miércoles, noviembre 04, 2009

ELISABETH KONTOMANOU “BREWIN´ THE BLUES with Laurent Courthaliac, piano”.



Publicado por: NOCTURNE, (NTCD436), 2008
Edición comentada: CD

Moanin´ low / Travelin´ light / Crazy he calls me / Everything I have is yours / Somebody´s on my mind / More than your know / Deep song / Tell me more & more & then some / Rosebud / No more / The blues are brewin´ / I hadn´t anyone ´till you / I´m a fool to want you

¡¡¡Qué deliciosa experiencia es escuchar la voz de Elisabeth Kontomanou!!! De nuevo con la noche como indispensable momento para disfrutar de la buena música, es todo un placer escribir este artículo sobre el álbum “Brewin´ the Blues”. Influenciada por el jazz, por el soul, por el blues,... la excepcional cantante Elisabeth Kontomanou nos ofrece en este disco una exquisita selección de canciones de ese legendario jazz que se hacía en la década de los 30 y de los 40. Acompañada por el músico Laurent Courthaliac, auténtico maestro al piano, a muchos lectores estos cuarenta y ocho minutos les sabrán a poco en vista a la embriagadora sensibilidad mostrada por Elisabeth Kontomanou en la interpretación de estas canciones inolvidables. Con una melodiosa voz y un poderoso y amplio registro, Elisabeth Kontomanou y su “Brewin´ the Blues” se convertirá, inevitablemente, en uno de sus álbumes predilectos a la hora de ser escuchados en medio del silencio nocturno, ya sea en tranquila soledad, o en la mejor compañía.

El champagne ya está frío a su temperatura perfecta. Llenamos las copas, pulsamos el botón de -Play-, suena “Moanin´ low”, y mientras el cristal comienza a quedarse opaco con las gotas condesadas, la voz de Elisabeth Kontomanou empieza a tomar posesión de todo el espacio a nuestro alrededor. Cuando “Travelin´ light” y las notas de ese mágico piano en el aire conviertan esta voz en puro terciopelo, la oscura noche se hará más noche aún. Volvemos a llenar las copas y no sé qué nos embriaga más, si Elisabeth Kontomanou cantando magistralmente “Crazy he calls me”, o este champagne rosado francés. Lo que es indudable es que si existe el Cielo, seguro que esta canción siempre estará sonando allí.

Un piano, una excelente voz, y no se necesita nada más para convertir la música en algo cercano a lo sacro, y la interpretación que Elisabeth Kontomanou realiza de la canción “Everything I have is yours” es para estar lanzando suaves rosas a sus pies todo ese tiempo. Con la excelencia por norma, a continuación pasamos a escuchar “Somebody´s on my mind” y lo elegante, lo aterciopelado y lo exquisito nos terminará envolviendo. ¡¡¡Qué voz!!! Un registro potente y perfecto en una voz que sabe cómo susurrar con dulzura, mientras las palabras son moduladas como si fueran alas de seda. La canción “More than your know” tampoco se quedará atrás, en lo que a calidad se refiere, pero es la maestría al piano lo que le dará ese carácter tan nocturno y melancólico a su letra. Con la canción “Deep song”, nuevo tributo báquico a Selene y ya nos podemos abandonar a los sentimientos nacidos dentro de uno escuchando esta música...

La sensualidad seguirá bien viva en “Tell me more & more & then some”, una legendaria delicia musical en donde se pueden respirar aires a esperanza desvanecida, a soledades compartidas entre dos, a complicidades en el disfrute de un vibrante placer de delicada existencia. “Tell me more & more & then some” perfectamente podía ser la música que resumiera en una canción toda la existencia humana. A continuación, “Rosebud”, única canción de este álbum compuesta por Elisabeth Kontomanou y Laurent Courthaliac, mantiene su esencia dentro del jazz más clásico y es mostrada con rotundidad, destacando ese piano que cierra cada silencio vocal, y siempre, después de haberle dado previamente su bello acompañamiento melódico. Con “No more”, la voz de Elisabeth Kontomanou cobrará un mayor protagonismo con un estilo purista tan nítido como cada uno de los sentimientos que nos provoca.

La luz cálida retorna con “The blues are brewin´”, con un vigor mucho más cercano al amor y a las emociones hasta que “I hadn´t anyone ´till you” nivele un poco esta dinámica con una impresionante interpretación de la canción. El final de este álbum llegará con “I´m a fool to want you”, y con las luces apagándose poco a poco, Elisabeth Kontomanou nos ofrecerá un cierre de auténtico lujo a un disco que no debería acabarse nunca. “Brewin´ the Blues”, raíces griegas y africanas unidas para dar vida a una de las más aclamadas voces dentro del jazz del siglo XXI. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux_Atman

Artículo Nº: 451
.

No hay comentarios: