lunes, enero 26, 2009

HERMANN HESSE “DEMIAN”.

Publicado por: EDITORES MEXICANOS UNIDOS, S.A.
ISBN: 968-15-0123-3
Edición: 1991

“¡Durante cien años no ha hecho Europa más que estudiar y construir fábricas! Saben muy bien cuántos gramos de pólvora se necesitan para matar a un hombre; pero no saben cómo se reza a Dios, no saben siquiera cómo puede pasarse una hora divertida.”

Esta novela no es ni una novela para estimular la fantasía del lector, ni para distraerlo, ni para intrigarlo, ni para hacerle pasar momentos de miedo, de humor, de suspense,… “Demian” es una novela escrita para formar personas, para provocar en el lector un efecto y una reacción de autoanálisis con el objetivo de perfeccionarse. “Demian” fue escrito por uno de los maestros de la literatura europea del siglo XX, Hermann Hesse, y publicado en el año 1919. Desde entonces, su lectura se ha convertido en uno de los actos más reivindicativos de la visión del hombre con inquietudes espirituales. Su contenido y su mensaje, todo un alegato a favor de la universalidad del alma humana en el mundo, ha permanecido plenamente vigente pese a haber pasado casi un siglo desde su aparición, y es que pese a que el escenario en el que se desarrolla la historia puede haber cambiado, el significado y el sentido de las palabras que han dado vida a esta obra siguen permaneciendo inalterables. De ahí la grandeza literaria de Hermann Hesse, un escritor del que correrán ríos de tinta y que siempre será el protagonista principal de más de un debate, coloquio o conversación entre amigos, en donde las opiniones seguirán cautivando por su temática.

“Lo que hoy existe no es comunidad: es, simplemente, rebaño. Los hombres se unen porque tienen miedo unos de otros, y cada uno se refugia entre los suyos”

La novela “Demian” nos narra el paso de la adolescencia a las puertas de la madurez del joven Emil Sinclair, una persona sometida al chantaje de un ser dominante, déspota y cruel, llamado Kromer. Sinclair, privado de la libertad de elección y sin fuerza moral para poder hacer frente a su amo Kromer, se irá hundiendo más y más en la desesperanza por la reacción de las acciones que debe realizar por orden de Kromer. Una situación límite de la que saldrá gracias a la ayuda de Max Demian, un librepensador, un ser con una poderosa personalidad basada en profundas raíces éticas, morales y espirituales. Pero la nueva libertad alcanzada por Sinclair llevará consigo una nueva responsabilidad que habrá de encaminarle hacia la madurez a través de los frutos dulces y amargos que dan las elecciones que ha de tomar uno en la vida, y será Demian, el catalizador encargado de hacer ver a Sinclair la verdadera realidad del mundo. Esa transformación de Sinclair, desde un adolescente mimado, protegido y confiado hasta un hombre de acción con convicciones firmes y serenas, se convierte en el eje de la novela y en su mayor atractivo.

“Todos los hombres buscaban la libertad y la felicidad en un punto cualquiera del pasado, sólo por miedo a ver alzarse ante ellos la visión de la responsabilidad propia y del propio camino.”

Alejado de lo que sería una novela juvenil, “Demian” logra adaptarse perfectamente a personalidades adultas de lo más variado gracias a la capacidad de Hesse para cautivar con la profundidad de su análisis. Las situaciones, colocadas siempre entre dos polos claramente contrapuestos durante toda la obra, son simétricamente perfectas respecto a la realidad presente del lector abstraído con el contenido de sus frases, e independientemente de la época que esté viviendo. Por este motivo, esta obra sigue y seguirá ganando más y más adeptos generación tras generación en una sociedad transformada en el espíritu de Kromer, y cuyos ciudadanos no se están convirtiendo en otra cosa que en unas réplicas exactas del angustiado Sinclair. La sombra de Dante, la particular luz y oscuridad de Abraxas, el verdadero rostro del espíritu europeo, la mirada de Nietzsche, el amor irradiado por Novalis,… una suma de inteligencias reunidas alrededor de esta joya de la literatura. “Demian”, las palabras de aquel que rompió sus cadenas con el ánimo de romper también las que atenazaban a sus semejantes. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“No es posible imaginar lo que vendrá. El alma de Europa es un animal que ha permanecido mucho tiempo encadenado. Cuando recobre la libertad no es de esperar que sus primeros impulsos sean muy amables.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 327
.

No hay comentarios: