo respeto y una gran admiración por los bulldog ingleses, precisamente, por su voluntad férrea e inflexible. Cuando un bulldog inglés tiene una idea sobre algo, muy difícilmente le convencerán de lo contrario o le harán cambiar de actitud. Una posición firme que considero un valor esencial en un perro también caracterizado por su fidelidad extrema, su vigoroso valor, su actitud tranquila ante la vida y por una lealtad por siempre inquebrantable.

“Siempre resulta posible que un bulldog enferme, pero esto no resulta probable si el perro ha sido seleccionado y criado con máxima atención. Por desgracia, esto pasa a convertirse en muy probable si se compra un cachorro al azar que no ha sido objeto de ninguna selección.”

Existen dos tipos de bulldog: el bulldog inglés y el bulldog francés. El bulldog inglés, de rasgos físicos conocidos en todo el planeta, parece haberse quedado eclipsado por el tremendo éxito del bulldog francés entre el público español. En los últimos cinco años ha sido increíble el incremento de la presencia de ejemplares de esta raza en las ciudades españolas, e incluso, hasta en su presencia en anuncios publicitarios. Paseas por la calle y ya no resulta extraño cruzarte con alguien que está sacando a pasear a su bulldog francés. Una presencia comparable al éxito que tuvo años atrás el caniche y los terrier. Y parece que esta dinámica de compra no para de crecer, pese a la crisis.

“Tener un perro en buenas condiciones comporta la obligación de gastar dinero en su alimentación, en el veterinario, en el arreglo del pelaje y en muchas más cosas que a veces pueden resultar imprevisibles.”

Pero también he visto algunos modos de tratar a estos bellos animales que no les son favorables. Y a lo mejor los dueños lo hacen con su mejor intención, pero, por ejemplo, poner constantemente a un bulldog apoyado solamente en sus patas traseras puede ocasionarle problemas físicos en el futuro. Este y otros ejemplos incluidos en esta obra, ayudarán a muchos propietarios de bulldog que quieren lo mejor para su mascota, a conocer cómo han de comportarse con este magnífico animal para convertirle en un perro feliz, y con un físico sano y fuerte. Este es un libro imprescindible para convertir las cualidades de esta raza en todo un universo de sensaciones y emociones a descubrir, y en cuyas páginas podrán encontrar respuestas a cualquier duda que pudiera surgir durante su convivencia. Eso sí, siempre bajo supervisión de un veterinario competente que pueda evitar que caigan en errores graves para la salud del animal. “El Bulldog”, un libro de consulta obligada para cualquier propietario de un ejemplar de esta raza. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Al tratarse de razas difíciles de criar, mi recomendación es comprar siempre y exclusivamente en un buen criadero.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 514
.

No hay comentarios: