sábado, septiembre 05, 2009

NASSIM NICHOLAS TALEB “EL CISNE NEGRO”.

Publicado por: EDICIONES PAIDÓS IBÉRICA, S.A.
ISBN: 84-493-2189-4 Edición: 2008

“El mundo es más no lineal de lo que pensamos.”

El periodo estival suele ser un tiempo excelente para poder abordar esos libros que, por su compleja temática, es necesario reservarles un mayor grado de concentración y estudio para llegar a comprender su avanzado contenido. Uno de estos libros elegidos ha sido “El Cisne Negro”, una obra cuya temática gira en torno a la influencia del azar y la incertidumbre en la economía, y muy especialmente, en la Bolsa. Este libro, escrito por Nassim Nicholas Taleb, agente de Bolsa, utiliza la lógica científica, racional y matemática para demostrar que muchos fenómenos clave en los acontecimientos relacionados con el éxito y las crisis, no son otra cosa que manifestaciones de lo improbable hecho realidad.

“Sentimos el aguijón del daño producido por el hombre más que el que causa la naturaleza.”

Tras haber realizado un estudio detallado del libro, quisiera indicar una serie de advertencias antes de que los prejuicios del lector lleguen a etiquetar este libro como un libro “raro”, un libro “ladrillo”, un libro “para intelectuales”, un libro “para matemáticos solamente”,... El trasfondo de esta obra va mucho más allá de un mero libro que es sólo comprensible para personas con una alta preparación académica. Considero que el autor ha realizado una excelente división de sus capítulos, avisa al lector de la complejidad matemática inminente de algunos apartados, pero también deja muy claro que la demostración matemática que viene a continuación no cambia ni limita los conocimientos adquiridos por el lector hasta ese instante. Por lo tanto, el autor, utilizando un estilo descriptivo detallado muy sencillo de comprender, logra con total éxito que el lector asimile sus ideas y conceptos con facilidad, y sin que su racionalismo explicativo, de clara inspiración científico-matemática, se convierta en una barrera infranqueable. Obviamente, para quienes prefieren analizar con una mayor profundidad esta visión del mundo, los apartados explicados en lógica matemática pura se convierten en una prueba de peso de las revolucionarias teorías expuestas por el autor. Una vez dicho esto, pasemos a adentrarnos en esta apasionante obra.

“En todos estos errores de previsión había, claro está, un poco más de ilusión que de realidad, la ceguera de la esperanza, pero también un problema de conocimiento.”

La primera pregunta que le debe haber venido a la mente al lector es: ¿Qué es un Cisne Negro para este autor? Para Nicholas Taleb, un Cisne Negro es un acontecimiento inesperado que ha sucedido cómo, cuándo y dónde jamás debería haber ocurrido. Debido a su naturaleza, al ser algo altamente improbable (no imposible, conviene aclararlo), siempre se nos presenta como algo extraño, de terrible impacto, y al que tratamos de buscar una lógica para tratar de dar una explicación psicológica de base a algo hasta entonces considerado como irreal. ¿Por qué ha llamado Cisne Negro a su visión de estos acontecimientos caracterizados por su rareza? Porque en Occidente, hasta el descubrimiento del continente australiano, se creía firmemente que todos los cisnes eran blancos, y nadie creía posible que un cisne no fuera de otro color que blanco. En cuanto se observaron los primeros cisnes negros australianos, toda esa visión se vino abajo con la misma solidez con la que sustentaban anteriormente la blancura única de los cisnes. Algo altamente improbable, como era que un cisne fuera negro, se convirtió en algo real y, posteriormente, normal. Basándose en esa experiencia social e histórica, el autor utiliza ese baremo conceptual para demostrar de forma clara y precisa cómo muchas situaciones económicas son vulnerables a los Cisnes Negros, y cómo muchos supuestos expertos y analistas económicos no son más que simples esclavos de métodos aparentemente científicos claramente basados en la más absoluta falta de criterio. Incluso, nos explica con todo lujo de detalles y en profundidad cómo los Cisnes Negros llegan a influir en muchos otros aspectos de nuestra vida, y de cómo tratamos de ignorarlos debido al alto grado de exigencia psicológica que el Cisne Negro compromete al individuo en su forma de ver la vida. La Bolsa, el Arte, el éxito de un producto,... todo está indefenso y condicionado a los efectos de un Cisne Negro. Además, la mayor o menor peligrosidad de un Cisne Negro viene dada por la mayor o menor separación existente entre lo que sabemos y lo que pensamos (de nuevo, aconsejo la lectura del libro “El Cerebro del Rey”).

“Desdeñamos lo abstracto; lo despreciamos con pasión.”

Tras esta breve introducción de su contenido, creo que el lector puede hacerse una idea aproximada de la base que sostiene esta otra forma de ver el mundo que vivimos, de esta otra forma de ver y explicar el éxito, de esta otra forma de explicar aquello que ni los expertos saben muy bien cómo definirlo con racionalidad y rigor,... en resumidas cuentas, de esta Humanidad en la que el azar y la suerte adquieren una importancia clave en el logro o el fracaso de un proyecto. Eso sí, sin haber dejado nunca en el olvido ese factor imprevisible y nefasto que todo Cisne Negro trae consigo, o que todo Cisne Gris tiende a traer suavizado. “El Cisne Negro”, una obra que le hará replantearse muchos aspectos de la vida que, aparentemente, creía asentados en la más pura e inamovible realidad. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“A pesar de nuestro progreso y crecimiento, el futuro será progresivamente menos predecible.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 401
.

No hay comentarios: