domingo, septiembre 20, 2009

PIER PAOLO PASOLINI “LAS CENIZAS DE GRAMSCI”.


Publicado por: VISOR LIBROS.
ISBN: 84-7522-058-4 Edición: 1985

“No hay nada que dé más pena que una fiesta no natural.”

En el año 1957, tras el escándalo provocado con su libro “Ragazzi di vita” dos años antes, Pasolini publica esta obra inspirada en los barrios bajos y los arrabales de las ciudades italianas de la época. Pasolini observa cómo la falta de inmersión cultural de estas capas de la población posibilita su manipulación política a falta de una experiencia en la detección de engaños sociales inteligentemente elaborados. Con la burguesía de nuevo en el disparadero, como blanco del ácido de sus versos, dará forma a una obra poética cuya denuncia social no ha dejado de ser admirada desde entonces.

“...Muda es la Luna que te hace vivir...”

En “Las Cenizas de Gramsci”, se observa con nitidez esa oposición que el poeta quiere destacar entre el espíritu místico y ese otro mundo burgués que reina y domina en la sociedad. Pasolini utiliza sus poemas como un medio de denuncia pública ante la ausencia absoluta de un futuro para esta civilización trazada con los punzones del interés capitalista. El espejismo del paraíso social y humano logrado a través del esfuerzo en el mundo laboral, o a través de la aceptación y glorificación de una leyes teñidas con el color gris del escepticismo y del remiendo temporal, o a través de la depredación del hombre por el propio hombre, dan fuerza y una oscura luz a estos poemas duros y decadentes.

“...También lo que cambia llora
para hacerse mejor...”


El influjo del pensamiento de Shelley es más que perceptible en el contenido de estos mensajes. Esclavitud y esperanza acaban formando un todo en el que la denuncia y los ánimos de superación frente a las cadenas impuestas, tratan de impedir que el sufrimiento acabe siendo aceptado como algo normal. Masificación, violencia, angustias existenciales, intrascendencia, uniformidad,... unos poderosos factores que mueven y condicionan los hilos de este ecosistema urbano en el que el ser humano es un animal más en su propia jungla creada. Ver como las personas en esas situaciones inhumanas se acostumbran al servilismo, aumenta en Pasolini su rabia y sus ganas de promover la rebelión ante tales injusticias. Y sin justicia, no hay futuro para la Humanidad. “Las Cenizas de Gramsci”, versos tan oscuros y deprimentes como cualquier suburbio de una gran ciudad del siglo XXI. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Sólo importa el amar, el conocer,
no el haber amado,
el haber conocido.”


Lux_Atman

Artículo Nº: 414
.

No hay comentarios: