viernes, mayo 22, 2009

CLARIBEL ALEGRÍA “MITOS Y DELITOS”.

Publicado por: VISOR LIBROS.
ISBN: 84-7522-670-5 Edición: 2008

“Conservo la inocencia
que tenía al nacer
y miro al universo
con asombro
escucho al universo
día y noche lo escucho
y renace mi amor”


El descubrimiento de la obra de la poetisa nicaragüense Claribel Alegría (Esteli, Nicaragua, 1924) ha sido una de las sorpresas más agradables que he tenido este año dentro del universo literario. No hizo falta más que leer unas pocas páginas seleccionadas aleatoriamente para quedar atrapado con estos versos luminosos escritos con palabras cristalinas. Con la mitología griega siempre presente, estos versos reflejan fielmente la impaciencia que nos invade en la sala de espera de la transformación metafísica. Démeter, Hécate, Hermes, Zeus, Hades, Afrodita,... sobrevuelan estos versos mientras Pigmalión, Aquiles, Perséfone, Pandora, Teseo,... pasan a ser nombres pronunciados por el eco de un pasado mítico.

Aunque estos versos reflejan los pensamientos del alma perdida y desamparada, no inspiran ni depresión, ni dejadez personal, ni melancolía. Las palabras de Claribel Alegría no son palabras enfermas. Son los pensamientos de un espíritu que vaga por la vida sin un norte que de sentido al caminar, a la lucha por la existencia, al amor, al descubrimiento del sentido de todas las cosas. Es no saber dónde ir, ni lo que se quiere, mientras en cada página el aire y la furia del viento están siempre presentes.

“Mitos y delitos” es poesía en donde la ausencia de algo, o alguien, es tomada como ideal de una perfecta compañía. Son los sentimientos de Adán y Eva nada más ser expulsados del Paraíso, convertidos en poemas. Y mientras se observan las grietas en todo lo que nos rodea, la transformación se enmascara con la roja incógnita de la reencarnación. Claribel Alegría es muy mística, pero, curiosamente, nos habla con insistencia sobre la no realización de uno mismo. Porque en esta vida, uno puede ser protegido, tener una vida acomodada, una vida sin problema alguno, y sentir el vacío existencial más profundo al no sentir el propio Yo, sino el Yo de otro que está viviendo nuestro presente. Y esta soledad en verso nos habla de esa otra soledad universal intemporal en un mundo mitológico sin vida. “Mitos y delitos”, el delicatessen de una nostálgica guinda poética decorando un pastel sin forma. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Camino hacia la muerte
y no he dejado huella
el sendero que piso
queda intacto.
Quizá mejor así
a nadie le haré daño
con mis pasos inciertos.”


Lux_Atman

Artículo Nº: 379
.

No hay comentarios: