jueves, junio 11, 2009

OSCAR WILDE “LA DECADENCIA DE LA MENTIRA”.

Publicado por: EDICIONES SIRUELA, S. A.
ISBN: 84-7844-518-9 Edición: 2007

“El objetivo del mentiroso no es otro que encantar, deleitar, dar placer.”

“La Decadencia de la Mentira” es uno de esos libros de pequeño formato con un contenido inmenso, universal e incontenible por su grandeza. Tener al ilustre Oscar Wilde en la firma de un ensayo de esta calidad, convierte a esta obra en toda una joya del siglo XIX escrita directamente para deleitar a inconformistas. En este libro, el lector encontrará una excelente crítica artística cuyo eje principal gira alrededor de la falta de imaginación en el Arte. Grandes maestros de la literatura como Guy de Maupassant, Zola, Balzac, Shakespeare, Carlyle, Shelley,... harán acto de presencia en estas páginas ante los ojos del lector, mientras Wilde va escribiendo con letras de oro la tan deseada originalidad en la creación literaria.

“Cada mente es un arma cargada de voluntad hasta la boca.”

Wilde ve el análisis de la psicología humana como un nudo gordiano imposible de resolver sin romperlo, y partiendo de esa perspectiva, establece una relación directa entre la mentira bienintencionada y la imaginación. Estableciendo esa visión como base, el Arte es colocado bajo la influencia de la mentira, y la mentira, colocada bajo la influencia de lo intemporal y lo irreal. De esta forma, Wilde observa y describe tres fases en la evolución del Arte:

1-Un Arte inicial como placentero reflejo de lo inexistente.
2-Un Arte evolucionado que trata de reflejar lo ideal.
3-Y finalmente, el Arte entra en decadencia cuando lo natural empieza a convertirse en el eje creativo principal.

Y es que, si el ser humano alcanzó su razón de ser al salir del ciclo de la Madre Naturaleza, no puede esperar seguir siendo humano regresando a ella. Además, este factor afecta muy íntimamente a la relación existente entre el Arte y la Belleza (si el lector desea tener una visión más clara de las diferentes manifestaciones de la Belleza, le aconsejaría leer el libro “Lo Bello y lo Siniestro”, escrito por Eugenio Trías).

“Es el estilo lo que nos hace creer en las cosas; nada más que el estilo.”

Lo creativo nunca podrá ser sustituido por lo imitativo en el Arte, al faltarle a la obra lo esencial: la forma imaginativa. Qué fácil es para algunos ponerse a copiar a otros, esperando que con esa copia, puedan situarse por encima del propio creador, o a remolque suyo. En cambio, aquel que copia comete tres grandes errores de los que dificilmente saldrá, al estar atrapado por los tibios aires de la comodidad, de la vagancia y de la ausencia de amor propio alguno:

1-Al copiar, deja de ser él mismo para convertirse en una copia barata del verdadero creador.
2-Al copiar, abandona el objetivo de llegar a tener un sello propio, una identidad única, aquel halo que lo diferencie de lo vulgar, cayendo de cabeza en la mediocridad característica de la labor copiada. Y si se es vulgar, la obra será siempre vulgar, sin vida, provocando una ausencia de estímulo alguno en el lector que lea la obra.
3-Al copiar, en ese acto deja reflejado con total claridad su absoluta incapacidad para poder decir algo interesante, convirtiendo su acto de copiado en una negación de su Yo más profundo, en un hecho que demuestra con rotundidad su fijación en ese Él que se anhela, en ese Él que se desearía ser, en ese Él que es observado como algo superior a un Yo devaluado con total convencimiento.

Wilde no se anda en esta obra con medias tintas en el análisis de la realidad creativa en el Arte, pero sin dejar de lado esa belleza literaria tan amada, tan adorada, tan reverenciada. “La Decadencia de la Mentira”, cuando el Arte es tomado como espíritu de la Vida. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“La Vida va más deprisa que el Realismo, pero el Romanticismo va siempre por delante de la Vida.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 385
.

No hay comentarios: