domingo, enero 06, 2008

“LA INVENCIÓN DE HUGO CABRET”, BRIAN SELZNICK.

Publicado por: EDICIONES SM
ISBN: 84-675-2044-6 Edición: 2007

”A veces, el tiempo cambia las cosas como por arte de magia.”

Desde siempre me ha encantado leer cuentos. Como amante de la buena lectura, encuentro en el cuento ese concentrado de palabras cuya esencia hay que ir descubriendo poco a poco, detalle a detalle, en sucesivas lecturas. He descubierto cómo muchos cuentos van mucho más allá de esa primera aventura a través de sus páginas, atrapados por la curiosidad y la sorpresa, para ir un paso por delante de nuestra evolución personal. De esta manera, en cada nueva lectura siempre descubriremos ese mensaje que nos dejamos y no vimos, y que curiosamente, hemos podido desvelar pasado un tiempo gracias a nuestra evolucionada personalidad. Por este motivo, este artículo sobre “La Invención de Hugo Cabret” es fácil que no fuera el mismo si lo escribiera dentro de unos años, y no en esta primera lectura tras su reciente publicación. Esa es la magia del mundo de los cuentos. Son inmutables, y a su vez, distintos en cada momento.

”… y también visitaba el futuro, que estaba lleno de robots y ciudades tan colosales que no dejaban ver el cielo.”

Mirando las estanterías de una librería, me quedé sorprendido con el brillo del oscuro lomo de un libro. Picado por la curiosidad, lo cogí para ver su título: “La Invención de Hugo Cabret”. Tras abrirlo, me quedé hechizado con su estética, con sus dibujos, con esos márgenes y marcos que tanto me gustan en los libros. Convencido tras abrir unas páginas al azar, la compra fue casi inmediata. El librero me preguntó si quería una bolsa pero no me hacía falta. Según saliera de la librería empezaría a leerlo. De nuevo, el universo literario concentraría mi atención y rompería con ese presente al que tanta sal siempre le hace falta. ¡Cuánta realidad se nos escaparía en nuestra vida si no existiera la literatura!.

”El relojero descansaba cómodamente en el fondo del río; no quería que lo molestaran, así que su fantasma siguió cuidando de los relojes.”

“La Invención de Hugo Cabret” nos cuenta la historia de un muchacho cuyo sueño es la puesta en funcionamiento de un autómata encontrado entre los escombros de un museo, incendiado tiempo atrás. El autómata contiene un mensaje, un secreto que solamente podrá ser revelado cuando sea reparado. Cuando el movimiento le de vida. Y para lograr ese movimiento, Hugo habrá de superar una serie de dificultades que le llevarán a situaciones de lo más inesperado, y en esa búsqueda de la clave, conocerá a unas personas cuyos lazos con su pasado le sorprenderán.

”Creí que el autómata había salido para siempre de mi vida… pero me equivoqué.”

Hugo es un muchacho huérfano que vive en una estación de trenes. Viviendo gracias al ingenio que ofrece la supervivencia, su pasión por las máquinas en movimiento no es nada casual. Alejado de la vida urbana, del contacto directo con los seres humanos, encuentra en esas mismas máquinas esa confianza que nunca le ofrecen sus propios congéneres. Hugo vive con la semilla de la misantropía creciendo en su interior porque el miedo al propio ser humano es mucho más fuerte que el peso de sus bondades.

”Y así, crecí obsesionado con la idea de fabricar sueños…”

Un cuaderno propiedad de Hugo se convierte en una de las piezas clave en la evolución de esta interesante historia. Porque ese cuaderno no es un simple cuaderno. Es el único camino que conoce para poder llegar a descubrir algunas lagunas de su pasado que tanto lo atenazan y torturan psicológicamente. El pasado es una losa que lo inmoviliza, es una cadena que lo obliga a moverse en un limitado espacio bajo la ilusión de la seguridad. Y es que Hugo tiene en su interior aquello que tanto oprime la vida del ser humano: el miedo.

”Si dejas de tener un propósito en la vida es como… como si te rompieras.”

El resto de la historia queda en manos del lector de este artículo. No voy a desvelar una interesante historia que, además, tiene la maravillosa capacidad de pasar de las palabras a la imagen con una facilidad tan solo comparable a la belleza de los dibujos realizados por el propio escritor. En “La Invención de Hugo Cabret” encontrarán un libro en donde la acción se compone de secuencias de páginas y dibujos que introducen muy fácilmente al lector dentro de la escena en la que se desarrolla. Desde luego, quedarán maravillados al contemplar esos dibujos cargados de detalles y de sentimientos, expresados con un realismo admirable. En resumidas cuentas, “La Invención de Hugo Cabret” se convertirá en un libro muy especial dentro de su biblioteca personal, y en un candidato ideal para ser elegido como regalo a un ser querido. ¡¡¡Disfrútenlo!!!.

”Me gusta imaginar que el mundo es un enorme mecanismo. A las máquinas nunca les sobra nada, ¿sabes? Siempre tienen las piezas justas para funcionar.”

Lux_Atman

Artículo Nº: 245
.

No hay comentarios: