domingo, noviembre 29, 2009

MÀRIUS CAROL “LAS PLUMAS DEL MARABÚ”.

Quiero dar las gracias a LA ESFERA DE LOS LIBROS por su cortesía con LUX ATENEA WEBZINE.

Publicado por: LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.
ISBN: 84-9734-880-5 Edición: 2009

“Carlos Gardel, el célebre cantante de tangos que eligió Barcelona para darse a conocer en Europa.”

Esta obra ha sido uno de los libros más interesantes que haya leído en los últimos años. Su temática, la historia de la Barcelona nocturna del último siglo y medio, dejará muy sorprendidas a las personas que no hayan vivido en la Ciudad Condal, y más de un barcelonés no podrá evitar tener una sonrisa en los labios mientras lea estas páginas llenas de placeres y diversiones. Esta Barcelona canalla, como lo ha definido Màrius Carol, periodista del periódico “La Vanguardia”, ha dejado su huella en los modos y costumbres de una ciudad caracterizada por una visión más europea de la vida respecto al resto de grandes ciudades de este país. Por poner un ejemplo, Madrid, pese a ser la capital de España, nunca ha tenido esa fijación en su mirada cultural hacia el norte de Europa, y pese a ser una ciudad muy cosmopolita y abierta, no ha tenido ese carácter hedonista y excéntrico tan afrancesado como ha tenido Barcelona durante todo este tiempo. Culturalmente hablando, Madrid es mucho más tradicional en comparación con Barcelona, siempre entregada a la vanguardia y a los pensamientos más innovadores, o al menos, así lo ha venido siendo durante este siglo y medio.

“Cualquier locura de la imaginación podía llevarse a cabo en el establecimiento, y para ello contaba incluso con una sección de disfraces donde el cliente...”

En estas páginas se encontrarán con las personas que dieron forma a esa placentera vida, en épocas en donde la censura estaba siempre presente. Con el ingenio siempre por delante, y sabiendo aprovechar muy bien los momentos que aparecían en el horizonte (la Primera Guerra Mundial, la Sexta Flota Norteamericana en la década de los cincuenta), la ciudad de Barcelona empezaría a destacar en todo el continente por sus desenfadados espectáculos, y por el lujo y lo sofisticado que en ellos se ofrecía a un público siempre deseoso de nuevas diversiones. Y dentro de estas diversiones, el amor puramente carnal no podía quedarse al margen.

“Picasso había inmortalizado el Barrio Chino, pues -Les demoiselles d´Avignon- no tenían nada de francesas, sino que eran rameras de la calle Aviñón de Barcelona...”

Aunque el peso del trato carnal no se puede apartar en algunos locales de renombre de la época, pese a toda su importancia, en esta obra no lo es todo. Locales nocturnos, cabarets, music-halls, salas de fiesta, cafés-concierto, salas de espectáculos,... junto a grandes vedettes y artistas que en nada tuvieron relación con ese particular negocio, convirtieron la noche en todo un acontecimiento que traspasaría fronteras gracias a una mirada al espectáculo cargada de erotismo, fascinación, ensoñación, sentido del humor y, sobre todo, por su alto contenido picante. Unos artistas que, en algunos casos, vieron su trabajo reconocido con la fama, el éxito y el recuerdo; y en otros, pese a la entrega y la calidad del espectáculo ofrecidos, ese reconocimiento quedó restringido a un ámbito local. Dos caras de una dolce vita barcelonesa que se mostraría siempre intensa, descarada y sin complejos.

“Si una mujer coleccionaba amantes, ninguna podía presumir de un carné de baile con cinco reyes, como Guillermo II de Alemania, Nicolás II de Rusia, Leopoldo II de Bélgica, Alfonso XIII de España o Eduardo VII de Inglaterra. Lo que no consiguió fue ser recibida en audiencia por el papa León XIII...”

En este libro, el lector quedará sorprendido con los Reales encargos de las primeras películas subidas de tono rodadas en España, con la relación tan especial que tuvieron Dalí y su musa Amanda Lear, con la historia del origen no oriental del famoso Barrio Chino de Barcelona, con Camilo José Cela y su gusto por los platos rotos, con el contorsionisa lituano de la sala Bagdad que estuvo como traductor para Jordi Pujol en la visita a Cataluña del presidente de Lituania,... También se encontrará en estas páginas con historias de lupanares (Madame Petit, el Chalé del Moro, La Casita Blanca, Bailén 22,... ) y madames (la señora Rius y sus meublés), de cines clandestinos (el Triunfo, el Tetuán,...), de cupletistas (La Bella Chelito), de bailarinas y cabareteras (la Cachavera, la Bella Otero, Hermanas Pinillos,...), de conocidos cafés-concierto (La Hechicera, El Canal, El Barcelonés, El Ambigú, el Café de la Alegría, El Tesoro,...), de cabarets (el Bar del Centro, el Paralelo, La Buena Sombra, La Criolla, El Excelsior, Au Cabaret du Tango, Barcelona de Noche, Gambrinus, Bagdad,...), de music-hall (el Odeon, Edén Concert, el Montecarlo, El Molino, el Apolo,...), y de otros artistas de renombre (la Bella Dorita, Madame Arthur, Coccinelle, Frégoli, Lita Claver, Pipper, Ángel Pavlovski, Mimi Pompón, Dolly Van Doll, Tania Doris, Bibi Andersen, Amanda Lear, Crista Leem, Chiqui Martí,...), todo ello, perfectamente ilustrado en las páginas centrales con una colección de imágenes de sus principales protagonistas como testimonio visual de esta vida nocturna. “Las Plumas del Marabú”, las sugerentes boas de plumas que engalanaron las noches de Barcelona, una ciudad tan tolerante como abierta a nuevas sensaciones. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“El Molino, el último teatro de varietés de Europa, admirado por personajes tan dispares como Federico Fellini o Charles Aznavour, es historia viva del siglo XX. Cuando apagó los neones de su fachada, Barcelona también perdió parte de su luminosidad...”

Lux_Atman

Artículo Nº: 472
.

No hay comentarios: