lunes, enero 28, 2008

MARCO AURELIO “MEDITACIONES”.

Sigue Lux Atenea Webzine y Lux Atenea News en FACEBOOK.

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Esoterismo, Mística, Religión, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Sociología, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 - 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA WEBZINE (desde 2006 hasta la actualidad).


Publicado por: EDITORIAL GREDOS, S.A.
ISBN: 84-249-2574-2 Edición: 2001

”Si en efecto has visto de verdad dónde radica el fondo de la cuestión, olvídate de la impresión que causarás.”

Qué complicado es encontrar en una persona elevada a la cúspide del poder, la virtud del rechazo a los encantos de la fama. Evitar los besos seductores de la vanidad estando allí arriba, sin limitación ni medida, y con la gracia del éxito en la empresa llevada a cabo, es tarea ardua. Pero, para Marco Aurelio, aguerrido emperador romano, la verdadera guerra y la auténtica lucha que tuvo que pasar en la vida no se libraba en campos de batalla, sino en su cuerpo; y ni siquiera dentro de los límites de su imperio, sino en el interior de su mente. Fruto de ese combate entre el poder y la filosofía, normalmente opuestos en la praxis, fue la creación de este libro, “Meditaciones”, obra magna de la auténtica realidad humana.

”La regla de oro es, pues, actuar de acuerdo con la naturaleza, desdeñando otros reclamos, y sin esperar otras recompensas que la propia estimación.”

Los bibliófilos lectores de Lux Atenea Webzine han de ser conscientes que el emperador Marco Aurelio fue un ser privilegiado al estar situado en la cima del poder y por encima de la propia sociedad de la época. Pero este factor clave para conseguir un rápido engorde del Ego en cualquier ser humano, queda anulado en su naturaleza como individuo al dar una mayor importancia en su vida a la reflexión y a la asimilación sincera de la experiencia originada con ese acto, tomado como vía y razón de su existencia. De esta manera, para Marco Aurelio, la vida del individuo, la cambiante sociedad, la longeva cultura humana, los imperios, los países, los Estados, gobiernos, reyes, artistas, filósofos… remarcados en nuestra Historia, no son más que un sueño en un simple pestañeo dado por el tiempo en el Universo. Los años, los siglos, no son nada más que centésimas de segundo en el reloj que marca el Tiempo Universal, y pese a que estemos completamente convencidos de la inexorable y eterna marca de un acto o suceso humano sobre la Tierra, ese mismo Tiempo Universal se encarga de convertir en olvido aquello que parecía crucial e intemporal.

“¡Cuántos hombres, que fueron muy celebrados, han sido ya entregados al olvido! ¡Y cuántos hombres que los celebraron tiempo ha que partieron!”

Reflexión. Meditación. Ética. Sí, ética, la inseparable ética a la que se aferra como punto sobre el cual poder armonizar las difíciles corrientes y tensiones originadas al iniciar el camino de la meditación como fuente de saber interior. Porque, para Marco Aurelio, la meditación no es otra cosa que el camino que nos conduce al perfeccionamiento. Un sendero que nadie puede ni podrá recorrer por nosotros. Tras la meditación aparecerá la transformación, una transformación interna tanto para lo bueno como para lo malo, como fase necesaria para la construcción de la propia vida.

“Cava en tu interior. Dentro se halla la fuente del bien, y es una fuente capaz de brotar continuamente, sino dejas de excavar.”

Porque nuestro destino no está escrito, sino que es el fruto de las consecuencias de nuestras propias acciones en la vida en la que estamos inmersos. Una libertad del ser que se convierte en el drama que es la vida humana desde su nacimiento. Así, Marco Aurelio otorga el máximo valor a la responsabilidad del individuo a la hora de dar sentido a sus actos y pensamientos, y toma como Ideal, la búsqueda de esa ataraxia estoica. Estoa: actuar conforme a la propia naturaleza, en el absoluto convencimiento de su virtud. Una moral que nos pone directamente al encuentro con esa felicidad tan informe, tan cambiante, tan indefinible, y que tanto anhelamos conseguir.

“Recibir sin orgullo, desprenderse sin apego.”

Marco Aurelio no es un filósofo, ni un idealista. Marco Aurelio es una persona espiritualmente pragmática que otorga un gran valor e importancia a la vacuidad del acto hecho por el hombre, protagonizado por el hombre, recordado por el hombre. Marco Aurelio no pone en tela de juicio ni lo científico ni lo espiritual, pero lo que tiene muy claro es su firmeza a la hora de decirnos que cada ser es único e irrepetible. De ahí la verdadera trascendencia de la vida de un ser humano, pero no a nivel de colectivo, sino a nivel individual y universal. Somos uno dentro de otro gran Uno Universal, formando parte de él como unidad, no como unidad de conjunto dentro de otra unidad mayor. Gran error es considerar a la propia especie humana como única unidad dentro de la grandeza universal.

“Todas las cosas se entrelazan unas con las otras y todas, en este sentido, son amigas entre sí.”

Pero para alcanzar ese estado de consciencia, Marco Aurelio aparta de su interior el significado de la palabra “esperanza” por ser una de las mayores cargas con las que el individuo ha de lastrarse si da muestras de fe en la realidad de su mensaje. La esperanza es una sirena que lleva al hombre a embarrancar en el arrecife de sus ilusiones. Una esperanza que siembra la vida de irrealidad, llevando al ser humano a adentrarse en el interior de sus fantasías más desbocadas y alocadas. Y es que no hay nada peor que una esperanza convertida en realidad, ya que, con ese acto, la propia esperanza queda convertida en un puro dogma, inmóvil pero latente. Ese dogma, bautizado con el agua de lo intemporal, convertirá la vida de sus seguidores en un completo infierno hipnotizados con la visión de un idílico espejismo al que casi creen alcanzar. Y en pro de llegar a ese paraíso tan al alcance de la mano, todo sacrificio, por duro y despiadado que este sea, será considerado como un simple y obligatorio pago para conseguir esas futuras mieles.

“El que no sabe para qué ha nacido, tampoco sabe qué es él ni qué es el mundo.”

Marco Aurelio destila ciertos aires misántropos al confesar esa absoluta desconfianza en la capacidad del ser humano, en su conjunto, para hacer de este mundo un lugar mejor en donde poder desarrollarse y evolucionar, tanto material como espiritualmente. Todo lo que el ser humano ha considerado como parte de su identidad individual y social, no es otra cosa que un circo de la mentira, del engaño, de la falsedad, de la fantasía y de la burla cruel… y de la decadencia espiritual. En la cultura social humana, lo frívolo y lo esperpéntico lleva reinando por los siglos de los siglos con indiscutible autoridad y poder, y nadie que no reverencie y alabe esas actitudes en público podrá ser admitido como parte de ese ente social. Así es nuestra realidad como especie cuyos individuos se unen formando sociedad, una sociedad que trata de dar sentido a cada uno de ellos.

“Respetamos más la opinión de nuestros vecinos que la nuestra propia.”

Sociedad. Individuo. Poder. Alma. Meditación. Acción. Ética. Moral. Vacuidad. Intrascendencia. Marco Aurelio se mueve en el difícil equilibrio entre lo racional y lo instintivo e intuitivo. Esa es su grandeza y su experiencia, y su libro “Meditaciones” sigue estando al orden del día pese a los siglos transcurridos, retando precisamente a ese olvido del que tanto nos habla en sus páginas. Pero es que Marco Aurelio vivió sintiendo el Tiempo Universal como tiempo sentido en su interior, y para ese tiempo, tanto este libro como nuestras vidas, no son más que un instante. Mientras dure este instante... ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“No consideres de gran importancia morir al cabo de muchos años en vez de mañana.”

Félix V. Díaz
RESEÑA Nº: 256

En Lux Atenea Webzine solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:

No hay comentarios:

More Visited: