jueves, enero 22, 2009

STEFAN ZWEIG “NOVELA DE AJEDREZ”.

Publicado por: EL ACANTILADO.
ISBN: 84-95359-45-6 Edición: 2001

“Nada en el mundo puede oprimir tanto el corazón del hombre como la nada.”

Siempre que compro un libro de Stefan Zweig, sé que mi elección es un acierto seguro y que los momentos de relajación, y buena lectura, llegarán a través de sus ingeniosas frases. Con el detalle como sello literario y el adjetivo bien escogido para decorar el mensaje, la belleza del estilo gramatical de Stefan Zweig convierte cada una de sus obras en todo un deleite mental para cada lector que decide pasearse por sus jardines lingüísticos. Uno de estos especiales jardines es su obra “Novela de Ajedrez”, una historia que nos narra el encuentro en un barco de pasajeros de un experto jugador de ajedrez, de un hombre con éxito y de un casi anónimo pasajero cuya vida se encuentra en peligro por razones políticas. Un intrigante encuentro que reunirá a un campeón mundial de ajedrez (Mirko Czentovicz), a un hombre hecho a sí mismo (McConnor) y a un noble vienés (Señor B.) en torno a un tablero de ajedrez. Las partidas de ajedrez que acaban disputando terminarán convirtiéndose, irremediablemente, en una pequeña muestra del mundo en el que viven depositada sobre un tablero, y en donde las figuras, perfectas para establecer similitudes con las fuerzas y las corrientes que dirigen los destinos del mundo, empiezan a dar sentido a cada uno de los aparentes sinsentidos contenidos en los sentimientos de cada jugador. Prepotencia y humildad, miedos y arrogancias, pasividad y recelo, desesperanza y control absoluto, una serie de formas de ver la propia vida y la actitud ante los retos, y cuya superioridad se dispondrán a medir a través de la victoria sobre un tablero.

“El ajedrez, al ser un puro juego del pensamiento desligado por completo del azar, es lógicamente un absurdo querer jugar contra uno mismo.”

Como amante jugador de ajedrez (con un nivel medio, esto sí que conviene dejarlo claro), siempre he considerado este juego como un excelente medio de conocer el estado de ánimo, tanto de uno mismo como del contrincante (ya sea este un simple conocido, un familiar o un amigo). Permanecen indelebles en mi memoria esas partidas de ajedrez que he disputado con amigos (y muy especialmente, con mi amigo Mario-Atis-), mientras las más diversas conversaciones creaban la atmósfera adecuada para tan maravilloso evento. Reconozco que la magia de sus figuras me ha atrapado irremediablemente. De por sí, si por mí fuera, si tuviera una economía desahogada, tendría cientos de tableros de ajedrez en casa. Mira que he visto juegos de ajedrez preciosos inspirados en las más diversas temáticas (uno de los últimos que he visto, y que más me ha cautivado la mente, ha sido el inspirado en la película “Alien vs Predator”, ¡¡¡una auténtica obra de arte!!!). No sé, creo que el ajedrez tiene un trasfondo mucho más personal y psicológico que otros juegos. Desde luego, que un genio de la literatura como Stefan Zweig decidiera escribir una novela inspirada en el juego de ajedrez no me parece algo extraño. La inteligencia siempre tiende a elegir los medios en los que se encuentra cómoda, y este escritor de los sentimientos es lógico que encontrara en el ajedrez ese objeto metafórico clave para escribir una novela. “Novela de Ajedrez”, la última novela de Stefan Zweig que se publicó antes de su suicidio en Brasil. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“En todos los oficios, los más entendidos son a su vez los que mejor se administran.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 324
.

No hay comentarios: