lunes, abril 14, 2008

“EL CEREBRO DEL REY”, NOLASC ACARÍN TUSELL.

Publicado por: RBA LIBROS, S.A.
ISBN: 84-7871-377-8 Edición: 2005

”La experiencia necesita tiempo”

Los simios aparecieron sobre la Tierra hace sesenta millones de años. Hace seis millones de años, los homínidos se separaron de los simios. Hace cuatro millones de años, los homínidos empezaron a andar erguidos, convirtiéndose en un animal bípedo. Hace ciento cincuenta mil años, el homo sapiens moderno vio la luz. Desde entonces, el ser humano se ha embarcado en la exploración de nuevas fronteras, de nuevos retos que le han llevado a convertirse en el rey de la creación tras un dominio territorial y demográfico absoluto, imponiéndose sobre el resto de especies que forman el reino animal. Otro asunto sería hablar sobre si el ser humano actual está preparado para llevar este dominio con armonía y sostenibilidad en su trato con la Madre Naturaleza.

”Algunos estudios parecen demostrar que a lo largo de la vida se mantienen algunos procesos de regeneración de neuronas”

Si buscáramos qué factor ha sido clave para que el homo sapiens moderno haya llegado a conseguir la hegemonía en este planeta, indiscutiblemente este sería la cultura. En los últimos diez mil años, el ser humano ha sido capaz no solo de agruparse en asentamientos en los que desarrollarse unidos, sino también ha sido capaz de crear una cultura basada en el lenguaje, en la escritura, en la moral, en la religión, en unas leyes sociales,... pero sobre todo, en estos últimos miles de años ha sido la tecnología desarrollada por el propio ser humano la que le ha permitido llegar a su realidad más allá de los sueños.

”Somos animales muy inteligentes pero también somos fáciles víctimas de la vanidad de nuestra inteligencia que nos hace desear la inmortalidad”

La ciencia, la tecnología, y el insaciable afán de superación han convertido al ser humano en una especie completamente entregada a la evolución constante de su inteligencia, y este mismo ser humano siempre se ha marcado un nuevo reto a batir. Hace poco más de quinientos años, comprobó fielmente que el planeta Tierra era redondo, aunque algunas teorías ya hablaban sobre ello. Un reto conseguido que, conceptualmente, llevaría a cambiar gran parte de sus ideas sobre mundo en el que vivía. La Tierra dejaba de ser ese mundo inhóspito y casi infinito, para convertirse en algo medible, cuantificable, y sobre todo, finito.

”La capacidad personal para asumir la muerte, la caducidad de la vida, depende en gran parte de que se consiga una profunda consciencia biológica de la existencia, de lo que es la vida y la naturaleza”

El nuevo reto del ser humano fue el dominio de la Madre Naturaleza en todo el planeta, una conquista que su tecnología le permitiría conseguir de nuevo hace tan solo unas décadas. La Madre Naturaleza, esa madre que proveía de abundantes alimentos y recursos inagotables se convertía también en algo finito y cuantificable. Conquistado el terreno, conquistados los recursos, el siguiente reto fue la conquista del espacio más cercano a nosotros. Había que llegar a esos otros planetas y satélites en donde otras razas vivían y se desarrollaban como nosotros, aunque en ambientes un tanto extraños. De nuevo, la tecnología permitió al ser humano llegar no solo a la Luna, sino al resto de planetas que forman el Sistema Solar para comprobar desesperanzado, la ausencia de vida inteligente desarrollada en estos otros mundos. Hace tan solo unas décadas, el ser humano comprobó fidedignamente que estaba solo en esta desolada galaxia. Una galaxia que ofrece unos escasos recursos a un tipo de vida muy primitiva tan solo. Tras este nuevo reto logrado, y pese a cierto desaliento en nuestra visión de la vida en el universo, la siguiente frontera en la que adentrarse a explorar no ha sido otro que el cerebro humano, hogar de la mente que le ha permitido llegar hasta la cima de la evolución.

”Cada neurona puede recibir contactos de hasta 100.000 neuronas distintas y formar numerosas sinapsis con cada una de ellas”

¿Por qué recomiendo este libro de divulgación científica aparentemente complejo y difícil de entender? “El Cerebro del Rey” es el mejor libro que he leído sobre este apasionante tema porque, ¿a quién no le atrae conocer cómo funciona nuestro cerebro? o, ¿Cómo está formado? o, ¿Qué partes lo forman y qué cometidos tienen dentro de su estructura? o sobre todo, ¿Qué partes del cerebro han evolucionado más, permitiéndonos este avance tan rápido y acelerado de nuestra inteligencia? Preguntas y más preguntas que son respondidas por el autor de una forma sencilla y amena, porque para leer “El Cerebro del Rey” no hay que ser ni un especialista en esta materia, ni tener un doctorado u otro nivel universitario. Tan solo es necesario tener unos conocimientos educativos esenciales y una cultura básica para poderlo leer y entender. En sus páginas, cada uno de los apartados está explicado de forma progresiva, utilizando palabras completamente alejadas del lenguaje médico y científico profesional. Eso no significa que este libro sea un libro de escaso valor científico, ni mucho menos, pero existen formas de explicar las cosas sin tener que estar siempre moviéndose en el nivel más elevado dentro de la materia a tratar. Al igual que una imagen vale más que mil palabras, también se puede hablar de temas complejos y complicados de una forma más cercana al lenguaje del lector profano en esa materia, pero sin caer en lo insustancial y frívolo.

”El cerebro alcanza su tamaño adulto con un peso promedio de 1.4 kg hacia los 18 años”

“El Cerebro del Rey” es un libro que nos habla sobre nuestro cerebro desde sus orígenes en nuestra evolución como especie, hasta a nivel individual sobre cómo va evolucionando a lo largo de nuestra vida desde el nacimiento hasta la vejez, pasando por todas sus fases de crecimiento y posterior contracción. Pero tengan una cosa muy clara, el universo neuronal sigue siendo un misterio. Tan solo empezamos a conocer un poco su estructura, algunos de sus componentes fundamentales, parte de su composición química y los efectos que estas conllevan, y no llegamos mucho más allá. Pero como libro al cual recurrir para tener una idea clara y concreta sobre gran parte los descubrimientos científicos alcanzados a día de hoy, “El Cerebro del Rey” queda destacado sobre muchos otros trabajos publicados. Como recomendación, creo que el libro “Biología del Diablo” tal vez se pueda convertirse en una excelente referencia con la cual complementar esta obra en algunos temas muy concretos, pero también, igual de apasionantes e interesantes que los aquí abordados.

”Si la credulidad nos convierte en fáciles devotos de la magia, la curiosidad permite el desarrollo del conocimiento científico”

Les puedo asegurar que un libro como “El Cerebro del Rey” les hará cambiar algunos conceptos erróneos que nos habían enseñado en nuestra educación, y como no, también conoceremos cómo se ha de actuar en muchos otros asuntos cruciales en nuestra vida para permitirnos seguir disfrutando de esta maravilla de la creación llamada cerebro. Y un cerebro sin mente e inteligencia es como un huevo con clara pero sin yema. “El Cerebro del Rey”, los inicios de la exploración neuronal a disposición de su curiosidad. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

”Si hemos perdurado y desarrollado tanto como especie es porque no sucumbimos fácilmente, nos cuesta rendirnos.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 274
.

No hay comentarios:

More Visited: