lunes, octubre 19, 2009

LIE ZI “EL LIBRO DE LA PERFECTA VACUIDAD”.


Publicado por: RBA, S.A.
ISBN: 84-473-5076-6 Edición: 2006

“Quien destaca por su belleza se vuelve orgulloso. El que sobresale por su fuerza se vuelve violento.”

Hablar de Lie Zi es hablar de uno de los maestros de la filosofía china, y su “Libro de la Perfecta Vacuidad”, se convierte en una de las columnas principales que sostienen la particular visión taoísta del ser humano, del mundo y del universo. Con la espontaneidad como actitud ante la vida, su valoración del mundo subjetivo como camino de rechazo al mundo material permite desvelarnos los efectos contrarios que se establecen entre la fuerza y el destino. Si la esencia del taoísmo es una búsqueda del porqué, para anular la aflicción, y con la eliminación de la intencionalidad como factor clave en la ruptura del karma. En esto, Lie Zi se muestra muy lúcido en la aclaración de conceptos propios del taoísmo como el qi (energía vital) y el dao, dos bases fundamentales dentro de esta filosofía, pero en el que el dao no adquiere una explicación que se pueda definir porque es indefinible per sé. Entonces, ¿qué es el dao? Para contestar con claridad a esta pregunta aconsejo la ineludible lectura de esta obra.

“La concentración de la mente y la voluntad le hace a uno semejante a un espíritu.”

El taoísmo revolucionó la profunda mirada del ser humano a todo lo que le rodeaba, y al origen de sus desgracias, con un concepto al que definió como wu wei, o sea, un no actuar, una no intervención del propio ser. Con el wu wei como camino perfecto para huir del karma, el taoísmo nos desvela la relación existente entre el reposo y el vacío, el vacío y la quietud, la quietud y el movimiento, y el movimiento y la eficacia. Todo ello, sin perder la armonía en la relación también existente entre cuerpo y mente, mente y qi (energía vital), qi y espíritu, y espíritu y vacío.

“El que lucha movido por un conocimiento superficial, está acabado.”

Con esta visión del mundo, es lógico el rechazo taoísta al reconocimiento social porque Lie Zi coloca a la lealtad como eje necesario e ineludible en las relaciones humanas sólidas e inalterables. La lealtad genera confianza, y la confianza es la más armoniosa de las relaciones humanas, incluso en el Amor. ¿Qué sería del Amor sin confianza? Pues caer en los miedos, los cuales afectan a nuestro propio destino al llenarlo de ruido y falta de armonización con todo lo que nos rodea. En las palabras de Lie Zi encontramos ese rechazo a todo lo superficial, a todo lo que en esta sociedad, curiosamente, está considerado como algo elogiable y deseado. Además, su rechazo al método, por considerarlo un sistema abocado al fracaso y al desorden por los límites que establece, nos lleva a analizar sus precisas demostraciones de las causas y los efectos de muchos factores y actitudes observables en la vida de los seres humanos.

“Si te mantienes en la blandura, te harás duro; si te mantienes en la debilidad, te harás fuerte.”

En esta obra, el lector verá las mutaciones del ser humano a lo largo de su vida, en ese ciclo infancia-juventud/madurez-vejez-muerte que a todos nos afecta. Observarán la relatividad filosófica existente entre lo bueno y lo malo. Tendrán una completa visión de la persona en el que el cuerpo pierde valor, pero le hace más fuerte, y en donde una actitud en el que la vida no es magnificada, provoca una mayor sensibilidad a la magia de la propia existencia. Unos conceptos aparentemente contrapuestos pero que, en lógica taoísta, adquieren un sentido armonioso en base a un fundamental wu wei (no actuar, no intervención). Y es que Lie Zi nos ayuda a perfeccionarnos, a despejar dudas y a afrontar cambios pese a los sufrimientos que estos conllevan en sus inicios. Pero los principios de Lie Zi son muy convincentes porque están basados en algo incuestionable: el peso de lo práctico, de lo alcanzable, a través de la experiencia y la voluntad necesaria para poder evolucionar. “El Libro de la Perfecta Vacuidad”, el mundo taoísta que da sentido a una gran parte de la filosofía china. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“El que viaja por el mundo exterior busca su complemento en las cosas; el que contempla su interior se realiza así mismo.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 439
.

1 comentario:

Maria Jesus dijo...

guaaa!! me ha encantado espero que os guste el mio

libro