martes, agosto 19, 2008

FERNANDO PESSOA “DIARIOS”.

Publicado por: GADIR EDITORIAL, S.L.
ISBN: 84-96974-06-7 Edición: 2008

”Vivir no es necesario, lo necesario es crear.”

La pasión que tenemos en esta webzine por Fernando Pessoa, uno de los escritores fundamentales en la definición de este proyecto cultural, no es ninguna novedad para el lector de LUX ATENEA LIBROS Recientemente, fui informado sobre la inminente publicación de sus diarios a cargo de la editorial Gadir. En cuanto estuvo disponible en las librerías me faltó tiempo para comprarlo, y lo que es más importante, para leerlo y analizarlo. Indiscutiblemente, es un placer y todo un honor escribir sobre un libro que nos habla de Pessoa a través de los pensamientos del propio Pessoa en su vida cotidiana. Les invito a adentrarse en sus “Diarios”…

”Siempre lo dejo todo para el último momento.”

Sus “Diarios” abarcan desde 1906 hasta el año 1915, pero completando la impresionante información contenida en este libro, también se incluyen comentarios realizados en años posteriores (1916, 1917-1918, 1919,…) y cuya estructura ya nada tiene que ver con lo que propiamente es un diario. Más bien son pensamientos elaborados sobre sus perspectivas, actitudes, opiniones sobre la vida,… descritas de manera más o menos detallada. Desde luego, si algo nos deja claro Pessoa en sus diarios es que tan solo escribe cómo y cuándo quiere porque necesita ese estímulo tan especial que le permite escribir de esta forma tan misteriosa, y tan mística a su vez.

”No reflexiono, sueño; no estoy inspirado, alucino.”

Cuando empieza a escribir su diario en el año 1906, observamos a una persona interesada en describir al detalle cómo era su vida, qué había hecho y cuáles eran las cosas que le motivaban y le hacían vivir ese día de esa forma, haciendo también hincapié en la impresión que le daban aquellas personas con las que había tratado. Principalmente, durante esos días vemos a Pessoa interesado en dejar constancia de las obras y los autores que lee (“Lógica” de Aristóteles, “Historia de la Filosofía Europea” de Weber, “Historia de la Filosofía” de Hegel, “Viaje a la Luna” de Julio Verne, “La víspera de Santa Agnes” de Keats, “El atolondrado” de Moliere,…). Pero Pessoa no era una persona interesada en mostrarse con todo lujo de detalles a lo largo de toda una vida.

”Soy la sombra de mí mismo, en busca de aquello que es sombra.”

Pese a que Pessoa empieza definiendo y estructurando prácticamente cada uno de sus días a partir del 15 de marzo de 1906, según van trascurriendo los meses va aumentando proporcionalmente su desinterés en esa descripción pormenorizada, dando por cerrado el año con la nota correspondiente al 2 de julio. En ese periodo, el lector observará cómo poco a poco sus anotaciones van no solamente menguando en su longitud, sino también se van produciendo saltos entre los días comentados. Esta actitud no solamente afectará a este año, sino a la dinámica adoptada en los siguientes años, pasando de una serie de notas diarias a otras realizadas mensualmente, y no correlativas.

”¡Shelley, cómo te comprendo!.”

Es curioso cómo comienza su diario en el año 1907: “Estoy cansado de entregarme a mí mismo, de lamentar mis desgracias, de tener lástima y llorar por mí”. Con una frase tan lapidaria, ya nos empieza a dar a entender el motivo por el cual sigue escribiendo su diario. El año 1907 es un año en el que se autoanaliza, sumergiéndose en el interior de sí mismo en busca de esa estabilidad emocional que tanto ansía. La inquietud espiritual dominará su vivir diario, pero el poso que siempre queda es la infelicidad. El año 1908 no traerá buenas nuevas, más bien al contrario. En ese año Pessoa se cierra aun más en sí mismo debido a la desilusión obtenida tras su participación en algunos proyectos. Una radical visión de su entorno nace y se refuerza en Pessoa a través de una convicción absoluta en existencia universal única.

”El carácter de mi ser es de tal forma que odia el principio y el final de la cosas, porque son puntos exactos.”

Entre 1907 y 1912, Pessoa empieza a creer firmemente que el origen de la incomprensión que las personas tienen hacia él, viene motivado por la incapacidad mental de estas personas atadas al presente, cuando él está pensando y actuando conceptualmente respecto a unos valores morales y éticos que solamente serán entendidos en las generaciones futuras. Durante esta etapa de su existencia llega incluso a abandonar su interés por la lectura, una actitud que antaño le resultaba imprescindible y que a lo largo del tiempo queda reducido a polvo y cenizas. En cambio, en el año 1913 su diario sufre un cambio radical en su definición, pasando a describir detalladamente no sólo cada día comentado, sino que además lo hace de forma constante y regular. Pero Pessoa se encuentra sin chispa, sin esa energía que le caracterizaba, tal vez condicionado por el debilitamiento de su salud, un factor que bien pudo influir en el contenido de estas anotaciones. Desde el año 1915 hasta 1919, la vida de Pessoa es una explosiva mezcla de misticismo, depresión, excesos con la bebida y el tabaco, dificultades económicas y una profunda soledad existencial. Con unas cartas de esa categoría en la mano, el resultado final en el juego de la vida se ve venir con absoluta claridad. Cerrando este inigualable libro nos encontramos con algunas pinceladas sobre el autor que nos ayudan a conocer un poco más a este genio de la literatura, e indiscutiblemente, este volumen se convierte en una obra esencial a la hora de conocer a Pessoa desde dentro. “Diarios” de Pessoa, la mente de quien trató de vivir en su presente tal y como se iba a vivir en el futuro”. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Mi peor dolor es que no consigo olvidar nunca mi presencia metafísica en la vida.”

Lux_Atman


Artículo Nº: 283
.

No hay comentarios:

More Visited: