jueves, enero 21, 2010

ALEJANDRO JODOROWSKY / FRED BELTRAN “MEGALEX” TOMOS 1, 2 y 3.


Publicado por: NORMA EDITORIAL.
ISBN: 84-8431-180-5 / 84-8431-546-0 / 84-9847-868-6 Edición: 2000 / 2002 / 2009

“Las armas más traidoras son las más estéticas… a más arte, más muertes…”

En el mes de marzo del pasado año, Norma Editorial publicó la tercera entrega de esta serie tras un largo periodo de espera de varios años. A día de hoy, y sin que pueda decir rotundamente que esta saga haya quedado cerrada, la serie “Megalex” queda formada por los títulos “La Anomalía (tomo 1)”, “El Ángel Corcovado (tomo 2)” y “El Corazón de Kavatah (tomo 3)”. Basada en una visión idílica de las virtudes de la tecnología, en sus diversas aplicaciones destinadas a mejorar la calidad de vida de una sociedad, “Megalex” se muestra como una ciudad industrial cuya avanzada tecnología ha permitido buscar y encontrar la perfección para la especie humana. En esta urbe, cualquier mínimo error es siempre eliminado, ya sea este una máquina o un ser, funcionando todo de forma automatizada, sincronizada y organizada de la manera más óptima y eficiente. Nada en su interior ha quedado al azar.


Todo está perfectamente encasillado, catalogado, estudiado, analizado, probado,… siendo su productiva maquinaria de alta tecnología, el corazón y la sangre de este engendro imparable. Como la ciudad de Megalex se encuentra en constante crecimiento, con el paso del tiempo, esta fuerte expansión ha provocado que en todo el planeta Giradiós solamente haya quedado el bosque de Chem y el Océano Muerto como únicos territorios sin conquistar, por lo que el enfrentamiento entre tecnología y naturaleza será inevitable. Cuando en el interior de Megalex se produce un defecto en uno de sus clones, acabará convirtiéndose en un nuevo enemigo que habrá de ser destruido.

“Cuanto más grande es la amenaza, más pequeña ha de ser el arma ofensiva.”

Clonación masiva y en serie, operarios con estética un tanto gótica, sensación de estar contemplando una posible sociedad futura para la humanidad (aunque lo humano queda un poco en entredicho), eliminación de clones con la misma facilidad con la que uno tira un papel usado o defectuoso a la basura, ataques de los malaks o de la selva Chem a Megalex, espectaculares paisajes exteriores donde todo es grandioso pero muy uniforme, mesianismo esperanzador, el mundo subterráneo de los objetores, el mágico maná que alimenta a la población de Megalex, la despótica reina Marea, la sangrienta Fiesta de Renovación,… todo en “Megalex” acabará atrayéndole por su riqueza visual y filosófica. Y es que se nota la mano del maestro Jodorowsky en la articulación de su guión y en la definición de las características tan particulares de este planeta, sus habitantes y sus sociedades. Con un planteamiento de trasfondo moral y ético en donde la comodidad existencial siempre trae consigo la injusticia, el abandono espiritual y falta de conciencia (sobre todo cuando hay que matar), aquí todo es blanco o negro, filosóficamente hablando. No hay lugar para los matices o para las medias tintas. Pero la experiencia que nos ofrece la vida humana es que la mayoría de las personas son grises, moviéndose más hacia un lado u otro según les interese, e independientemente de la sociedad o de la época que les haya tocado vivir. En la vida real, los extremos no suelen ser más que anécdotas dentro de un mundo gris siempre cambiante y siempre insatisfecho.


Si de algo se va a quedar impresionado el lector en “Megalex”, es con la excelente técnica de dibujo utilizada, y por la perfección y el detalle que caracteriza a cada una de las viñetas creadas por Fred Beltran para esta serie. Aunque en la tercera entrega se observa un giro hacia un estilo mucho más simple en la definición y el entintado del dibujo, sin lugar a dudas, “Megalex” es una de esas obras que han convertido el mundo del cómic en puro arte, y, sobre todo, gracias a sus dos primeros tomos. Si además, Norma Editorial publica esta edición en gran formato, la espectacularidad que “Megalex” nos ofrece eleva aún más su grandiosidad, pudiendo catalogarla como una auténtica obra maestra. Si se fijan en las imágenes adjuntas, las texturas ofrecen una visión impactante y casi real, en una explosión de colores y tonos que aumentan nuestro placer en la contemplación.

“Están animados por un antiguo motor llamado instinto y que hoy día es totalmente ilícito.”

En sus dos primeros tomos, no solamente te dedicas a leer mientras miras las viñetas, sino que te entretienes buscando ese detalle casi perfecto, esa textura de piel, esa consistencia orgánica, esa compacta estructura metálica,… Además, esta calidad en el diseño de la portada, tiene su continuidad en las páginas interiores de los dos primeros tomos, convirtiendo su lectura en toda una experiencia para nuestra mente. “Megalex”, para aquellos lectores interesados en su compra, recientemente Norma Editorial ha publicado una edición especial con los tres tomos a un precio muy especial. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Adicción a la droga obligatoria, prohibición de cualquier tipo de trabajo, prohibición bajo pena de muerte de toda concepción de tipo biológico, ya que sólo está autorizada la procreación vía probeta.
(leyes que rigen en Megalex)”


Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (CÓMICS) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 565
.

No hay comentarios:

More Visited: