miércoles, noviembre 12, 2008

SENG CAN “EL LIBRO DE LA NADA”.

Publicado por: RBA LIBROS, S.A.
ISBN: 8498672244 Edición: 2008

“Cuando se acaben todos los porqués,
no habrá comparaciones”


Pasan los días, las semanas, los meses, los años y cada vez veo a la sociedad occidental moderna más y más perdida, sin rumbo, dando vueltas y más vueltas alrededor del racionalismo y el materialismo en busca de respuestas que den sentido y solución a la gran insatisfacción e infelicidad en la que está inmersa. Es verdad que en esta vida no existen recetas mágicas que resuelvan de la noche a la mañana los graves problemas en los que estamos atrapados, pero creo que la filosofía oriental puede aportar más luz a las vidas de quienes se interesen en aprender e integrar su esencia en lo más profundo de su ser. No exagero al decir que “El libro de la Nada” es uno de los libros que más puertas me ha abierto entre todos los libros orientales que he estudiado y asimilado en los últimos años.

El libro ha sido publicado este mismo año. Su lectura me ha resultado gratificantemente pausada, sutilmente profunda y cristalina, pero lo que más me ha gustado es la capacidad expresiva que tiene Rafael Redondo para explicar lo complejo, con palabras y frases sencillas, llenas de sentido. Con esto no quiero decir que el mensaje contenido en “El libro de la Nada” sea fácil de integrar dentro de uno mismo. Para nada es así. Aunque vivamos en una sociedad en donde los ciudadanos están acostumbrados a calmar sus dolores y malestares de forma rápida e impersonal, las lecciones filosóficas zen contenidas en este libro exigirán sacrificios, constancia absoluta y esfuerzo constante a quien trate de encontrar esa armonía entre mensaje zen e interior de uno mismo.

“El libro de la Nada” es un libro que ha visto pasar siglos, que ha visto nacimientos y caídas de sociedades humanas, que ha visto evolucionar radicalmente la visión que el ser humano tiene del mundo y de su función dentro de él, pero, curiosamente, creo que jamás ha sido más necesaria su sabiduría que en los tiempos actuales en Occidente. Veo difícil que su mensaje se pueda extender considerablemente entre la población a lo largo de las próximas décadas, y que las benéficas consecuencias que este cambio traería consigo pueda llegar a vivirlas en algún momento de la vida, pero como muy bien le gusta decir a Jodorowsky en una de sus filosóficas historias, “vamos a coger una cuchara y empecemos a derribar la montaña que no nos deja ver el Sol”. El camino se hace andando. Un corredor no gana una maratón si no cruza la salida dando un paso y luego otro, pasos que no le dan la victoria, pero sin esos pasos, jamás llegaría a la meta. “El libro de la Nada”, un libro zen que echará raíces en Occidente. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux_Atman

Artículo Nº: 303
.

No hay comentarios:

More Visited: