sábado, febrero 28, 2009

JULIO HERRERA Y REISSIG “AGUAS DEL AQUERONTE y otros Cuentos Narcóticos”.

Publicado por: CELESTE EDICIONES, S.A.
ISBN: 84-8211-259-7 Edición: 2000

“La vida, ese criminal inmenso que es la mitad de la Nada y cuyo crimen es el Amor.”

Julio Herrera y Reissig (9 de enero de 1875 – 9 de marzo de 1910, Montevideo, Uruguay) es uno de los mayores genios de la literatura nacidos en Hispanoamérica. Influenciado por el pensamiento y las corrientes románticas, artísticamente acabó moviéndose entre el Surrealismo y el Modernismo. Misántropo hasta la médula, desde que tuvo uso de razón despreció la presencia del vulgo a su alrededor, una visión de la vida que se puede apreciar claramente en cada una de sus obras. Porque Julio Herrera y Reissig sabe cómo teñir las letras con la oscura misantropía surgida de la burlada esperanza en el ser humano. Muchas veces, cuando la inocencia es cruelmente herida por la vil razón, ella misma termina lamiendo sus cicatrices con la ácida saliva de la misantropía.

“Amar para que os despedacen. ¡Soñar para que os despierten como a las bestias!.”

Julio Herrera y Reissig fue un lector voraz e incansable, un amante incondicional del universo literario y un adicto a las drogas como método de creación literaria. Una fantasía creativa que aparecía sin demora alguna en una mente entregada a sus efectos. He ahí la explicación de la presencia de la palabra “narcóticos” como definición de este conjunto de cuentos que dan sentido a este volumen. Opio, éter, morfina,… unos paraísos artificiales en donde Julio Herrera y Reissig encontró la inspiración para escribir estas joyas de la literatura únicas e intensas. Porque la realidad que vio y sintió, le resultó totalmente absurda, incomprensible y vacía. Una realidad no compartida de la que trató de huir a través de los narcóticos.

“Hay primaveras que se hielan porque se demoran.”

La lujuria, lo exquisito, la clase y el buen gusto aparecen sobre un mullido suelo de párrafos cubiertos de sedosas palabras engalanadas con terciopelos finamente estampados en oro, mientras letras multicolor, solicitan una botella de absenta que pide a gritos ser abierta de inmediato. Una muestra de su oscura obra son estos cinco relatos cortos en donde el genio estira las palabras para poder encontrar su mensaje oculto. Sus frases huelen a misticismo, a ojos abiertos a la vida… y a la muerte. Son referencias a lo divino, a lo sagrado, al anhelado Reino Celestial mientras la Muerte está omnipresente entrelíneas. De por sí, iniciamos esta andadura literaria con el cuento “Aguas del Aqueronte”, una boda con la muerte que emana decadentismo puro. Con “El traje lila”, lo que observaremos es el rostro brutal y desencajado del amor a cualquier precio, y en cambio, con “Mademoiselle Jaquelin” nos adentramos en un relato más crepuscular y melancólico que incita al lector al abandono y al decaimiento. “Eppur si muove”, un guiño al recuerdo de Galileo Galilei, es un relato sencillo de corte popular y llano. Un contraste necesario antes de llegar a “Esplin”, un poco del aire que se respiraba en la ciudad de París en el siglo XIX, guardado en un frasco hermético destinado a refrescar futuros recuerdos. Si desean leer una mezcla de ironía y surrealismo de la mano de un dandi uruguayo, este libro será de imprescindible lectura. Julio Herrera y Reissig, un pasional escritor uruguayo que convirtió su refugio, “La Torre de los Panoramas”, en un faro cultural iluminando el río de la Plata. “Aguas del Aqueronte y otros cuentos narcóticos”, sueños de melancolía desde una tierra exótica. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“¡Morir… no hay nada más natural! Es arrojar un cigarro de hoja cuando no tira.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 337
.

No hay comentarios:

More Visited: