domingo, agosto 31, 2008

JEREMÍAS GOTTHELF “LA ARAÑA NEGRA”


Publicado por: EDITORIAL ASTRI, S.A.
ISBN: 84-469-0816-6 Edición: 2000

”… pensamientos que en las horas desesperadas siempre tienden a perder a los hombres.”

El siglo XIX y el Romanticismo, una época literaria a la que periódicamente rendimos homenaje en LUX ATENEA LIBROS. En esta ocasión, la obra seleccionada no es otra que “La Araña Negra”, escrita por Albert Bitzius (el cual utilizaba como seudónimo en sus obras el nombre de Jeremías Gotthelf). Nacido en la ciudad suiza de Murten el 4 de octubre del año 1797, Albert Bitzius tuvo una infancia marcada por el pensamiento religioso cristiano protestante (no hay que olvidar que en tiempos de la Reforma, Suiza quedó marcada hasta sus raíces por las ideas cristianas protestantes de Calvino). Con el tiempo, Albert Bitzius acabó convirtiéndose en pastor de la iglesia protestante para, años después, iniciar su andadura en el mundo de la literatura escribiendo relatos y novela corta. Durante toda su vida como escritor llegó a escribir más de ochenta obras, siendo unas de las más conocidas y aclamadas “La Araña Negra”, perteneciente a una colección de cuentos y leyendas suizas. A nivel literario, Jeremías Gotthelf está considerado como uno de los máximos representantes del realismo alemán, perteneciendo por mérito propio al movimiento literario Biedermeier. El 22 de octubre de 1854, pocos días después de haber cumplido cincuenta y siete años, falleció Albert Bitzius, dejándonos como herencia obras tan impresionantes como la que les presento a continuación.

”El más insignificante criado de cuatro centavos se cree autorizado, por estar al servicio de un Señor, a despreciar e insultar al buen campesino.”

Esta historia, publicada en 1842, se desarrolla en un pueblo medieval. En una sociedad rural donde la bonanza material ha alejado a los campesinos del temor a Dios, esta pérdida del sentido espiritual de la vida les llevará a padecer una serie de infortunios y desgracias cuya salida no será otra que la aceptación de un pacto con el Maligno. Todo un guiño a la historia de Fausto. Pero, ¿qué sucede cuando el Maligno cumple su trato y no recibe a cambio lo acordado? Pues que su respuesta ante el engaño vendrá en forma de una araña negra que convertirá el anterior infierno padecido por los campesinos en un anhelado paraíso, en comparación. Destaca entre todos estos infortunios la presencia de los Caballeros Teutónicos como poderosas fuerzas maléficas, tanto en el despotismo mostrado en su trato con los campesinos, como en su insensata arrogancia frente al peligro que a todos les acecha. Leyendo este relato, es difícil llegar a no pensar en un paralelismo existente entre la Peste Negra que asoló Europa durante ese periodo, y la letal Araña Negra, pero estas divagaciones son solamente eso mismo, divagaciones. Curiosamente, fue tal el realismo plasmado por Gotthelf en esta obra que durante décadas se pensó que este libro era auténticamente medieval.

”Ponerse a construir es siempre un asunto sagrado en el que se sabe cómo se empieza pero nunca se sabe cómo se va a terminar….”

“La Araña Negra” es una de las obras de terror más importantes del siglo XIX. Con un excepcional estilo narrativo digno de admiración, Jeremías Gotthelf nos abre la puerta a un mundo rural que quedará marcado por la angustia y el miedo a la muerte incierta. Dejando a un lado cómo desarrolla esta trama de forma magistral, el relato está fuertemente marcado por el mensaje cristiano protestante del sacrificio personal en pro del bien de la sociedad. Y no solamente se explaya en esta cuestión, sino que además llega a establecer claros paralelismos entre la falta de fe de un colectivo y las desgracias que a continuación aparecen en su sociedad. Pese a tener un claro mensaje religioso cristiano, la ausencia de la intervención de Dios en los acontecimientos cruciales de esta historia alejan a este relato del catolicismo en su particular visión cristiana de la existencia humana. Podemos decir que en “La Araña Negra” es el individuo quien ha de ganarse a Dios con sus obras y virtudes, y no Dios quién ha de convencerle a través de sus actos divinos sobre la tierra. He ahí la esencia protestante que da profundidad moral a esta historia.

”En todo el valle la muerte hacía presa del ganado, los gritos de los hombres y de las bestias resonaban en todos los lados….”

Les puedo asegurar que, pese a que el nombre de Jeremías Gotthelf sigue siendo un gran desconocido para el público en general, “La Araña Negra” es una de las obras literarias del Romanticismo que más me ha impresionado. Su trama, sus descripciones, el modo con el que el autor ha dado vida a este relato convierten a este libro en una pieza fundamental a la hora de ver y sentir la época romántica en todo su esplendor. Desde luego, su atmósfera oscura y misteriosa hará las delicias del público gótico amante de lo siniestro y lo maléfico. “La Araña Negra”, cuando el ser humano trata de engañar hasta al propio Mal, irremediablemente una letal venganza hará acto de presencia en su desgraciada vida. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”No se burla impunemente al Diablo.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 296
.

sábado, agosto 30, 2008

HOMERO “ODISEA”


Publicado por: RBA LIBROS, S.A.
ISBN: 84-7901-083-6 Edición: 2007

”… y el cayó dando un grito y el polvo cubrió su cabeza.”

Llevaba años esperando el momento idóneo para leer esta obra de Homero. En varias ocasiones estuve a punto de iniciar su lectura, pero siempre había algo en mi interior que me decía que esperara un poco más. Ese momento por fin llegó: una crisis, un espíritu que no encuentra su lugar perdido en el mundo de la literatura, y la “Odisea” se enciende iluminando el oscuro horizonte con un nuevo brillo. Después de momentos de expansión, después de saborear el dulce néctar fruto del trabajo y del esfuerzo realizado en varias parcelas de la vida, llegó la tormenta repentina, salvaje e imprevista que convierte la miel en hiel, y la mirada en tristeza.

”Mas aparta del hoyo, retira el agudo cuchillo, que yo pueda la sangre beber y decir mis verdades.”

Todos en algún momento de nuestra vida somos Odiseo, Ulises en su versión romana. Todos en algún momento pasamos de los días de vino y rosas a los días del fruto amargo y la flor marchita, y al igual que Odiseo, dejamos atrás la inolvidable victoria personal para adentrarnos en un nuevo destino a través de un mar con olas de incertidumbre,y con rumbo a un horizonte oscuro y tormentoso. Con el inesperado destino de nuestra existencia depositado en la palma de las manos, la luz, Troya, queda a nuestra espalda, en el pasado, y la mirada atrás no sirve de nada cuando hay que dirigir la nave de nuestro presente a través de la vida, hacia Ítaca, hacia el futuro que queremos vivir. El destino anhelado queda lejos, pero hacia allí partimos con decisión, con valentía, con prudencia, con el beneplácito de los Dioses y su reveladora mano que nos guiará por el camino más armonioso con nuestra alma.

”Los Dioses dan bienes o dejan de darlos como a ellos le place en el alma, pues todo lo pueden.”

Ítaca no será la misma cuando la alcancemos. Ítaca cambiará porque está viva y no es estática ni rígida, sino que evoluciona y se adapta a la realidad universal que no llegamos a comprender. La dificultad, los obstáculos, las barreras, las desilusiones, la desesperanza,… estas serán las aguas sobre las que navegaremos, y cuando en el futuro cercano algo parezca calmado, tranquilo y sosegado, esos serán los momentos previos a la presencia de lo más nefasto, de lo más engañoso, de lo más ponzoñoso envuelto en el más apetecible pastel que jamás hayamos visto, que jamás hayamos imaginado, que jamás nos hayan ofrecido en la vida.

”En el fondo del alma sentí siempre horror de que alguno de los hombres mortales viniendo a estas casas pudiera engañarme con falsas razones, pues muchos maquinan las más pérfidas trazas.”

Hay obras que son universales porque las historias que nos cuentan son intemporales. Porque aunque el escenario en donde se desarrollan y los sucesos que allí acontecen hayan cambiado a lo largo del tiempo, el paralelismo existente entre su trasfondo y la realidad que vivimos como individualidades luchando en este salvaje mundo, será siempre la misma. Poco importa que se haya vivido en cuevas o en casas, en palacios o en un barco. Poco importa que se haya arado la tierra para vivir, o se haya emigrado a otros lugares, o se haya creado un nuevo imperio, o se haya fundado una gran empresa, o se haya investigado en nuevos campos de la ciencia. Poco importa que se haya creado una familia, o se haya recluido, o haya tenido éxito en la sociedad, o se haya uno casado con la soledad para el resto de sus días. En esta vida es fácil que tengamos que acabar luchando firmemente para no caer en la tentación del camino fácil de la vida de los lotófagos (los hombres que solamente se alimentaban de las flores del loto, el cual, una vez probado, la persona pasaba a un estado de olvido existencial en donde únicamente se ansía saciarse de comer loto). En esta vida es fácil que acabemos luchando contra poderosos cíclopes que pueden acabar con nuestra vida, usando únicamente el poder de nuestra inteligencia y nuestra astucia como arma contra ellos. En esta vida es fácil que tengamos que luchar contra fuerzas desconocidas que son manejadas con maestría por seres como Circe, y que pueden parecer invencibles. En esta vida es fácil acabar rendidos ante los sueños convertidos en voluptuosas e insinuantes realidades carnales por bellas Calipso, en donde nuestros deseos materiales y pasionales son satisfechos en el mismo instante que los queremos tener. La vida es fácil que nos conduzca a tener que pasar obligatoriamente por peligros irrenunciables para poder seguir adelante, y en donde el sacrificio, la prudencia y la ayuda de los Dioses se convierten en factores determinantes para poder dejar atrás el mortífero canto de las Sirenas, las garras de Escila o el letal remolino de la Divina Caribdis.

”Despiertas por ella se llevaba sus almas, que daban agudos chillidos detrás de él.”

Como pueden comprobar, el mensaje de esta obra traspasa la acción del propio relato para expandirse y fijarse en las vicisitudes pasadas, presentes y futuras de nuestra vida. Esta “Odisea” es sinónimo de capacidad de sufrimiento, de cinismo para obtener aquello que verdaderamente amamos, y que muchas veces, se convierte en algo lejano, dificultoso y complicado. Para aquellos a los que su lectura se pueda convertir en un acto un tanto pesado, les aconsejo no tener que leerlo de principio a fin. Sencillamente déjense seducir poco a poco con los retos que Ulises ha de superar. Para facilitarles un poco más ese camino, aquí les dejo un resumen del contenido de sus Cantos:

- Canto I: Presentación e inicio de la historia. Ulises se encuentra en la isla de Ogigia con la ninfa Calipso. Tras los largos años trascurridos desde la marcha de Ulises a Troya, los pretendientes que quieren tener a Penélope, mujer de Ulises, como futura esposa se dedican a esquilmar los recursos de su familia para forzar a Penélope a elegir a uno de ellos. Atenea habla con Telémaco, el hijo de Ulises.
- Canto II: Las astucias de Penélope para demorar su elección. Telémaco parte de Ítaca hacia la ciudad de Pilo para conocer qué ha sucedido con su padre.
- Canto III: Telémaco llega a la ciudad de Pilo, marchando posteriormente hacia Laconia.
- Canto IV: Telémaco llega a Laconia. Los pretendientes de Penélope traman una emboscada para acabar con Telémaco en su regreso a Ítaca.
- Canto V: Zeus permite que Calipso libere a Ulises. Ulises parte del islote de Ogigia y llega a la tierra de los feacios.
- Canto VI: Ulises en la ciudad del rey Alcínoo, rey de los feacios.
- Canto VII: Ulises en el palacio del rey Alcínoo.
- Canto VIII: Momentos previos a la partida de Ulises de tierras feacias.
- Canto IX: Ulises cuenta lo que le sucedió cuando salió de Troya. La tierra de los hombres lotófagos. Los cícones. Los cíclopes. La isla de Laquea. Ulises y sus hombres encuentran al cíclope Polifemo. Maldición de Polifemo a Ulises.
- Canto X: Llegada a la isla de Eolia. El odre de Eolo desatado. Retorno a Eolia. Castillo de Lamo. Llegada a la isla de Eea donde vive la bruja Circe.
- Canto XI: Hacia el Hades. Encuentro con Tiresias.
- Canto XII: Retorno a la isla de Eea. Consejos de Circe a Ulises. Las sirenas. La Escila y la divina Caribdis. Trinacia, la isla del Dios Sol. Escila y Caribdis. Llegada a la isla de Ogigia.
- Canto XIII: Ulises y el rey Alcínoo. Ulises parte de la isla fantasma de Esqueria y llega a Ítaca. Atenea transforma a Ulises.
- Canto XIV: Ulises y Eumeo, el porquero.
- Canto XV: Atenea avisa a Telémaco. Telémaco regresa a Ítaca.
- Canto XVI: Telémaco se encuentra con Eumeo, el porquero. Ulises y Telémaco. La venganza de Ulises contra los pretendientes de Penélope.
- Canto XVII: Telémaco retorna a su casa. Ulises llega a su palacio.
- Canto XVIII: Ulises y Arneo, el mendigo.
- Canto XIX: Ulises prueba lealtades.
- Canto XX: El último banquete de los pretendientes de Penélope.
- Canto XXI: La prueba del arco de Ulises.
- Canto XXII: La venganza de Ulises contra los pretendientes.
- Canto XXIII: Encuentro de Penélope con Ulises.
- Canto XXIV: El destino de las almas de los pretendientes. Ulises y Laertes, su padre.

El lector que se disponga a leer este libro debe también tener en cuenta una serie de factores y datos que le ayudarán un poco más a enlazar con la trama de esta obra. En la “Odisea” no siempre se respeta el orden cronológico de la acción desde el inicio. Además, del Canto I al IV se los denomina como “Telemaquia” debido a que el protagonista principal de la historia es el hijo de Ulises, Telémaco. También, los primeros Cantos pueden resultar un poco duros dependiendo del número de obras clásicas que el propio lector haya leído, por lo que a aquellos profanos en la materia les aconsejo tener un poco de paciencia. “Odisea” no tiene nada que ver con los libros modernos que son mucho más lineales. Obras clásicas como “Odisea” exigen al lector un mayor compromiso, mucha más atención y una gran concentración en lo que se está leyendo. Con todo, resulta de gran ayuda el glosario de nombres incluido en las últimas páginas del libro, y que serán de consulta segura.

”La ruina amenaza a esos hombres; ni uno solo se habrá de escapar de la parca y la muerte.”

Si en algún momento deciden conocer la larga aventura de Ulises en su anhelado reencuentro con su esposa Penélope y su hijo Telémaco, no duden en pasear tranquilamente por las páginas de este libro. Volverán a releerlo con absoluta seguridad. “Odisea”, el triunfo de la perseverancia. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Hace mal quien da prisa a marchar al que no lo desea y también quien detiene al que anhela el regreso.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 295
.

miércoles, agosto 27, 2008

LEONARD COHEN “EL JUEGO FAVORITO”


Publicado por: EDICIONES B, S.A.
ISBN: 84-406-8177-1 Edición: 1998

“Para los niños, las cicatrices son medallas. Los amantes las utilizan como secretos que revelar. Una cicatriz es lo que ocurre cuando la palabra se hace carne.”

Prácticamente todo el mundo conoce a Leonard Cohen por su obra musical, pero tal vez su inmersión dentro del mundo de la literatura sea una de sus facetas más desconocidas pese a la gran calidad artística que atesora. Leonard Cohen tiene publicadas varias obras al que el éxito le ha sonreído gracias a un arriesgado estilo literario cuyo mensaje sorprende por su franqueza e intencionalidad. Deseo que cuando terminen de leer este artículo y vuelvan a oír el nombre de Leonard Cohen, no solamente les venga a la mente su imagen musical, sino también sus pensamientos a través de la narrativa y la poesía.

”Sabía que el pelo no siente; se lo besó.”

Publicada en el año 1963, “El Juego Favorito” es una novela cuyo protagonista, Lawrence Breavman, nos cuenta cómo se desarrolló tanto su infancia como su adolescencia en la ciudad canadiense de Montreal. Con un contenido claramente rebelde e inconformista, según el lector va adentrándose en el interior de este interesante mundo empezará a sospechar de que Lawrence Breavman no es solamente un personaje ficticio nacido en la mente de Cohen, sino que este personaje de ficción está más relacionado con la vida del escritor de lo que parece a simple vista. Según las páginas van siendo devoradas por la curiosidad y el interés despertado, la visión de este artista escribiendo su propia biografía va in crescendo, y más, cuando entramos en la fase adolescente correspondiente al despertar sexual del protagonista. Tanto detalle en la descripción de los sentimientos íntimos no harán más que confirmar las sospechas surgidas.

”No estaba hecha para amantes, porque su idea del amor era esencialmente la de lealtad, una lealtad basada en la pasión.”

Si hacemos una parada en la lectura del libro y pasamos a informarnos sobre su vida, será aquí cuando empezarán a encajar las piezas de este puzzle autobiográfico. Está claro que algo de fantasía es añadida a la vida de Lawrence Breavman, pero a grandes rasgos (y a veces no tan grandes), las experiencias del protagonista acaban llevando el sello Cohen irremediablemente. Tras comprobar algunos datos más sobre su vida, el retorno a la lectura de “El Juego Favorito” se hará de lo más placentera y atrayente.

”Había descubierto la debilidad de los adultos sin ninguna de la crueldades de los niños.”

En este libro hay que destacar la importancia del factor femenino en la evolución de la personalidad del protagonista. El descubrimiento del complejo mundo psicológico de la mujer adulta rompe todos los esquemas de esa vida sentida como esencia de inconformidad y reto. A lo largo de su adolescencia e inicios de la madurez, varias serán las mujeres con las que compartirá momentos, pensamientos y desvelos, pero también, cada una de ellas se llevará consigo una parte de los ideales de Lawrence, una parte de sus sueños, una parte de sus proyectos e ilusiones. El compromiso al que se llega, de forma más o menos consensuada, en las relaciones íntimas con las mujeres le dirigirá hacia situaciones en las que el destino pocas veces coincidirá con lo esperado. Las lecciones aprendidas a través de los errores y los fracasos sentimentales le harán ver claramente cómo nada de lo presente es comparable a lo anhelado tiempo atrás. La vida se muestra con absoluta crudeza ante sus ojos y pese a que los sueños pueden mover montañas, al final la vida siempre acaba imponiéndose gracias al peso de su poderoso pragmatismo.

”Era una araña en un campo de ceniza.”

“El Juego Favorito” es algo más que una autobiografía camuflada dentro de una novela. “El Juego Favorito” nos habla con absoluta sinceridad sobre la vida, sobre ese juego llamado vida, sobre esas ilusiones que, tal vez, algunas veces se convierten en realidad en el duro ambiente que vivimos y sentimos. “El Juego Favorito”, una sorpresa envuelta con el claroscuro papel de las circunstancias. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Muerte bajo el terciopelo.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman

Artículo Nº: 294
.

viernes, agosto 22, 2008

ALBERTO TRINIDAD “MINORÍAS DE UNO”

Quiero dar las gracias a ALBERTO TRINIDAD por su cortesía con LUX ATENEA LIBROS. Su apreciada dedicatoria habla por sí misma.


Publicado por: EDICIONES OBLICUAS, S.L.
ISBN: 84-935404-0-4 Edición: 2006

”Bébete el fuego que mira lo que otros no se atreven a ver.”

Iniciando este artículo tan especial para mí, quisiera agradecer muy afectuosamente a Alberto Trinidad, escritor/alquimista de esta genial obra, tanto por su sugerente dedicatoria hacia Lux Atenea Webzine como por toda la cortesía mostrada y atesorada en su persona. Cuando recibimos su reciente libro, “Minorías de Uno”, les puedo asegurar que a pesar del excelente y atractivo diseño de su portada, esta bella y sutil presentación no era más que una idílica puerta hacia unos momentos que viviría de manera muy intensa, hablando en todos los sentidos que el lector pueda imaginarse. Cuando un libro llega a tocar la fibra sensible de uno de forma tan magistral en medio de la situación más dolorosa y delicada de su vida, y esta lectura se convierte en una maravillosa vía de luminosidad y escape de la terrible realidad, automáticamente esta obra deja de ser eso mismo, una obra literaria, para pasar a formar parte de tu experiencia, de tu personalidad, de tus sueños, de tus recomendaciones, y sobre todo, de tu intimidad.



A día de hoy, este ha sido el primer y único artículo que he escrito por segunda vez partiendo desde cero. Normalmente escribo los artículos de un tirón y los dejo cerrados, pero, aunque ya tenía escrito y terminado el comentario de esta novela desde hacía algunos meses, tras la radical y reciente evolución de la perspectiva personal que uno tiene de la vida, me encontré con un artículo cuyo mensaje al lector consideraba que estaba incompleto, con lagunas, y en muchos sentidos, sin tener la chispa especial que da sentido a esta obra literaria. Inmediatamente borré ese comentario, rompí las hojas del cuaderno que contenían mis anotaciones y observaciones, y pasé a escribir esta opinión que aquí les presento en negro sobre blanco, o sea, a la vieja usanza (ese fue el método de escritura utilizado en mis artículos publicados tanto en la Revista Cultural Atis&NYD, como en la Webzine Cultural Shadow´s Garden).

”- ¿Eres extranjera, no?
- Sí, lo soy; extranjera de ti, de la gente...”


Cuando nos adentramos en el mundo de “Minorías de Uno”, el lector toma contacto directo con sus cuatro protagonistas principales en sus primeras páginas. Con una entrada tan perfectamente delimitada desde el inicio de la obra, Alberto Trinidad prepara mentalmente al lector con lo que va a ser la estructura espacial y física en la que se van a mover estos personajes en cada uno de los doce capítulos que forman esta gran historia de sueños y realidades. Sueños, realidades, dos palabras cuyos significados no son tan fáciles de describir por cado uno de nosotros, y precisamente entre esas dos fronteras variables en función de la personalidad de cada lector, se mueve como pez en el agua Alberto Trinidad. ¿Qué es real y qué es onírico en “Minorías de Uno”? una pregunta que se repetirá constantemente el lector de esta obra, pero a la que cambiaría por otras dos mucho más “reales”, ¿Qué es la realidad para usted? ¿Sigue visitando el mundo de los sueños con la misma inocencia de antaño? Porque “Minorías de Uno” es eso mismo, pureza e inocencia inconsciente convertidas en palabras cuyo significado debilitan la férrea disciplina impuesta por lo material, por la oscura e insensible realidad material. Por este motivo, cada uno de sus personajes está marcado por uno de los cinco estados de la materia, salvo la terrenal, indiscutiblemente. El reino de Morfeo se encuentra en las antípodas de lo terrestre. La ligereza del mundo de los sueños es absolutamente incompatible con el pesado reino terrenal. Cinco estados del universo reducidos a cuatro en el alquímico reino nacido de la mente de Alberto Trinidad y que son asociados en parejas: Alizia-Fuego, Dámaris-Agua, Leolo-Aire y Senderei-Eter. Pasemos a visitar el encantador universo de cada uno de ellos…

”¿Cuántos ojos seré capaz de tener toda mi vida?”

Alizia es el personaje más vital, más vivo, más luminoso y más pasional de toda la obra. Alizia es Fuego, es el Rojo, es el Calor que desprende lo vivo porque tiene necesidad de sentirse viva, y porque aferrándose con fuerza a lo vivo, puede expandirse y ser más ella misma. Alizia huye de la rutina, odia la rutina, y con un intenso y vibrante universo interior por palpitante corazón, establece contacto con todo lo externo de forma mucho más sensible, sin atadura alguna, quedando fascinada con las relaciones que observa en su entorno, como por ejemplo, con el paralelismo que ella establece entre su pelo rojizo y el fuego, y entre su movimiento y el de las llamas. Pero esa particular y pasional visión de las cosas convertirá rápidamente en intrascendente el mundo exterior, y también, a las personas que en él habitan. Con una capacidad de abstracción absoluta y una tremenda sensibilidad al mensaje de los gestos observados en los demás, gracias a su análisis, Alizia tomará referencia sobre cómo es la persona con la que está tratando. Por este motivo, a Alizia no le acaba importando lo que la persona está diciendo, sino qué está diciendo realmente a través de lo que está haciendo y gesticulando. Con el tiempo, Alizia descubrirá que el conocimiento lo trasforma todo, pero cuando sus ojos logran revelar lo oculto, le acaba costando mucho asimilar su esencia verdadera, por lo que tiende a apartarse en su propio refugio cuando es víctima de la desconfianza. Fascinada con el tacto de las cosas, descubre que el tacto también puede trasmitir dolor.

”Rodeada de nadie.”

Dámaris es sinónimo de Agua y de su color favorito, el Azul, porque toma el medio acuático en su conjunto como un ente vivo. Dámaris siente auténtica pasión por el agua y por la sensación de ingravidez que uno llega a tener cuando está dentro, por lo que agua y libertad son palabras que terminan estando fuertemente asociadas. Cuando Dámaris toma contacto con el mundo de la pintura, descubre que ese es el puente hacia su alma que andaba buscando, y decide realizarse como persona a través de este medio artístico usándolo como vía de conocimiento para saber quién es ella realmente. También acaba descubriendo el misterio de la Luna y, desde entonces, nunca dejará de asistir a su cita nocturna con ella. En su relación con los demás, Dámaris no se muestra como es, sino como esperan que ella sea, por lo que no duda en hacer uso de la máscara para desviar la atención de los demás. Con una gran psicología del resto de las personas, juega con ellas gracias al excelente análisis que realiza, pero se ofende con facilidad y se muestra muy inquieta ante la opaca intencionalidad. Buscando siempre el sentido de todo, le molesta mucho la limitación implícita en el nombre de las cosas, por lo que establece juegos de aprendizaje como método para extender sus fronteras mentales, y así, poder eliminar el filtro racional en la definición. Su Ego es muy poderoso, pero no lo identifica en absoluto con su auténtico Yo, por lo que forzosamente acaba necesitando proteger su intimidad de miradas ajenas para poder dar forma a su personalidad con cierta seguridad e independencia. Buscando la armonía para elevar su plano existencial, a Dámaris le gusta concentrarse en su Yo gracias a una gran sensibilidad ante lo sacro, y una muestra de ello es la pasión que siente por la luz de las velas. Disfrutando en extremo los momentos placenteros, Dámaris termina atada al tiempo porque el tiempo es silencioso.

”Multiplicar por cero no siempre da cero como resultado.”

Leolo es el Aire, y observa el universo como un pájaro enjaulado mirando al cielo, su verdadero hogar. Enganchado al espacio, a las distancias, a las estrellas, a los planetas, se identifica con la inmensidad del espacio cósmico. Por ese motivo las nubes, al ocultarle lo que más ama, se convierten en sus enemigas. Leolo necesita expansión a todos los niveles, pero con el tiempo convertido en un pesado lastre existencial, deja de buscar el eje de su existencia en lo externo para pasar a lo interior como fuente primordial de su vida. Con una luz y un sueño convertidos en su esperanza de un futuro mejor, tras tomar contacto con el mundo de la literatura, otra de sus grandes pasiones, acaba concibiendo su relación con la escritura como el camino íntimo más importante de realización personal. Con una mezcla de racionalismo e intuición, y con una inexistente dualidad interior con la que prejuzgar, a veces cambia lo material por lo mágico con unos excelentes resultados, pero al ser emocionalmente adicto al amor, y al establecer lo afectuoso como algo puramente íntimo y privado, en soledad termina anhelando la complicidad que se establece al estar en buena compañía. Pero para que Leolo se pueda abrir a otra persona, necesita un fetiche como conmutador emocional ya que se frustra y se ilusiona igualmente con la misma facilidad. Como gran amante de la armonía, vista como el eje fundamental que da vida a todo lo que le rodea, rechaza visceralmente la dejadez, la conformidad y todo lo superfluo. Atravesando con su mirada los frívolos modos y las máscaras que llevan siempre las personas para tapar lo que realmente son, en cambio es feliz exprimiendo la esencia de lo fugaz, pero le entristece no poder volver a repetir ese momento o ese instante con esa misma pureza. Concentrándose en seguir avanzando gracias a los medidos pasos existenciales que va dando, termina identificando el color negro como el símbolo ideal para definir aquello que debe ser ocultado. Y es que Leolo adora lo único, pero también sabe muy bien cómo ocultar aquello que más ama.

”Son dos… muñecas aladas… y poseen alas de sueño.”

Senderei es Éter, y por consiguiente, está marcado por lo celestial. En su búsqueda de la pureza original, de aquello que dio origen a todo lo que conocemos, irá poco a poco intuyendo y descubriendo el alcance de su propio poder, pero al ser un poder que no puede utilizar en el preciso momento que es descubierto, esa incapacidad le llevará a una completa inseguridad en sí mismo porque, en el fondo de todo, Senderei tiene miedo a descubrir en su interior quién es realmente. Según pasa el tiempo, en esa búsqueda al encuentro de la inocencia perdida descubre que el movimiento es vida, y ese mundo que empieza a descubrir se niega a aceptarlo como parte de su verdadero mundo ya que esa realidad terrenal le aburre soberanamente. Con la soledad por compañera, Senderei tiene una esperanza ciega en que algo cambie radicalmente ese inhóspito mundo. Con una gran capacidad de abstracción como don personal, Senderei no solamente puede controlar sus viajes al reino de Morfeo, sino que, además, tiene plena consciencia cuando está presente en sus sueños. Pero en esos dos mundos aparentemente tan alejados, la presencia de Senderei tiene su verdadera razón de ser.

”Se sació de futuro y espantó con una sonrisa su posible apatía anterior.”

Un eclipse de Luna convertido en clave, otros interesantes protagonistas en esta historia como Calixta, Kasandra, Yendwy, Irene, Dama Ylarthea,…, sensibilidad y capacidad de sufrimiento, frialdad e incomprensión del mundo real con las ilusiones, soledad y aislamiento, y todo esto descrito magistralmente por Alberto Trinidad con un estilo propio inimitable y tan imperecedero como los sentimientos. Con una obra muy cercana al Romanticismo por su final, por el idealismo de su mensaje llevado hasta los límites, Alberto Trinidad ha entrado por la puesta grande en el mundo de la literatura española. Ahora, solamente falta que el público conozca y lea este libro para comprobar como todo esto que he dicho sobre el autor y su obra es así de cierto.

”Todas esas personas a su alrededor presumiendo sus actos y comentándole aspectos sin interés acerca de cualquier trance absurdo...”

“Minorías de Uno”, con diferencia, uno de los mejores libros que he leído en los últimos años, por lo que no tanto mi recomendación como mi consideración como una joya de biblioteca imprescindible se quedan cortos en este caso. Si todavía no has comprado un ejemplar (http://www.edicionesoblicuas.com/), no eres plenamente consciente de lo que estás dejando escapar en cuanto a calidad literaria actual se refiere. “Minorías de Uno”, una obra tan reciente como el amanecer, pero tan profundo y lleno de sentimiento como el próximo atardecer. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Porque yo no entiendo de lugares pero sí de comienzos.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 293
.

miércoles, agosto 20, 2008

JIM THOMPSON “1280 ALMAS”

Lux Atenea Webzine (FACEBOOK).
Lux Atenea Webzine (TWITTER).

Publicado por: DIARIO EL PAÍS, S.L.
ISBN: 84-96246-84-1 Edición: 2004

“¿Qué otra cosa puede soportarse bajo lo insoportable?”

Corrupción perfecta elevada a la enésima potencia. Una frase que define claramente la trama de este libro escrito por uno de los mejores escritores de novela negra, Jim Thompson, y publicado por primera vez en el año 1964. Curiosamente, pese a haber concebido una impresionante serie de grandes obras a lo largo de su carrera, no será hasta su muerte cuando el éxito sonreirá a toda su labor artística y literaria. En brazos del alcohol, Jim Thompson pasó sus últimos años de vida en el anhelo de una fama que nunca se presentaría.

”Estoy acostumbrado a que se rían de mí.”

“1280 Almas” es una historia contada en primera persona por su protagonista principal, Nick Corey, sheriff de la ciudad de Pottsville, un pueblo perdido de la América profunda. Nick Corey es un personaje complejo e impredecible que se encuentra agobiado por los problemas. Debido a sus enredos personales, no come ni duerme tranquilo pensando en cómo salir de ellos, en cambio, su estrategia como sheriff frente a los problemas que se le presentan es optar por mirar a otro lado en la mayoría de las ocasiones. En su relación con la gente se muestra muy educado y amable, y solamente mueve un dedo por su comunidad si ello le beneficia, pero eso sí, siempre sin perder un ápice de su inmaculada imagen pública como hombre responsable comprometido con el cumplimiento de la ley y el orden, y aparentando estar constantemente preocupado en resolver los problemas de los demás por encima de todo. Pero Nick es un agente de la ley con actos fuera de la ley. Como sheriff, no duda en sacarse un dinero extra a costa de sus ciudadanos para complementar un poco su sueldo. Aparentando debilidad en su modo de actuar, Nick es una persona que logra salir airoso de las situaciones más complicadas y comprometidas gracias a sus grandes recursos. Con la inmoralidad por bandera y sin cargo de conciencia alguno, Nick Corey es un manipulador nato que siente cierta atracción por el peligro y las situaciones límite, pero sin perder nunca de vista una puerta de emergencia que lo saque inmediatamente de posibles situaciones inesperadas. Siendo un hombre con un gran éxito con las mujeres, resulta chocante ese contraste existente entre su debilidad emocional, sobre todo al contemplar las lágrimas de una mujer, y su modo de actuar en la vida sin ningún tipo de escrúpulos. Desde luego con Nick Corey, Jim Thompson no creó un personaje predecible que dejara al lector indiferente.

”Yo siempre pienso bien de las personas mientras puedo.”

Pero esta novela no es solamente la vida del sheriff Nick Corey, sino que los lectores asisten a todo un desfile de personajes a cual más raro y complejo. Tanto su esposa Myra como su “inocente hermano” Lennie, o su amante Rose Hauck, o su verdadero amor llamada Amy Mason, o su “amigo” Ken Lacey (compañero de profesión en otro condado), o el honrado Sam Gaddis (otro candidato al puesto de sheriff de la ciudad de Pottsville), nos ofrecen tal variedad de personalidades y actitudes que enriquecen aun más la trama de esta interesante y sorprendente historia.

”Lo que se tiene derecho a esperar y lo que se espera no es exactamente lo mismo.”

Tras su lectura y análisis, quisiera destacar algunas situaciones inolvidables como la caída del presidente del banco al pozo ciego de las letrinas comunitarias; las conversaciones mantenidas sobre el alma de los negros, o sobre la presencia de las prostitutas en la ciudad, que no tienen desperdicio alguno; o el agradecimiento que ofrece Nick a Tom tras haberle ayudado a quitarse un serio problema del medio; o cómo las habladurías de la gente del pueblo acaban llevando a “conocerse al detalle” todo el oscuro pasado del candidato Sam Gaddis; o cómo llegó Nick Corey a “caer enamorado” de Myra y a decidir casarse inmediatamente con ella sin ningún tipo de espera ni demora. Momentos que provocan desde una inaguantable sonrisa, hasta caras de absoluta sorpresa ante lo que estamos leyendo.

”Que yo ponga la tentación delante de la gente no quiere decir que se tenga que pecar.”

Esta novela negra de culto son de las que te marcan, de las que te obligan a una relectura tras otra sin perder en ningún momento ni su atractivo, ni su magia. Tal vez, detrás de ese humor ácido y corrosivo mostrado por este gran escritor no se encuentre otra cosa que una clara denuncia de los crueles defectos arrastrados por las sociedades ancladas en el pasado y en la tradición. A veces, tras la cortina de la moral y la ética ciudadana que definen a una sociedad, no hay otra cosa que injusticias, abusos, prejuicios y atroces instintos nacidos en el lado más oscuro del ser humano. “1280 Almas”, justamente el número de habitantes de un municipio llamado Pottsville. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Puede que no parezca muy sensato que un tipo se ponga a hacer cosas por un motivo que desconoce. Pero sé que he estado comportándome así toda mi vida.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (HERE).

Lux_Atman

Artículo Nº: 292
.

martes, agosto 19, 2008

FERNANDO PESSOA “DIARIOS”


Publicado por: GADIR EDITORIAL, S.L.
ISBN: 84-96974-06-7 Edición: 2008

”Vivir no es necesario, lo necesario es crear.”

La pasión que tenemos en esta webzine por Fernando Pessoa, uno de los escritores fundamentales en la definición de este proyecto cultural, no es ninguna novedad para el lector de LUX ATENEA LIBROS Recientemente, fui informado sobre la inminente publicación de sus diarios a cargo de la editorial Gadir. En cuanto estuvo disponible en las librerías me faltó tiempo para comprarlo, y lo que es más importante, para leerlo y analizarlo. Indiscutiblemente, es un placer y todo un honor escribir sobre un libro que nos habla de Pessoa a través de los pensamientos del propio Pessoa en su vida cotidiana. Les invito a adentrarse en sus “Diarios”…

”Siempre lo dejo todo para el último momento.”

Sus “Diarios” abarcan desde 1906 hasta el año 1915, pero completando la impresionante información contenida en este libro, también se incluyen comentarios realizados en años posteriores (1916, 1917-1918, 1919,…) y cuya estructura ya nada tiene que ver con lo que propiamente es un diario. Más bien son pensamientos elaborados sobre sus perspectivas, actitudes, opiniones sobre la vida,… descritas de manera más o menos detallada. Desde luego, si algo nos deja claro Pessoa en sus diarios es que tan solo escribe cómo y cuándo quiere porque necesita ese estímulo tan especial que le permite escribir de esta forma tan misteriosa, y tan mística a su vez.

”No reflexiono, sueño; no estoy inspirado, alucino.”

Cuando empieza a escribir su diario en el año 1906, observamos a una persona interesada en describir al detalle cómo era su vida, qué había hecho y cuáles eran las cosas que le motivaban y le hacían vivir ese día de esa forma, haciendo también hincapié en la impresión que le daban aquellas personas con las que había tratado. Principalmente, durante esos días vemos a Pessoa interesado en dejar constancia de las obras y los autores que lee (“Lógica” de Aristóteles, “Historia de la Filosofía Europea” de Weber, “Historia de la Filosofía” de Hegel, “Viaje a la Luna” de Julio Verne, “La víspera de Santa Agnes” de Keats, “El atolondrado” de Moliere,…). Pero Pessoa no era una persona interesada en mostrarse con todo lujo de detalles a lo largo de toda una vida.

”Soy la sombra de mí mismo, en busca de aquello que es sombra.”

Pese a que Pessoa empieza definiendo y estructurando prácticamente cada uno de sus días a partir del 15 de marzo de 1906, según van trascurriendo los meses va aumentando proporcionalmente su desinterés en esa descripción pormenorizada, dando por cerrado el año con la nota correspondiente al 2 de julio. En ese periodo, el lector observará cómo poco a poco sus anotaciones van no solamente menguando en su longitud, sino también se van produciendo saltos entre los días comentados. Esta actitud no solamente afectará a este año, sino a la dinámica adoptada en los siguientes años, pasando de una serie de notas diarias a otras realizadas mensualmente, y no correlativas.

”¡Shelley, cómo te comprendo!.”

Es curioso cómo comienza su diario en el año 1907: “Estoy cansado de entregarme a mí mismo, de lamentar mis desgracias, de tener lástima y llorar por mí”. Con una frase tan lapidaria, ya nos empieza a dar a entender el motivo por el cual sigue escribiendo su diario. El año 1907 es un año en el que se autoanaliza, sumergiéndose en el interior de sí mismo en busca de esa estabilidad emocional que tanto ansía. La inquietud espiritual dominará su vivir diario, pero el poso que siempre queda es la infelicidad. El año 1908 no traerá buenas nuevas, más bien al contrario. En ese año Pessoa se cierra aun más en sí mismo debido a la desilusión obtenida tras su participación en algunos proyectos. Una radical visión de su entorno nace y se refuerza en Pessoa a través de una convicción absoluta en existencia universal única.

”El carácter de mi ser es de tal forma que odia el principio y el final de la cosas, porque son puntos exactos.”

Entre 1907 y 1912, Pessoa empieza a creer firmemente que el origen de la incomprensión que las personas tienen hacia él, viene motivado por la incapacidad mental de estas personas atadas al presente, cuando él está pensando y actuando conceptualmente respecto a unos valores morales y éticos que solamente serán entendidos en las generaciones futuras. Durante esta etapa de su existencia llega incluso a abandonar su interés por la lectura, una actitud que antaño le resultaba imprescindible y que a lo largo del tiempo queda reducido a polvo y cenizas. En cambio, en el año 1913 su diario sufre un cambio radical en su definición, pasando a describir detalladamente no sólo cada día comentado, sino que además lo hace de forma constante y regular. Pero Pessoa se encuentra sin chispa, sin esa energía que le caracterizaba, tal vez condicionado por el debilitamiento de su salud, un factor que bien pudo influir en el contenido de estas anotaciones. Desde el año 1915 hasta 1919, la vida de Pessoa es una explosiva mezcla de misticismo, depresión, excesos con la bebida y el tabaco, dificultades económicas y una profunda soledad existencial. Con unas cartas de esa categoría en la mano, el resultado final en el juego de la vida se ve venir con absoluta claridad. Cerrando este inigualable libro nos encontramos con algunas pinceladas sobre el autor que nos ayudan a conocer un poco más a este genio de la literatura, e indiscutiblemente, este volumen se convierte en una obra esencial a la hora de conocer a Pessoa desde dentro. “Diarios” de Pessoa, la mente de quien trató de vivir en su presente tal y como se iba a vivir en el futuro”. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Mi peor dolor es que no consigo olvidar nunca mi presencia metafísica en la vida.”

Si deseas entrar en el ARCHIVO LUX ATENEA WEBZINE DE RESEÑAS (LITERATURA) (Pulsa Aquí).

Lux_Atman


Artículo Nº: 291
.

More Visited: