miércoles, septiembre 30, 2009

AUGUST STRINDBERG “SOLO”


Publicado por: ELCOBRE EDICIONES, S. L.
ISBN: 84-96095-05-3 Edición: 2003

“Siempre he querido moverme hacia adelante y hacia arriba. Es por ello que he tenido a la más alta corte de mi lado contra aquellos que querían arrastrarme hacia atrás y mantenerme abajo. Y es por eso que he llegado a vivir solo.”

Esta obra fue la última entrega (1903) de una serie de libros autobiográficos escritos por August Strindberg a lo largo de su vida. Ya en mi reseña sobre su libro anterior, “Inferno”, comentaba las impresiones del autor sobre esas inexplicables experiencias que venía experimentando. En esa misma línea, su obra “Solo” se convierte en una nueva confesión de sucesos clave en la vida de Strindberg. Puede parecer muy místico todo esto que digo, pero es que leer y sentir las palabras de Strindberg sin ese factor místico, sería como leer un poema sin la existencia de consonantes en sus palabras.

“No es poco frecuente en este mundo que la gente que tiene tan pobre opinión de sí misma tenga fama de llevar grabado en su escudo de armas el pecado mortal del orgullo.”

Que hubiera escogido el título de “Solo” para esta obra tiene una gran importancia. Como gran individualista y, sobre todo, como gran incomprendido, la soledad acabará adueñándose de su vida según vaya desvelando poco a poco esa realidad oculta que va percibiendo con absoluta nitidez. Pequeños descubrimientos, hechos aparentemente casuales, sucesos en donde la lógica parece ausente,... van enriqueciendo y actualizando su propia visión del mundo, de la vida y de su propia existencia en cada ocasión. La presencia de lo divino es considerada por Strindberg como una manifestación clara de una providencia celestial que trata de mostrarle lo auténticamente real. Pero también es consciente que ha de poner todos sus sentidos en alerta para no dejar pasar cada oportunidad que se le está ofreciendo.

“Los libros sagrados no hablan a los incrédulos. El incrédulo es estéril.”

Las influencias de grandes filósofos como Nietszche, Schopenhauer, Schiller, Kant,... en su forma de pensar es más que notable. Unos nombres que son inevitablemente mencionados por el autor a lo largo de esta autobiografía y puestos como puntos de referencia respecto a la interpretación de sus experiencias transcendentales. Con una cultura que sobresalía muy por encima de la media en su época, y con unas creaciones marcadas por sus polifacéticas inquietudes artísticas, Strindberg nunca dejará impasible al lector. Su actitud es un tanto categórica respecto a ese modo de expresar lo que él considera como irrefutable. Pero de lo que nunca se le podrá llegar a acusar, es de tratar de engañar a su público ni de andar metido en un fantástico mundo interior inaccesible al resto de los mortales. Strindberg siempre se nos muestra muy franco, tal vez, excesivamente franco en vista a la escasa predisposición de algunas personas a cuestionar su particular visión del mundo en el que vive. Y esa actitud mostrada en sus obras autobiográficas siempre será del todo elogiable. “Solo”, las confesiones de un visionario que vivió rodeado de ignorantes. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Desterrado de la sociedad, renazco en otro mundo adonde nadie puede seguirme.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 461
.

No hay comentarios:

More Visited: