jueves, febrero 05, 2009

MICHEL ONFRAY “LA INOCENCIA DEL DEVENIR –La vida de Friedrich Nietzsche-”.

Quiero dar las gracias a la editorial GEDISA, y muy especialmente a Andrea, por toda la cortesía mostrada con LUX ATENEA LIBROS.

Publicado por: EDITORIAL GEDISA, S.A.
ISBN: 84-9784-317-1 Edición: 2009

“En lo esencial, las cosas no han cambiado nada.”

Cuando en Francia se habla de un intelectual con el instinto de saber poner siempre el dedo en la llaga, el nombre que siempre aparece en el primer puesto de la lista es Michel Onfray. Nada más terminar de leer las primeras treinta páginas de este libro, puedo afirmar que, efectivamente, no tiene pelos en la lengua a la hora de decir las cosas claras. Su obra “La Inocencia del Devenir –La vida de Friedrich Nietzsche-”, aunque pueda parecer un ensayo más en el que nos presenten la biografía del genial filósofo, en realidad, es un guión cinematográfico escrito por Michel Onfray y basado en la vida de Nietzsche. Un guión que empieza en la página 41, pero con un prólogo anterior de treinta y nueve páginas en el que se comenta la nula relación existente entre el cine actual y el mensaje filosófico.

“El cine de nuestra época se rueda en el fango liberal y acusa una sumisión integral a la ley de mercado.”

“Contar en imágenes una vida filosófica” es el título escogido por el autor para el prólogo de su guión, y ya de entrada, siguiendo el estilo literario que le caracteriza, empieza por etiquetar el cine actual como el “cine anémico”, o dicho de otro modo, el cine caracterizado por las taras en el mensaje. Según Michel Onfray, el cine actual se caracteriza por la falta de ideas, por el auto-etiquetamiento del cine sin éxito alguno como cine de culto destinado a intelectuales, y por pecar de elitismo cuando una obra cinematográfica está creada sin tener en cuenta sistema o norma creativa alguna. Cuando Onfray termina de realizar una excelente radiografía de las películas modernas, pasa a continuación a realizar un detallado e inmisericorde estudio de los productores, auténticos especialistas en ofrecer al gran público esas películas y series convenientemente predigeridas antes de ser devoradas por la masa. Como muy bien nos dice el autor, el cine no es más que una industria sustentada por productores que son sustentados a su vez por los bancos, los cuales, solamente entienden el lenguaje del beneficio y este siempre suele venir acompañado por la presencia de los actores/actrices más famosos del momento.

“El callejón sin salida no es una modalidad de carretera.”

Si al lector, todo lo anteriormente comentado le supiera a poco, Michel Onfray nos ofrece en bandeja de plata el desnudo integral de los directores de cine histórico, o mejor dicho, de fantasía histórica cuya realidad no es otra que la manipulación de los hechos, el descrédito gratuito de algunos personajes históricos y una propaganda muy bien orquestada para manipular a la masa en pro de unos intereses puramente económicos. El problema de este tipo de películas es que son tomadas por el público como reales, como basadas en hechos absolutamente veraces e incuestionables, y en realidad, no son más que recreaciones históricas imaginadas únicamente para causar impacto en los espectadores. Películas tan conocidas como “Amadeus” de Milos Forman, “1492” de Ridley Scott, o “Juana de Arco” de Luc Besson, son puestas como una prueba clara que afirman su tesis, siendo convenientemente aclaradas para informar al lector con datos históricos reales. Cerrando este prólogo, Onfray se explaya con esa difícil unión entre mensaje filosófico e imágenes cinematográficas, unas imágenes que suelen no reflejar en absoluto el espíritu filosófico cuando un filósofo es representado en la gran pantalla.

“Es la tarea del filósofo: enseñar la naturaleza trágica del mundo y luego ofrecer las soluciones para vivir en él y alcanzar la alegría.”

Del excelente guión de “La Inocencia del Devenir” me quedo, a parte de todos los detalles descritos en cada escena, con la siniestra pesadilla de Nietzsche-niño tras la muerte de su padre, con Nietzsche-estudiante cogiendo con la mano un trozo de carbón encendido del interior de una estufa para demostrar la virtus romana, con el duelo entre Nietzsche y un amigo, y sobre todo, con todas las piezas de música clásica que acompañan a gran parte de las escenas y que dan una atmósfera especial a cada momento representado. Desde luego, la calidad es atesorada por Michel Onfray en cada una de las páginas que dan vida a este impresionante ensayo. “La Inocencia del Devenir”, un prólogo destinado a hacerle pensar; un guión que le hará imaginar fácilmente todas sus inteligentes escenas. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Deberíamos creer en lo que dice un filósofo cuando su vida atestigua lo que dice.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 331
.

1 comentario:

Luis Puertas dijo...

genial descripción, voy a comprar el libro