viernes, octubre 09, 2009

STEFAN ZWEIG “LOS OJOS DEL HERMANO ETERNO”.


Publicado por: EL ACANTILADO.
ISBN: 84-95359-83-9 Edición: 2003

“El que quiere y cree que puede evitar hacer el mal con la sabiduría cae en la tentación y en la culpa.”

Cuando escribo un artículo sobre cualquiera de los libros de este maestro de la literatura, no me canso de elogiar su obra. Stefan Zweig ha sido uno de los escritores más destacados del siglo XX, y creo que en este siglo XXI, su obra seguirá consolidándose mucho más aun. Entre todos sus libros, “Los Ojos del Hermano Eterno” ha sido el que más me ha gustado con diferencia, por la temática tratada: la Mística. Concebida como si fuera un cuento, este relato corto de corte oriental destila una esencia de luz, mezclada con una realidad humana observable, que dejará al lector pensativo ante tal sensibilidad narrativa.

“Porque el que no actúa también hace algo que lo convierte en culpable en la Tierra.”

Virata, protagonista principal de esta historia, es un hombre de leyes cuyas ansias de justicia le llevarán a los estratos sociales más rechazados y despreciados. En su función de juez que juzga los actos de los hombres, en su destino estarán escritos una serie de hechos cruciales en donde irá perdiendo, sucesivamente, su privilegiada posición social en pro de una armonía interior creciente. Virata sufrirá durante esta sucesión de cambios y más cambios hasta llegar a una imagen externa similar al de un animal. Pero en cambio, toda esa degradación física y social será inversamente proporcional a la paz interior en el que felizmente se encuentra.

“Toda posesión se basa en el poder, sea de los hombres, de los animales o de las pacientes tierras. Si eres amo, tienes que dominar: el que posee, está atado al destino de los otros hombres.”

La autoperfección, el olvido, la desvinculación, la búsqueda de una libertad más allá de los límites de la carne y la materia, también se encontrarán en el interior de la mente de Virata con sus miedos, y con la no armonización de los errores cometidos, al no verlos como un efecto inseparable del propio aprendizaje. Virata tardará en comprender que los errores son los que dan sentido a la experiencia. Con un destino personal que se irá acercando más y más al destino universal, según se vaya alejando de la sociedad creada por los seres humanos, Virata irá descartando la creencia en la cual, un aislamiento de todas las fuentes de perdición lleva a la iluminación. Pero en el tortuoso camino de elevación espiritual, siempre será inevitable el tener que armonizar el Bien y el Mal que nos rodea dentro de uno mismo. Solamente así se pueden superar totalmente los defectos y las debilidades que uno tiene. “Los Ojos del Hermano Eterno”, cuando el aspecto de una persona no es una muestra clara de su verdadera personalidad y realidad interior. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Un hombre justo no puede convertir a otro hombre en un animal de carga.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 432
.

No hay comentarios: