sábado, noviembre 08, 2008

RAMÓN LUQUE "BERGMAN: EL ARTISTA Y LA MÁSCARA".

Publicado por: OCHO Y MEDIO, LIBROS DE CINE.
ISBN: 84-96582-40-8 Edición: 2007

Qué puedo escribir sino buenas críticas de un libro que ha tratado excelentemente la obra cinematográfica de Ingmar Bergman. Este trabajo, escrito por Ramón Luque, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid, es un ensayo que, más que un ensayo, parece una conversación seria y fluida sobre este inigualable director de cine. A algunos, el mero hecho de recomendar un libro que habla sobre las películas más importantes rodadas por Ingmar Bergman puede llegar a parecerle una broma, o una recomendación un tanto pedante, si su opinión sobre este artista está fundada en habladurías, prejuicios culturales, si no ha visto ninguna de sus películas, o si se ha dejado guiar por “la mano experta” de un amigo, conocido, o "crítico literario de prestigio". En mi caso, después de haber visto prácticamente todas sus películas (y la totalidad de las comentadas en este libro) puedo afirmar que Bergman es un director de cine imprescindible si se quieren ver reflejadas en la gran pantalla esas realidades humanas, esos miedos existenciales, esas derivas sentimentales que siguen dando forma al estilo de vida de los ciudadanos occidentales.

Películas como “Fresas Salvajes”, “Fanny y Alexander”, “Saraband”, “Un verano con Mónica”, “Sonrisas de una noche de verano”, “El manantial de la doncella”, “Gritos y susurros”, “Secretos de un matrimonio”, “Infiel”,… y sobre todo, “El séptimo sello”, una de mis diez películas favoritas, se convierten en puntos de referencia obligados para quienes el séptimo arte es algo más que efectos especiales espectaculares, grandes actores de renombre llenando la pantalla, luz y color impactantes, acción frenética,… Existe otro cine en donde el guión, los diálogos, la reflexión del espectador ante lo que está escuchando y viendo, es lo más importante. Es un estilo a la hora de hacer cine, de hacer arte, en el que poco importa que el actor o actriz sea más o menos conocido, en el que el manejo de un elevado presupuesto no se convierte en algo imprescindible para empezar a rodar, en el que los efectos especiales brillan por su ausencia. Películas en las que se habla sobre la vida humana, y en la vida humana no es necesario tener efectos especiales alrededor para poder vivirla, sentirla, sufrirla.

La muerte jugando al ajedrez con una persona viva (por ahora), un obispo (convertido en cruel padrastro) arde en llamas y una familia queda libre de su tiranía, la mirada de un niño hechizado por la magia del teatro, las radiografías de cada uno de los miembros de una familia aparentemente feliz, Johann Sebastian Bach sonando como una banda sonora de la propia vida,… este es el universo Bergman. “Bergman: el artista y la máscara”, una obra fundamental para quienes quieran compartir esos sentimientos que nos provoca cada una de sus películas. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux_Atman

Artículo Nº: 302
.

No hay comentarios: